¿Quieres sacar todo el partido a los primeros empleados que contratas para tu negocio? Toma nota

La efectividad tiene que ver con lograr objetivos. Puedes tener un equipo eficiente, pero ¿es también efectivo? ¿Sabes cómo aumentar su efectividad?

A la hora de ponerte a evaluar cómo estás gestionando a tu equipo, tienes que hacer este análisis: ¿Hasta qué punto todas las medidas que tomas en este campo contribuye a lograr todos tus objetivos estratégicos? Si tu compañía tiene unos planes de crecimiento importantes es muy interesante que todo lo que tiene que ver con procesos de selección y actividades de selección y reclutamiento funcionen como un reloj.

James McGrath, experto en gestión empresarial, y autor del bestseller El pequeño libro de las grandes preguntas del management (Alienta Editorial) identifica los siguientes nueve rasgos en los equipos que son efectivos:

1. "Operan de una forma y en un ambiente informales y relajados", plantea de partida.

2. "Comentan los asuntos a menudo y todos los miembros del equipo aportan sus impresiones sobre los mismos", continúa.

3. "Tienen sus objetivos claros y se comprometen a lograrlos", sigue.

4. "Escuchan los puntos de vista de sus colegas y se comunican de manera efectiva", señala.

5. "Resuelven los conflictos dentro del equipo, sin interferencias externas", advierte.

6. "Buscan el consenso a la hora de tomar decisiones", comenta.

7. "Están formados or personas que se sienten bien compartiendo sus ideas y expresando sus ideas abiertamente", avanza.

8. "Comparten la responsabilidad del liderazgo del grupo", destaca.

9. "Reflexionan constantemente sobre su rendimiento", concluye.

No hace falta tener los mejores en todos los puestos, sino desarrollar un sistema de contratación que te asegure que cuentas con los profesionales con el grado de competencia necesario en cada momento. Un indicador importante de la efectividad de tu sistema de selección son tus períodos de prueba: cuánta gente sale, y cuánta gente pasa el período de prueba. Otro indicador son tus sistemas de evaluación del desempeño. Y un último elemento es la rotación: ¿aprovechas la salida de las personas de tu empresa para poder entender las razones (no se encuentra bien, o tiene un mal jefe)?

¿Qué puedes hacer para incrementar la efectividad de tu plantilla?

McGrath propone seis sencillas recetas para impulsar la efectividad de tu equipo:

1. "Asegúrate e que seleccionas solamente a personas comprometidas, entusiastas y motivadas que quieren hacer bien su trabajo. Motivar a los que no pueden o no quieren motivarse ellos mismos resulta muy difícil", indica.

2. "Informa a cada miembro del equipo por separado y luego colectivamente tan pronto como esté formado el grupo. Deja claro lo que esperas de cada uno", resalta.

3. "Lidera con tu ejemplo y demuestra con tus acciones cómo quieres que actúe cada miembro del equipo. No puedes esperar que el equipo acepte críticas si discutes a todo aquel que se atreve a decirte que eres menos que perfecto..", asegura.

4. "Usa tus interacciones diarias, las reuniones con los miembros del equipo y tus conversaciones con los individuos para monitorizar cómo se siente y cómo actúa el grupo. Enfréntate a cualquier problema que identifiques", aconseja.

5. "Consulta con personas externas al equipo cómo se perciben los miembros de tu grupo: cómo actúan y cómo se relacionan con el conjunto de la organización. ¿Son positivos y participativos o son portadores de escepticismo?", plantea.

6. "Reúnete con tu equipo con regularidad y repasa con ellos las características de los equipos que no son efectivos y pregúntales si han detectado alguno de los síntomas que diferencian a los malos y a los buenos equipos", añade.

Publicidad - Sigue leyendo debajo