Enisa relaja las condiciones a los nuevos emprendedores

Si hasta el año pasado, las condiciones en la concesión del préstamo participativo de Enisa para nuevos emprendedores, fijaban 4 años de vencimiento por 1 de carencia, a partir de ahora la proporción es de hasta un máximo de 7 años de vencimiento y 5 de carencia.

image
Encuentro con los medios en las oficinas de Enisa

La novedad la ha anunciado hoy el consejero delegado de Enisa, Bruno Fernández Scrimieri, en un encuentro mantenido con representantes de los medios informativos más relevantes en materia emprendedora. “Este contacto para nosotros es fundamental porque somos una empresa pequeña y queremos que todos los emprendedores conozcan los productos que diseñamos para ellos”, justificó un encuentro al que asistieron Efe Emprende, Capital Radio, Expansión, Press 42, el Economista y la Revista Emprendedores.

Con respecto a las modificaciones introducidas en las líneas de financiación, precisó Fernández Scrimieri que la ampliación de los plazos ya referidos afectará únicamente a la línea de Jóvenes Emprendedores (hasta 40 años) y Enisa Emprendedores (de reciente constitución sin límite de edad), al objeto de darles mayor margen para el arranque del proyecto, mientras que las restantes líneas mantienen las condiciones establecidas. De lo que sí podrán beneficiarse ya todos los emprendedores es de tener acceso a los préstamos dado que el organismo ha recibido el dinero a él destinado, en esta ocasión 80.3 millones además de 3 millones para la Línea Agenda Digital.

Entrada de la economía colaborativa

Otra novedad anunciada por el responsable de Enisa es la exclusión, dentro de las limitaciones del organismo público en los sectores financiero e inmobiliario, de las empresas relacionadas con plataformas de economía colaborativa, tipo crowdfunding o crowdlending, susceptibles, a partir de ahora, de recibir también préstamos “porque entendemos que plantean un modelo de negocio alineado a los objetivos de Enisa, que son ayudar a la financiación de proyectos emprendedores y, en segundo lugar, porque detrás de estas plataformas hay un desarrollo tecnológico muy importante”.

Las cooperativas -dentro del sector agrario y con ánimo de lucro- y las franquicias, son otros modelos de negocio en los que Enisa desea cobrar mayor protagonismo entendiendo que pueden también entroncar con sus dos máximas principales: pyme e innovación. Un concepto, el de innovación, que Fernández Scrimieri quiso entender en un sentido amplio, más allá de una empresa meramente de base tecnológica, dado que la diferenciación “puede proceder de cualquier mejora competitiva en el mercado”.

Riesgos asumidos

Recibir financiación de Enisa supone haber superado el análisis de ser una empresa técnica y económicamente viable. En función de ello se determina si se concede el préstamo y la cantidad del mismo. “A nosotros la cuenta de pérdidas y ganancias de Enisa nos preocupa, y mucho, porque somos una empresa pública que gestionamos recursos públicos y queremos hacer una inversión correcta de ellos. Nosotros no damos subvenciones”, ha aclarado el consejero tras ser cuestionado por la proporción entre los préstamos solicitados y concedidos.

En cuanto a la asunción de riesgos, Fernández Scrimier afirma que, del volumen de solicitudes presentadas, “normalmente damos en torno al 50-60% de lo que nos piden, tanto en número de empresas como en dinero”. Asimismo, ha calculado en un 11,5% la tasa de morosidad y reconocido una tasa de préstamos fallidos que oscila entre un 8,5-9% anual, más elevados en la Línea Jóvenes que en las restantes. Lo que no se han aportado han sido métricas exactas que apuntasen al tipo de empresas más relevantes en este asunto. Sí se ha aceptado, no obstante, mejor salud general en los proyectos de base tecnológica.

En cualquier caso, Fernández Scrimieri ha recordado que “estamos en un colectivo de riesgo, y lo sabemos, pero cumplimos también una función social de apoyo al emprendedor”. Valga como ejemplo el dato relativo a que un tercio de las empresas solicitantes recurren más de una vez a la financiación de Enisa.

Recortes

Por otro lado, reconoció el consejero delegado de Enisa que, los más de 98 millones de euros presupuestados el pasado mes de octubre para el organismo, se habían visto afectados por una modificación de la disponibilidad de crédito aprobada en un Consejo de Ministros del pasado mes de abril. De esta manera, la suma total disponible para nuevos préstamos es de 80.3 millones de euros para el conjunto de las líneas Enisa 2016, aportados por la Dirección General de Industria, y de 3 millones para la Línea Agenda Digital, saliendo la segunda más desfavorecida dado que la previsión inicial era de 15 millones que debería aportar la SETSI (Secretaría de Estado de Telecomunicaciones para la Sociedad de la Información).

Hasta la fecha

En cuanto a las solicitudes de financiación recibidas en Enisa desde la apertura del nuevo plazo, hasta el día de ayer, se habían recibido 383 solicitudes por un importe total de 71.5000.000 euros, 6.800.000 de los cuales correspondían a los 106 proyectos de la Línea Jóvenes Emprendedores. También como datos relevantes podrían destacarse que, 141 de las solicitantes, corresponden a empresas del sector TIC y que Madrid, con 118 solicitudes, y Cataluña, con 95, son, con diferencia, las comunidades que más recurren al organismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión