Logísticas de guerrilla: 10 técnicas que no cuentan los operadores logísticos

Distribuir un producto con poco dinero y manera efectiva. Te ofrecemos 10 técnicas que siguen estos requisitos.

1. Revisa el historial de pagos contrarreembolso

“¿Sabes cómo ahorramos nosotros costes en logística? En el momento en el que nos llega un pedido de un cliente que ha elegido el pago contrarreembolso, antes de preparar el paquete, revisamos primero su historial para ver si es de fiar. Nos hemos encontrado con que muchos de los que eligen este sistema, cuando les llega el paquete ya no lo quieren, no pagan y nos tenemos que comer el envío. Si en el historial encontramos esto, directamente no se lo enviamos. Hasta ahora nunca se han quejado...”. Esto nos lo cuenta off the record Roberto, responsable del departamento de Atención al Cliente de una tienda online del sector del retail.

2. Tunea tus paquetes para poder envíar en frío

“Salvo que traigas producto de Galicia o que se pueda enviar en menos de 24 horas en cajas isotérmicas, ahora mismo resulta difícil trabajar con las empresas de mensajería. Hay opciones de entrega en frío 72 horas y hay más garantías si se pagan pluses, y, por supuesto, siempre está la opción de la logística propia, pero, claro, eso no está al alcance de todos los bolsillos”, nos contaba un emprendedor del sector de la alimentación sobre los envíos en frio. “Si quieres envíar en frío o tu cliente está en Madrid o Barcelona olvídate de este servicio. Todavía no esta bien implantado fuera de las grandes ciudades. Nosotros enviamos a través de las empresas de logística tradicionales con caja isoterma 40x40 con gel frío estanco. Esta solución nos cuesta 2,10 euros por envío”, nos explicaba otro tendero online especializado en un producto delicattessen de alimentación.

3. Organiza envíos junto a otras empresas

“Cuando no tengo más remedio que enviar libros a través de compañías de transporte, trato de juntarme con otros dos o tres editores y enviamos los libros juntos. Así, en caso de que haya gastos mínimos de transporte, los vamos compartiendo”, comenta Ariana Squilloni, fundadora de la editorial infantil barcelonesa A buen paso. “En los aspectos logísticos, me ayudan mis padres: por ejemplo, para llevar libros a la feria de Bolonia, en Italia, aprovecho las visitas que hacen mis padres a Barcelona para que recojan los libros que necesito para la feria. Cuando llega el momento, vuelo a Milán (viven allí) y mi padre y yo vamos con el coche cargado de libros. Estoy a punto de imprimir un libro en Italia y estoy pensando seriamente en enviar mis padres a la imprenta”, comenta.

4. Aprovecha el almacén de tu operador logístico

Que necesites un almacén no quiere decir que tengas que invertir en costes fijos y meterte en un alquiler tan pronto en la vida de tu negocio. Si no necesitas mucho espacio, puedes aprovechar el almacén de tu proveedor de logística. “Vamos comprando determinadas cantidades de producto a nuestro proveedor, que almacenamos en el operador logístico nacional, porque si lo tenemos que almacenar y gestionar y etiquetar y embolsar nosotros, nos resultaría muy costoso. Probamos tres meses a hacerlo nosotros y nos salía más rentable subcontratarlo”, apunta Alain Cuifit, responsable de la tienda de ropa deportiva calefactable HeatSport.com. “Eso sí, hay que guardar un equilibrio muy fino en las compras para no quedarse corto, pero tampoco apalancar mucho dinero en stock. Nuestros productos son muy estacionales, con lo que no necesitamos mucho stock. Pero, además, no podemos confiar en que nuestro proveedor, desde su país de origen (Taiwán, China), dé un servicio tan bueno como el que damos nosotros a la hora de entregar los productos, asesoramiento técnico, gestionar cambios de tallas, colores...”, añade.

5. Envía desde tus proveedores

Dependerá del producto, pero hay ocasiones en las que sí te interesará enviar directamente desde tu proveedor, sin que pase por tus manos. Sobre todo, si no tienes un único proveedor. Por ejemplo, más de 50. Y si cada uno está en una punta de Europa. “Nosotros hemos diseñado un sistema de envíos sin un almacén central. Ahorramos costes en envío (en tiempo y distancia). Vendemos en toda Europa. Si tenemos un cliente finlandés y coincide que quiere un producto finlandés, en lugar de enviar desde aquí, lo hacemos desde allí. Ahorramos en tiempo y en coste del envío y tenemos menos intermediarios, lo que elimina roturas, que en logística es un problema grave, sobre todo, cuando tú no eres quien empaqueta y quien lo lleva a casa del cliente. Te tienes que fiar de cómo lo empaquetan y de cómo lo mueven. No sabes qué tipo de día tiene el transportista”, explica el responsable de una tienda online de productos de decoración.

6. Trabaja con varias empresas de transporte

No todos los envíos son iguales. Te interesa revisar su frecuencia por tipo de producto y destino; cuánto pesan tus envíos y cuáles son los costes por volumen y zona. Te puede interesar un proveedor logístico para cada una de las combinaciones. “Al principio, nosotros sólo trabajábamos con una única empresa de transporte, pero hemos visto que esto no es óptimo, porque puede fallarte. Y si tienes más de una, siempre puedes apretar, no en precio, pero sí en calidad de servicio. Ahora trabajamos con cuatro empresas de logística. Nuestro software planificación de recursos empresariales (ERP) decide en función de volumen, peso, zona de envío y la prioridad de envío, y qué operador logístico es mejor teniendo en cuenta las características de cada una de las agencias y los costes que tienen para nosotros. En ese aspecto, no ganamos dinero, pero tampoco nos hace perderlo. Por lo general, lo perdemos con los envíos. Con este sistema, lo que conseguimos es ajustar para que las pérdidas sean mínimas”, explica Cristina Gómez, responsable de Operaciones de DeMartina.com, una tienda física y online de juguetes de Sevilla.

7. Recibe al vacío

La logística también consiste en cómo te envía el producto tu proveedor y de qué forma puedes ahorrar costes, sobre todo, si tienes que pasar aduanas. “Si tu proveedor está en China y te dedicas al retail, pregunta si te puede enviar la ropa al vacío. Visualmente es muy feo, pero la prenda no sufre daño y el volumen te puedo asegurar que se reduce considerablemente...”, sugiere un emprendedor del sector del retail offline.

8. Packaging para buzonear

Hay dos preguntas de principiante en logística: ¿Está tu packaging adaptado para las necesidades del envío? ¿Hay alguna forma en la que puedas hacerlo más eficiente? Esto no se suele tener en cuenta cuando se diseña el packaging. Es lo que le ocurrió a Patricia Pólvora en Teterum.com, una tienda online de té por suscripción. El primer packaging se dañaba cuando el repartidor trataba de introducirlo en el buzón: era demasiado grande. Así que se recorrió los portales de Barcelona midiendo el tamaño de los buzones para diseñar un packaging que fuera elegante y que permitiera entregar su producto sin necesidad de que el cliente estuviera en casa.

9. Amplía tus fechas de entrega

¿Cuáles son las expectativas de tiempo de entrega de tus clientes? A lo mejor, a determinados clientes y determinados productos puede que les dé lo mismo que les entregues en 48 que en 72 horas. “A nosotros nos ha funcionado la estrategia wait and save your forest (espera y salva la naturaleza): si tenemos un envío masivo [se trata de un negocio de venta por suscripción que tiene unas fechas periódicas de envío] cerca de la fecha de un pedido puntual, le pedimos al cliente si (en caso de no tener urgencia) es posible enviarle el pedido junto con el envío masivo para el resto de clientes”, propone Pólvora.

10. Apuesta por el Piggybacking

¿Por qué le vas a enviar dos paquetes a tu cliente, si le puedes enviar sólo uno? Esa es la explicación reducida del concepto piggybacking, importado de la informática, y que tiene que ver con el envío eficiente de datos. “Intentamos incluir pedidos de nuestra Boutique (en la que venden, por ejemplo, tazas) junto con los pedidos del mismo cliente de las suscripciones (donde venden los packs de té) siempre que es posible”, sugiere Pólvora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión