Dinero para arrancar tu negocio

Hay o no más financiación para emprendedores? Lo cierto es que sí. El mercado se anima, hay más líneas para arrancar, para internacionalizar, para crecer... Pero conviene conocer bien qué puedes pedir y cuánto en cada organismo público y en cada entidad financiera. Te ofrecemos una hoja de ruta para conseguirla en función de tus necesidades.

No vamos a hablar en este dossier de los 400.000 millones de euros que el BCE ha puesto al alcance de los bancos para que el dinero llegue a la economía real. Nos hemos ido directamente a testar esa economía: la realidad de los bancos, de los emprendedores, de las instituciones que gestionan las líneas de emprendedores y de todo este ecosistema para conocer de primera mano qué está pasando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y desde ya te anticipamos que algo se mueve. “Hay más créditos que hace tres años, pero son más pequeños. También porque los proyectos son más pequeños. La inversión media ha caído en picado. Se han agilizado también los plazos. Antes los bancos tardaban dos meses en aprobar una operación, ahora lo hacen en dos semanas. En cuanto a los negocios que apoyan, no es diferente que sea una empresa innovadora para conseguir financiación. Lo importante es que el emprendedor mueva mucho su plan de negocio. Y acuda a varias entidades financieras”, explica Luis Pérez Echeguren, responsable de la Unidad de Información y Gestión de Clientes de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER).

Vemos también que el mercado de la financiación se ha vuelto más complejo. Algunos bancos gastan un dineral en campañas de publicidad sobre nuevas líneas para emprendedores y la realidad nos dice que es más marketing que otra cosa. Pero también hay otras entidades financieras, muchas pequeñas y locales, que están haciendo una labor fundamental por el tejido emprendedor local y nacional.

En las siguientes páginas te explicamos qué pedir en cada lugar y cómo negociar para conseguir las mejores condiciones. Además, te ofrecemos muchos ejemplos de emprendedores que acaban de conseguir financiación. Te ayudarán a ver quién está dando dinero de verdad, para qué tipo de necesidades y, lo más importante, cómo moverte en la maraña de financiación múltiple para arrancar en función de cada tipo de proyecto concreto. Y verás que casi todos han obtenido financiación de diferentes fuentes. Quédate con esa idea: es mejor pedir poco y en varios sitios que todo en un solo banco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Escoge bien tu banco

El primer consejo que te damos es que te informes bien de qué productos hay en el mercado para tu perfil concreto. No es igual arrancar como autónomo, que como sociedad. Ni buscar financiación para montar un comercio que hacerlo para desarrollar aplicaciones móviles. Como tampoco es igual que dispongas de avales a que no los tengas. ¿Por dónde empezar?

Si tienes un proyecto tradicional (un comercio, un negocio orientado al turismo o una empresa de servicios), la mejor alternativa suele ser acudir a la financiación bancaria. O buscar microcréditos subvencionados o líneas ICO y del Fondo Europeo de Inversiones (FEI), que también gestionan los bancos.

Líneas ICO

Las líneas ICO son públicas, pero las gestionan los bancos. Como las del Fondo Europeo de Inversiones. Las hay para emprender, para exportar, para inversión… Mira las que haya en cada momento porque van cambiando. La principal ventaja es que las ICO pueden financiar hasta el 100% de la inversión necesaria, incluido el IVA y el 100% de las necesidades de circulante. También puedes financiar con ellas el coche de empresa o el coste de licencia de una franquicia.

Eso sí, al solicitarlas ten en cuenta que aunque sus condiciones (tipo de interés, periodo de amortización, etc.) están prefijadas, en algunos bancos puedes conseguir mejoras. “Sí, hay que comparar bien en distintas entidades. El tipo máximo está prefijado, pero algunas entidades financieras te ofrecen una bonificación del 0,75% o del 1% sobre ese máximo, dependiendo de tu vinculación con el banco”, explica Ferran Nogué, uno de los socios fundadores de Holaluz. Y añade: “Los bancos actualmente están dando mucho dinero de fondos públicos. Sean ICO, FEI o productos más locales como los ICF del Instituto Catalán de
Finanzas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Acude a las agencias de desarrollo

Otra recomendación es que antes de acudir al banco vayas a la agencia de desarrollo de tu zona. A través de ellas encuentran financiación los modelos más tradicionales, que a menudo quedan fuera de la financiación de Enisa y otras líneas que piden un punto de innovación. “Los negocios que solemos apoyar son fundamental comercios y servicios a pie de calle, como un centro de estética, academias... negocios comunes. Siempre que sean viables. Y como cooperativa de empleo que somos, valoramos mucho que generen empleo.Cuanto más empleo generen mejor”, comenta Borja Garate.

“En El País Vasco y Navarra trabajamos con la Fundación Gaztenpresa. Esto contribuye bastante a que el ratio de éxito en estos nuevos negocios sea mayor al habitual. Para nosotros es fundamental conocer bien al emprendedor y al proyecto, para apoyarlo adecuadamente. Hay un servicio para realizar el plan de viabilidad, a través de gestores o consultores especialistas en tratar con emprendedores. Al ir a través de Gaztenpresa, el plan de viabilidad está, digamos, homologado para nosotros y lo apoyamos con condiciones especiales: una financiación a un tipo del 4,5% y una comisión de apertura del 1%, con un plazo de amortización de entre 5 y 7 años. Y la media por operación está en 35.000 euros”, explica Borja Garate.

Microcréditos

“Son cantidades de entre 12.000 y 15.000 euros, que están saliendo sin aval y sin aportación de fondos propios”, explica Luis Pérez. “Hay bastantes operaciones a través de la línea Progress del FEI, que tiene varias líneas, no exclusivamente para emprender. Se firmó en marzo y llevamos más de mil operaciones. Mil operaciones pero con un importe medio de 14.000 euros. El objetivo es crear y generar empleo y favorecer el acceso a unas personas para las que conseguir esa financiación es un poco más complicado. Ahí se abre más la mano. El 67,5% de la operación lo absorbe el FEI, con lo cual vamos a dar con más alegría pero hasta cierto punto. Esta línea la damos en todo el territorio nacional”, explica Borja Garate, responsable del segmento de autónomos y emprendedores de Laboral Kutxa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para acceder a estas líneas, “rebaja las exigencias. Reduce las líneas de negocio, compra cosas más baratas... Consigue que tu proyeto sea financiable”, recomienda Pérez.

Presenta un producto acabado

Los fundadores de 89Bits, una empresa que desarrolla juegos para competir en competiciones reales como la Fórmula 1 con un equipo virtual dirigido por el jugador, fue a solicitar un préstamo de Enisa con un proyecto ya acabado: un videojuego que rinde homenaje a Perico Delgado. “Tener un desarrollo real fue fundamental. Podíamos decir, nosotros hacemos esto y queremos continuar en esta línea. También ir de la mano de las agencias de desarrollo. Enisa tiene acuerdos con todas e ir de la mano de ellos lo facilita. Nosotros tenemos claro que mientras podamos construir sin poner en riesgo los ahorros lo haremos y hay opciones para hacerlo”, explica Carlos Molina uno de sus fundadores.

Con esta filosofía, consiguieron un Enisa de 50.000 euros, otros 50.000 del programa Campus de Nokia y Microsoft y 40.000 euros de Wayra, la plataforma de Telefónica.

Volver al Dossier

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión