Tubos Orondo: el parón de la construcción

El desplome de la actividad en la construcción ha cogido con el pie cambiado a muchas empresas que se habían dimensionado e invertido para crecer al ritmo que exigían sus clientes.

Cuando el sector se paró, se encontraron con infraestructuras y plantillas desmesuradas para el nuevo contexto. Esta fue la situación de Tubos Borondo, una compañía especializada en prefabricados de hormigón armado, con más 60 años de historia y que jamás había tenido problemas. En 2007, facturó cerca de 42 millones de euros y tenía 220 empleados.

Sin embargo, el pasado ejercicio cerró con unas ventas próximas a los cinco millones. Era insostenible. Entró en concurso de acreedores en enero de 2011 y logró salir dos años después. “Era muy difícil que la empresa asumiera la reducción de facturación porque había muchos trabajadores con contrato indefinido, de los que no puedes prescindir de un día para otro. Y también es difícil adaptar los medios materiales.

En 2007 y 2008, todavía estábamos invirtiendo. Había que pagar esas inversiones y a los trabajadores. Fue imposible absorber el parón de actividad”, explica María Dolores García, directora general de Grupo Borondo. Además, se sumaron algunos impagos. Borondo ha tenido que hacer muchos ajustes durante el proceso concursal. En diciembre de 2010 planteó un ERE de extinción de contrato que afectó a 55 personas, aunque no se hizo efectivo hasta junio de 2011. Pero este recorte no fue suficiente.

“No esperábamos que 2012 fuera todavía peor”. Así, en octubre del año pasado acordó con el comité de empresa un ERE de suspensión temporal y de reducción de jornada durante 12 meses. Ahora tiene una plantilla de 65 trabajadores, 20 de ellos con reducción de jornada y salario. A la par, Borondo desmanteló una de sus dos plantas de producción y vendió la maquinaria. Eso le dio cierta liquidez. Las medidas convencieron a los acreedores, que se acogieron al convenio de forma mayoritaria.

Claves
Fecha de entrada y salida en concurso: enero de 2011/enero de 2013.
Medidas tomadas: ERE de 55 personas, desinversiones y quita del 50%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión