¿Qué local es bueno para mi negocio?

Elegir la ubicación correcta puede ser uno de los factores más importantes para el éxito en tu negocio

El éxito en tu negocio puede depender de la localización que hayas elegido, será clave para incrementar las ventas e incluso para hacer de tu marca una enseña conocida. Pero, ¿cuál es el lugar más estratégico? ¿situado en una esquina? ¿en el centro o en las afueras? ¿a pie de calle o centro comercial?. Toma nota, que a continuación desglosamos las principales pautas a tener en cuenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Seleccionar la zona

Quién es tu cliente y dónde está. Es fundamental localizar muy bien a tu cliente y cuáles son sus hábitos de compra. También en función del tipo de producto que quieras vender, tienes que dirigirte hacia una zona u otra. Hay que diferenciar entre clientes que son empresas y clientes particulares. Entre los primeros, el contacto se realizará a través de Internet, la publicidad o por promoción comercial, con lo cual muchas veces la ubicación será indiferente.

¿Y la competencia?

La conveniencia o no de estar junto a tus rivales más directos depende mucho del sector en el que te muevas, porque eso va a condicionar la relación del cliente con el acto de la compra o la contratación. Por ejemplo, en el caso de una tienda de ropa de moda o tiendas de decoración y muebles, lo habitual es que te convenga estar cerca de tus competidores, porque cuando el consumidor va a comprar ese tipo de artículos, suele ir a zonas donde sabe que encontrará varios establecimientos.

Llegar andado o en coche

Estudia este aspecto con cuidado porque a veces lo que creemos que es una zona accesible, luego puede resultar que no lo es tanto porque encontramos dificultades en la vía y en la circulación por esta. Es conveniente además, conocer los planes urbanísticos que afecten a la zona para comprobar si está previsto hacer peatonales algunas calles, cortar el tráfico, modificar el sentido de la circulación, realizar ensanches, abrir alguna boca de metro, obras urbanas en breve plazo… Todas estas acciones pueden repercutir en la marcha de tu negocio.

CÓMO SELECCIONAR EL MEJOR LOCAL

Locales en esquina: ¿interesan siempre? Depende del tipo de actividad. Es cierto que tienen mucha más visibilidad, pero un local tiene un mayor coste en lunas, letreros, iluminación y seguridad porque tiene más fachada. Interesa especialmente en el caso de comercios que necesitan una mayor superficie de exposición, pero quizás no sea rentable para negocios que no precisan de una proyección publicitaria grande.

Atento al mobiliario urbano. Comprueba la visibilidad de tu local desde todos los ángulos posibles y verifícala a distintas horas. Asegúrate de que no hay columnas o farolas que puedan ocultar tu cartel o escaparate y que los contenedores de basura tienen una ubicación que no afecta a tu fachada.

Semáforos y pasos de peatones.¿Sabías que puedes solicitar una licencia para que instalen un paso de peatones cerca de tu local o incluso para que lo muevan de sitio? Un semáforo o un paso de cebra son siempre interesantes para los locales comerciales porque suponen el doble de tráfico de personas que si está 30 metros más arriba.

En planta baja. Para un comercio o una empresa de servicios a particulares, el local tiene que estar a pie de calle y lo mejor es evitar escaleras que son contempladas como una barrera arquitectónica para muchos potenciales clientes. Cuidado también con los sótanos, que suman metros al coste del local pero tienen poca utilidad práctica real. En el caso de despachos o servicios a empresas, interesan más pisos intermedios habilitados como oficinas, pero siempre resultan más adecuados los pisos más inferiores, si se trata de edificios donde se combinan viviendas y locales.

Amplitud. “Desde cualquier ángulo de la tienda debes ser capaz de ver el resto de la tienda”. Según el principio de Stadium. Por eso las formas cuadradas son más atractivas que las rectangulares.

Diáfano. Cuanto más libre de barreras y obstáculos esté el interior más fácil será amueblarlo y sacarle todo el partido. Evita los ángulos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo