Un CRM para una pyme

Aquí ya interesa un CRM para coordinar todas las acciones e integrar toda la información en un único receptorio. En este caso caben dos opciones: alquiler o licencia. Veámoslas:

CRM bajo Servicio

También llamado Saas, consiste en alquilar el software. A través de un usuario y contraseña tienes acceso a este servicio que te permite tener toda la tecnología CRM de forma remota. Es una solución todavía bastante desconocida para el grueso de las empresas. Como explica Fernando Maldonado, analista de IDC, “actualmente el grado de penetración sólo alcanza al 6% del tejido empresarial, pero nuestras previsiones apuntan a que para el 2012 se alcance el 18%”.

Ventajas:

Las inversiones tecnológicas necesarias son mínimas: un ordenador y una conexión a Internet. El mantenimiento, la infraestructura y las actualizaciones están incluidos en el pago mensual y son responsabilidad exclusiva del proveedor.

Permite la movilidad y la elasticidad total. Esta total ubicuidad en el acceso incrementa la productividad de los comerciales.

El tiempo de implantación es mínimo: puede contratarse on line y empezar a funcionar al día siguiente.

Desventajas:

Aunque existe un grado alto de adaptación a las necesidades de la empresa, la personalización es mucho menor que cuando se adquiere en licencia.

Excesiva dependencia del proveedor del servicio. Se debe garantizar la recuperación de los datos ante cualquier posible eventualidad del proveedor.

A quién le conviene:

Es una buena opción para las compañías que empiezan y las microempresas, porque pueden acceder a una tecnología avanzada sin grandes desembolsos iniciales.

Empresas que tienen una estacionalidad muy grande: organizadores de eventos, campañas de telemárketing, de artículos de temporada, porque permite ampliar el número de usuarios según las necesidades y, una vez finalizado el momento puntual, reducir de nuevo los comerciales.

Para franquicias. Existen opciones que permiten a la central franquiciadora tener un CRM en servicio para el resto de los franquiciados.

Para empresas con un fuerte peso internacional. Es perfecta para empresas que tienen comerciales en áreas geográficas muy dispersas o que carecen de una sede física, porque facilita la conexión al CRM desde cualquier punto del planeta donde haya acceso a Internet.

CRM Local

Es la solución más extendida, pero por una razón de mercado: hasta hace relativamente poco, la tecnología CRM era territorio exclusivo de las grandes empresas que lo tenían en modo local.

Ventajas:

Permite una personalización casi total y la integración de todos los datos de la compañía en el sistema.
La dependencia del proveedor es mínima y se limita a acciones puntuales de asesoramiento y formación. Las actualizaciones suelen ser automáticas.

Desventajas:

Requiere disponer de una infraestructura tecnológica mínima: un servidor (puede ser Windows Server o SQL Server) y un programa Office. Pero es cierto que a partir de un determinado tamaño, las empresas suelen disponer de esa tecnología mínima.
Además del coste de la licencia, suele ser necesario añadir el de formación (que ronda un día, y oscila entre los 50 euros/ hora y los 80 euros/hora). Si, además, requieres implantación (para personalizarlo al máximo a la empresa), los costes pueden dispararse hasta los 20.000 euros. Esta opción interesa en empresas a partir de 800.000 euros de facturación, porque suelen tener unos procesos más complejos.

A quién le conviene:

Aquellas empresas que vayan a tener muchos usuarios de forma constante, porque el coste mensual por usuario puede salir muy caro si se prolonga en el tiempo.
Cuando no existe una dispersión geográfica excesiva.
El tiempo de puesta en marcha oscila entre el mes y el mes y medio. Cuando hay implantación puede alcanzar los seis meses.

Ideas para mejorar tu gestión de clientes

Teamleader es una herramienta de gestión empresarial totalmente integrada en el ecosistema de negocio (mail, calendario, contabilidad, almacenamiento externo, formularios web, automatización de marketing) muy ágil y asequible; una solución “all in one” en la nube para la PYME, que incluye CRM, Gestión de Proyectos y Facturación y totalmente integrada con todas las herramientas digitales más actuales. Teamleader nace como una Pyme que entiende las necesidades de la Pyme y, desde esa empatía en su labor, desarrolla una solución ágil y sencilla para ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión