El regreso del inmobiliario

Paradojas del mercado, el producto inmobiliario retornará con fuerza en Europa como inversión estrella al calor de lo que ya se empieza a considerar una posible burbuja, que también se extiende a los locales y centros comerciales.

INMOBILIARIO. Uno de los productos estrella en Europa

El inmobiliario puede ser, junto con la renta variable, el producto de inversión estrella del 2015. En algunos países de Europa, los precios empiezan a subir, y se habla de burbuja. Esta empieza a darse en la vivienda y en el terciario (oficinas, locales, centros comerciales). “Es un activo que hay que tener en el 2015”, asegura Javier Urones, de XTB, “entre otras razones, porque los fondos inmobiliarios europeos han tenido ya un buen comportamiento en 2014 y se han revalorizado en torno al 20%”.

Recuperación a gran velocidad
Urones cree que el inmobiliario, extremadamente penalizado en los últimos años, se recuperará a gran velocidad en los próximos dos o tres. Los que quieran entrar en el sector disponen de muchos instrumentos para hacerlo: adquirir ladrillo directamente para su revalorización a varios años vista, o para alquilar, o adquirir participaciones en fondos inmobiliarios, que han rentado este año, en general, más del 20%. El experto de XTB aconseja los fondos inmobiliarios de las gestoras de AXA o Deutsche AVM. El AXA Aedificandi A Inc subió este año más del 21% y el Ibercaja Sector Inmobiliario A FI más del 18%.

Se espera que los precios de compra de la vivienda sigan descendiendo mientras que los alquileres estarían ya tocando fondo.

“En algunas zonas de grandes ciudades como Sant Marti o Ciutat Vella en Barcelona –afirman en Fotocasa– estamos viendo repuntes. El alquiler se ha convertido en una buena opción. Comprar para generar rentas es más interesante porque la rentabilidad de los alquileres está subiendo. ¿Por qué? Porque el precio de los pisos en venta cayó mucho más que el de los alquileres. “Mientras que los pisos bajaron en torno al 40% durante la crisis –explican en Idealista.com–, los alquileres cayeron sólo entre un 15%-20%”.

Un gráfico de Idealista.com muestra que el ratio de rentabilidad de los pisos de alquiler, después de caer desde el 6,5% al 3,5% entre 1998 y 2007, lleva ya cuatro años subiendo y está ahora cerca del 5%. Si dividimos el precio medio de compra en m2, en ciudades como Madrid (1.593 euros) por el de alquiler (10,26 euros), multiplicado por 12 meses, nos da un fabuloso retorno del 7,7%, aunque, es cierto, los propietarios deberán restar gastos como basura, comunidad o IBI.

¿Peligro de burbuja? De momento, no. “Estamos empezando a soplar el globo, pero queda muchísimo hasta que se convierta en burbuja”, asegura Javier Urones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas