Se acabó lo que se daba

Malos tiempos para la renta fija. Los tipos de interés seguirán bajos, abaratados por la política monetaria expansiva del BCE. Si hubiese que comprar algo, mejor deuda de países periféricos, como España e Italia, y de los emergentes. Y si se trata de deuda corporativa, elige la de las grandes compañías.

RENTA FIJA Los tipos de interés bajos seguirán dominando el mercado

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El año 2015 no va a ser, repetimos, interesante para la renta fija. “Habrá una normalización gradual de los retornos previstos”, asegura Stefan Kreuzkamp, de Deutsche AWM. En su opinión, “los bonos soberanos emitidos por Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Japón ofrecerán un retorno potencial limitado”. Una de las causas de esta situación, además de la mayor confianza en las economías de la zona euro y de la moneda única, es, apunta Daniel Pingarrón, de IG Markets, “el hecho de que la inflación vaya a seguir muy baja, lo que evitará subidas de tipos”.

Europa: Tras la tormenta, los tipos bajos
Pingarrón explica que los bonos europeos (a 10 años) “han caído a menos de la mitad en 2014”. La deuda española, que se pagaba a 4,1% a principios del año pasado acabó por debajo del 2%. La política monetaria del BCE, con tipos bajos, y la compra de deuda no hará más que abaratarlos. Luca Paolini, de Pictet, cree, igual que sus colegas, que la política monetaria seguirá expansiva, no sólo en Europa, también en Japón. “Pensamos que los bancos centrales expansionarán, en general, sus balances hasta en un billón de dólares”.

De todos modos, si hubiera que comprar algo sería deuda periférica europea, España, Italia… Stefan Kreuzkamp ve más posibilidades en estos bonos que en los del norte. Fusté, de Andbank, tiene, sin embargo, su particular estrategia y cree que pueden ser buena compra. “Los bonos españoles e italianos han tenido amortizaciones del 6% del PIB en 2014. Pero, esto no será así en 2015, cuando las amortizaciones alcanzarán en España el 18% del PIB y en Italia el 22%”. Para Alex Fusté está claro que, una vez que los dos gobiernos tengan que salir al mercado con tanto papel, no tendrán más remedio, si quieren colocarlo, que ofrecer retribuciones más atractivas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Países Emergentes
Fusté si ve atractiva la deuda soberana de muchos países emergentes, que tenderá a subir a lo largo de este año. Este experto aconseja “entrar en India, China, Indonesia, Tailandia, Turquía, México, Colombia, Perú e incluso Brasil (único país en que entraremos cubriendo el riesgo de divisa). En los demás, por aquello de aprovechar la prevista subida de esas divisas locales, hay que entrar en moneda local, como haríamos con la renta variable”.
En Pictet aseguran que la mayor parte de estas divisas “cotizan muy por debajo de su valor razonable”. Y añaden: “Estamos comprando bonos de India, México y Filipinas, donde el crecimiento sigue siendo sólido, igual que Turquía”.

Renta fija corporativa
Al contrario de lo que sucedía hace años, cuando las primas de riesgo y los tipos en general estaban más elevados, la mayor parte de los analistas ven poco valor en este tipo de deuda. De todos modos, para los que quieran estar en el producto, Xavier Urones, de XTB, aconseja entrar en “deuda corporativa en euros, pero de grandes compañías”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas