Prácticas que conducen a tu web a la penalización

Google no perdona y menos cuando detecta un engaño, por eso penaliza lo que considera “malas prácticas” en el entorno web. Conviene erradicar el exceso de astucia si deseas conservar no solo tu reputación online sino también el posicionamiento de tu web.

“Ser demasiado listo en el entorno web puede salir muy caro", recuerda Esteban Loiácono consultor de la agencia Seocom.es. Buscar el camino más corto para que tu web gane tráfico suele ser una práctica habitual. Algunos errores pueden cometerse por desconocimiento, de manera involuntaria, pero hay tácticas que requieren ya de cierta destreza en la red, de manera que hay que presuponer la intencionalidad.

Desde Seocon se analizan algunas de esas “malas prácticas” más extendidas y alertan de la conveniencia de evitarlas dado que la penalización podría ser tan rigurosa como hacer desaparecer nuestra web del buscador de google. Estas son, según Esteban Loiácono, las que el buscador considera de mayor gravedad y, en consecuencia, más punibles:

El Keyword stuffing. Consiste en repetir una y otra vez en el mismo texto un término que se considera clave, pero que, al repetirlo tanto, hace que el texto pierda sentido.

El Cloacking. Aunque ya en desuso, es una técnica que consiste en dejar ver a los usuarios un formato de web y, sin embargo, a los buscadores, mostrarles otro. El fin es que los rastreadores solo pudieran ver la parte que está optimizada del site y, los usuarios, un contenido que nada tenga que ver.

Utilizar Texto oculto. Es una práctica que está muy extendida. Tal y como destaca Loiácono se trata de insertar palabras ocultas dentro del contenido visible. Esto se hace, por ejemplo, utilizando una letra de color de fondo con el fin de incluir palabras que se quieren posicionar sin distorsionar el significado del texto visible.

Contenido duplicado: En este caso la penalización es la del algoritmo Google Panda, que es el encargado de velar por el contenido de calidad. Si generamos contenido duplicado, por ejemplo copiando contenido de otras webs para utilizarlo en la nuestra, nos estamos ganando un billete directo a la penalización. Google busca contenido de calidad para el usuario y que además sea relevante y original. A veces el contenido duplicado no solo se presenta por copiarlo de otros sitios, sino por errores de las propias webs, ya sea en su programación o configuración, que producen páginas internas en las cuales se generan diferentes URLs con el mismo contenido.

Comprar enlaces: si bien la compra de enlaces está indicada por google como una práctica que es penalizable, hay aquí un gran abanico de posibilidades dentro de las cuales algunas son mucho más peligrosas que otras. Por ejemplo las enfocadas a mejorar los rankings de una palabra clave en concreto mediante la compra una cantidad de enlaces haciendo referencia a esa keyword. Con esto se consigue mejorar la posición de la misma, pero actualmente es muy peligroso y un camino directo a la penalización ya que google es cada vez más "inteligente" detectando este tipo de acciones que intentan manipular la autoridad de una web y engañar al algoritmo.

Spam en redes sociales, foros y blogs: Con esto nos referimos a los usuarios que se pasan horas generando comentarios en diferentes webs para conseguir un enlace desde la firma o en el texto del contenido. Actualmente en la mayoría de los sitios webs este tipo de enlaces se etiquetan automáticamente como "nofollow" (google no los sigue para pasar autoridad), pero igualmente esta práctica lo único que genera es infinidad de contenido poco relevante que nada aporta al usuario y solo busca manipular la autoridad. Es por esto que se considera spam y es una acción que no agrada para nada a Google.

http://www.seocom.es/

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión