Cómo recuperar el iva de las facturas impagadas

¿Puedes? Si son facturas impagadas y reclamadas (al menos, según la ley, en una ocasión por vía judicial o notarial), si están registradas en tus libros fiscales y contables, si han trancurrido ya seis meses desde su emisión (12 meses si facturas más de 6.010.121,04 euros) y sin sobrepasar los nueve meses (15 meses si facturas más de 6.010.21,04), sí.

Paso 1
La clave está en el plazo de reclamación: únicamente se puede realizar este trámite durante los tres meses siguientes a los seis meses posteriores al devengo de la factura (12 meses si tu facturación fuera superior a los 6.010.121,04 euros). Si estás en plazo, tienes que emitir una factura rectificativa de la factura impagada. Los expertos nos han advertido que esa factura rectificativa lleva base cero euros y el importe total corresponderá al del IVA que recuperamos (en negativo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y si entra en concurso
Esto si tu cliente no ha entrado en concurso de acreedores. De ser así, cambia el plazo. Tienes un mes para realizar la factura rectificativa desde que se publica en el BOE que entra en concurso.

Paso 2
La factura rectificativa se la tienes que enviar a tu cliente moroso (mejor que mejor si lo haces por correo certificado, según los asesores que hemos consultado) y a Hacienda. Tienes de plazo sólo un mes desde su emisión.

Con copia de la factura original
Junto a esta factura rectificativa, tienes que adjuntar también para Hacienda copia de la factura original y los documentos que acrediten que has intentado cobrarla por vía judicial o notarial.

Paso 3
Después de seguir este proceso, no tienes que olvidar consignar en tu liquidación trimestral del IVA la reducción de la base imponible correspondiente al IVA incobrado. Es la forma que tienes de recuperar ese IVA impagado. No es que te pagan, sino que te lo compensan.

¿Cuánto tarda?
Si la factura tiene un importe inferior a 250.000 euros, suele ser un proceso, nos cuentan, razonablemente rápido y basta con acudir a un requerimiento notarial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión