Primer brote verde en 8 años de la innovación aplicada

Tras 8 años de caída ininterrumpida, las solicitudes de patentes en España experimentan un tímido repunte en el segundo trimestre del año.

Si la buena marcha del segundo trimestre se sostiene a lo largo del año, podremos decir que 2016 supone el año cero de la recuperación en España en cuanto a inversión en innovación aplicada. Así lo pone de manifiesto un análisis realizado por el equipo de Pons Intellectual Property en base a los datos provisionales publicados en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

La subida no es para hacer sonar las campanas, un 0,21%,pero, teniendo en cuenta que llevamos 8 años consecutivos de retroceso en solicitudes de patentes, sí parece un signo alentador. Según Pons, 2016 “podría ser el año de inflexión para esta modalidad de propiedad industrial en nuestro país, ya que durante este período las solicitudes de registro de patentes han alcanzado un total de 1.411, tres más respecto al mismo período del año anterior, por parte de empresas, entidades públicas y particulares ante la OEPM. El interanual acumulado en el primer semestre de 2015 era de 1.408 solicitudes. Destacar, también, que, los tres primeros meses del año actual, las cifras siguieron apuntando hacia abajo.

Nuria Marcos, directora general de Pons Intellectual Property, señala que, estos datos, también se explican por una mayor presencia de las solicitudes de patentes ante la EPO (oficina de patentes europea), que crecieron en España un 3,8% en 2015. “La creciente internacionalización de nuestro tejido empresarial nos hace pensar en una mayor necesidad de esta modalidad de protección, que explicaría, en parte, los malos datos de las patentes nacionales en los últimos años ante la OEPM”.

Las marcas

Continuando la senda positiva de las patentes, las solicitudes de marca, mantuvieron también un elevado ritmo y, durante la primera mitad de 2016, registraron un crecimiento interanual acumulado de un 5%,pasando de 26.796 a 28.136. Desde el año 2009, cuando esta modalidad de registro tocó su nivel más bajo, las marcas en España han crecido un 19,5%.

Desde Pons interpretan este crecimiento como “resultado en la mejora de la actividad empresarial y económica de nuestro país, ya que las solicitudes de marca son un termómetro fiable de la apertura de nuevos negocios o de la salida al mercado de nuevas líneas de negocio”.

Por comunidades

Del análisis pormenorizado por comunidades autónomas, destaca el hecho de que Cataluña haya recuperado el liderazgo perdido en 2007 frente a Madrid en cuanto a registro de patentes y, con un total de 241 solicitudes, comparte el liderazgo con Andalucía, comunidad que se anotó un 19,3% de crecimiento. También Asturias dobla el número de patentes. Madrid, por su parte, es la única de las grandes regiones que experimentó un descenso en las solicitudes de patentes, aunque esa caída fue de apenas dos registros menos, hasta 238.

De los cuatro grandes focos de innovación de nuestro país, la Comunidad Valenciana es la que se anota el principal crecimiento, pasando de 155 patentes, en la primera mitad de 2015, a 195 durante este año, lo que supone un 25,8% más que el año anterior. En cuanto a caídas, la más notable es la de La Rioja, con un 44,44% menos, seguida de Extremadura.

No obstante, según los datos publicados en la OEPM, existe una notable distancia entre Madrid y el resto de las comunidades, preservando ésta el liderazgo en cuanto al número de solicitudes. Cabe destacar, también los importantes ascensos de regiones como Cantabria (41,87%), Ceuta y Melilla (33,8%) y Baleares(31,74%).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión