El beneficio deja paso a los valores

Chivas presenta junto a Opinno, editor de MIT Technology Review en español, un estudio que ofrece las claves que determinan el éxito de los emprendedores españoles, y en el que han participado 110 empresarios y 14 expertos analistas.

El emprendedor de éxito español es, por lo general, un hombre de entre 31 y 40 años, con una edad media de 37,6 años, con ejemplos familiares previos en lo que a emprendimiento se refiere, un nivel educativo alto (máster o doctorado), un carácter optimista, generoso y que mantiene el equilibrio y, muy probablemente, reside en Madrid.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así son el 60% de los entrevistados con motivo del I Barómetro Chivas Regal del Emprendimiento de Éxito en España, un pionero estudio, elaborado por Opinno, editor MIT Technology Review en español, que aporta una visión novedosa de las claves que han llevado al éxito a distintos emprendedores, y que puede resultar una herramienta útil a modo de “guía” para empresarios que estén dando sus primeros pasos o quieren emprender su proyecto. Chivas Brothers es, en sí misma, una compañía fruto del emprendimiento, su origen se remonta a 1801 cuando era sólo una tienda de alimentos y bebidas de todas partes del mundo en el puerto de Aberdeen. La ambición de James y John Chivas, sus fundadores, era ofrecer a sus clientes productos de la más alta calidad y, justamente esto, fue la clave de su éxito.

Nuevo concepto del éxito

El Barómetro Chivas del Emprendimiento de Éxito en España no solo se trata de esbozar el perfil del emprendedor, sino también de conocer cuáles son sus opiniones, motivaciones o preocupaciones, y de recoger su experiencia para que esta pueda servir como herramienta útil a otros emprendedores que han dado ya sus primeros pasos con su proyecto, o a los que todavía no lo han comenzado.

Así, la principal conclusión del estudio es el cambio en la concepción del éxito: mientras que la definición tradicional pone el énfasis en aspectos materiales como la rentabilidad, la riqueza alcanzada, la facturación, o la venta de la empresa, la visión actual del éxito que describen los emprendedores españoles apunta hacia una combinación de logros, tanto económicos como sociales y personales.

En la actualidad, los emprendedores conciben el éxito como la confluencia de cinco elementos: autorrealización, propósito, innovación, excelencia y beneficio, por orden de importancia. Sin duda la definición de éxito cambia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Matías Dumont, fundador de la productora audiovisual, digital y de interactividad Antiestático, es un ejemplo claro de un emprendedor que ha basado su proyecto en la autorrealización. Dumont, que desde pequeño soñaba con tener su propia empresa y cuando llegó la hora de emprender superó sus propias expectativas, confiesa que en el momento de arrancar siempre existe el miedo y la incertidumbre pero de lo único que se arrepiente es de no haber emprendido antes. Para Dumont, los aspectos claves para alcanzar el éxito son la constancia, perseverancia y el esfuerzo, el “90% sudor y 10% de ideas”.

No obstante, la forma de definir el éxito varía en función de la edad, experiencia previa, género o madurez del proyecto.

En el caso de los españoles, los más jóvenes se decantan por la faceta de la autorrealización y por el propósito, mientras que los más mayores optan por considerar la excelencia como el aspecto más importante de su visión del éxito. Todos los segmentos de edad, sin embargo, consideran el beneficio el menos relevante.

Un ejemplo que representa esta nueva generación es Clemente Cebrián, fundador de la marca de moda El Ganso: “La definición del éxito es independiente de lo económico. Para mí, lo que lo define es el triunfo de tu producto, la sensación de contemplar cómo tu idea se materializa en algo con lo que la gente se identifica”, asegura el empresario.

Optimismo frente a la crisis

El optimismo es el primer y más llamativo rasgo del perfil del emprendedor identificado en el estudio, y la mayoría de ellos han expresado una actitud positiva ante la incertidumbre, el sacrificio, la posibilidad de fracaso, y en concreto, la crisis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para medir esta actitud optimista, el Barómetro Chivas de Emprendimiento de Éxito ha constatado que un 76% de los entrevistados considera que la crisis ha tenido un impacto más positivo que negativo sobre su proyecto. Esta valoración indica que los emprendedores de éxito son capaces de ver en los problemas, oportunidades, lo que les ha permitido salir airosos de una época de dificultades.

La historia de la consultora de comunicación Inforpress es una historia de éxito frente a las dificultades que ha vivido el sector de la comunicación en las últimas décadas. Este éxito se ha fraguado en la diversificación de clientes al identificar nichos que ninguna otra empresa estaba atendiendo; en la diversificación de mercados, abordando el mercado Latinoamericano, y en la creatividad. “Hemos desarrollado prácticas que antes no se hacían y los empleados se han movilizado para evitar los recortes, llevando en muchas ocasiones al desarrollo de intraemprendimientos. La clave del éxito es convertir las debilidades en fortalezas”, asegura Nuria Vilanova, fundadora de Inforpress.

La crisis también ha dado lugar a cambios más radicales de la mano de emprendedores capaces de “reinventar” los modelos de negocio para generar nuevas formas de obtener beneficios, y explotar nichos en el mercado que no estaban siendo aprovechados. De la misma forma, otros activos como los locales donde ubicar tiendas u oficinas, están ahora más accesibles a un menor precio, como recuerda Clemente Cebrián, fundador de El Ganso, quien ha podido obtener espacios para sus tiendas que antes hubieran supuesto un coste “inaccesible”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Es España un país emprendedor?

En contra de lo que se suele decir, este Barómetro esclarece que España ya cuenta con casos de éxito que prueban que existe el talento y la formación necesaria para generar proyectos muy prometedores. No obstante, las expectativas del emprendedor deben ajustarse a las circunstancias de un mercado que por su propio tamaño no ofrece las mismas posibilidades que mercados de referencia como el estadounidense. Los expertos conocedores de múltiples ecosistemas de emprendimiento, como Antonio Fontanini, identifican cinco elementos que deben darse para que puedan nacer proyectos que revolucionen el panorama tecnológico: Talento, educación, inversores, cultura del riesgo y tolerancia al fracaso y grandes empresas que compren startups.

De estos cinco elementos, y según el informe, España cuenta al menos con los dos primeros pero tiene mucho por hacer en el resto. No obstante, la eliminación de trabas legislativas y el cambio cultural al que está empujando la crisis pueden llevar a que nuestro país reúna en el futuro las condiciones necesarias para situarse a la vanguardia del emprendimiento tecnológico.

En este estudio han colaborado además, emprendedores de la talla de Alfonso Jiménez de Cascajares, Marcos Alves de Eltenedor, Gustavo García de BuyVip, María López de Bitbrain, Diego Cabezudo de Gigas, Pilar Manchón de Indisys, Íñigo Juantegui de La Nevera Roja o Ramón Sánchez de Nonabox, entre otros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión