Para calcular bien

La logística es muy amplia: abarca desde la cadena de suministro (almacenamiento paquetería) hasta la distribución y la atención postventa.

Y todo esto lleva aparejado unos costes que pueden representar el 50% del coste del producto y, si nos vamos a un mercado internacional, hasta el 100%. Aunque en este proceso el precio no debe ser el criterio decisivo de elección del partner, sí debes valorar los factores logísticos que van a incidir en él. Son estos

El formato: tienes que ver qué tipo de paquetes vas a enviar en función del peso volumétrico, ya que en transporte se paga por volumen que por peso.

El almacenamiento: qué cantidad y cómo lo voy a almacenar, si ocupan mucho volumen, si puedo apilarlos en palets o en estanterías, si requieren espacios especiales por su fragilidad, si exigen cadenas de frío o condiciones ambientales…

El tipo de pedido: si van a ser pedidos unitarios o se va a hacer picking, “es decir, si se juntarán varias referencias en un mismo pedido, porque esto encarece el envío. Si además hay que manipular el producto, todavía resulta más costoso”, advierte Nader.

El tipo de servicio: los precios varían en función de si van a ser envíos de 12, 24, 48, 76 horas o más.

El tipo de entrega: es posible que el operador logístico no cobre de igual manera un servicio de entrega entre las 10:00 y las 18:00 que antes o después de esas horas.

Costes de distribución de aceite de oliva virgen en una tienda online

Bruno Ceccaldi, director de marketing de MRW, analiza un ejemplo hipotético

  • Queremos vender aceite de oliva virgen, comprado a mayoristas a 10 euros/litro.
  • Como va a ser de los buenos, se venderá en botella de vidrio, con lo cual necesitamos organizar bien tanto la recepción, como el almacenaje y el empaquetado del producto para evitar roturas y facilitar su traslado y su distribución. Sólo esta parte del proceso, puede suponer entre tres y cinco euros más por botella.
  • Los costes de expedición (desde el momento en que está preparado y etiquetado hasta la entrega en destino) oscilan entre dos y seis euros, en función del destino, del tipo de envío (estándar, urgente), de la compañía, etcétera.
  • Pero si, además, el destino es internacional, entonces los costes se pueden disparar hasta casi 10 euros la botella.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Gestión