Sinergias que fortalecen tu empresa

Startups y grandes corporaciones están llamadas a entenderse si desean fortalecerse a sí mismas y al tejido empresarial. Mientras que unas aportan savia nueva, las otras facilitan los procesos de escalabilidad.

¿El 10% en una gran corporación o el control absoluto de una empresa pequeña? Alex Barberá y los otros socios de Mirubee lo tuvieron claro desde el momento en que recibieron la oferta de integrar su startup energética en una gran corporación, que participaría con el 70% del capital. Ellos se quedan con el 10% y se incorporan al equipo profesional, pero están que no se lo creen. “Un 10% en una grande, puede ser mucho, mientras que de la otra manera no sabíamos cómo podríamos acabar”, argumenta Alex Barberá.

El traspaso de poderes, al menos para el equipo de Mirubee, no parece traumático. Ellos continúan con el proyecto, siguen implementando sus desarrollos y se descargan de la obligación de escalabilidad que marca el ritmo de toda startup.

De grandes a pequeños

Comentaba Alberto Tornero, director de High Growth Potential Companies & Entrepreneurship Area de la consultora Pwc, en el acto de presentación del nuevo mapa de emprendimiento de Spain Startup, la falta de entendimiento recíproco que existe entre las startups y las grandes corporaciones. “Emprender no es sólo innovar, también hay que arriesgar para llevar la empresa a buen puerto”, advertía, haciendo un llamamiento a las startups para que cambien su percepción cultural de la las grandes empresas y no las vean siempre como una amenaza que llega para comprarte o barrerte.

Aprovechó también el mismo acto Jesús Sainz Muñoz, de Adara Ventures , para hacer un llamamiento a los reguladores para que faciliten el marco emprendedor en lugar de obstaculizarlo con medidas como el exit tax, que es el gravamen que deben pagar todos aquellos que cambian su residencia fiscal a otro país. Reivindicó, también, la posibilidad de poder retribuir el talento, retenido o captado fuera, con stock options, “porque las startups no tienen muchos medios de pago más”.

De pequeños a grandes

Cierto que la mayor parte de la startups no pueden tirar de talonario, cosa que sí pueden hacer las grandes organizaciones conscientes de la necesidad de introducir savia nueva en sus contenidos y formas de trabajo. Pero, para lograrlo, no siempre es necesaria la adquisición o participación en la startup. Existen fórmulas alternativas de cooperación, como la arbitrada por Telefónica o Banco Santander, que han creado sus propias aceleradoras de startups cuyos equipos desarrollan soluciones que les resulten provechosas.

Otras empresas, como Intelygenz, lo hacen a la inversa. La compañía, especializada en el desarrollo de software a medida, pone sus servicios a disposición de big corporates interesadas en innovar. Su equipo, de más de 50 profesionales, es capaz de entregar un MVP (Producto Mínimo Viable) en 15 días. Los equipos multidisciplinares de trabajo de Intelygenz se rigen por la metodología ágil Scrum y han contribuido así a la progresiva digitalización de numerosas empresas. Sirvan de ejemplo los encargos realizados para el BBVA, Vodafone, Prosegur o Gas Natural Fenosa.

Entre pequeños

La alianza entre startups es otra de las opciones que empiezan a extenderse en el ecosistema emprendedor. Suelen unirse en acciones puntuales, compartiendo perfiles de consumidores y redes sociales. Un ejemplo lo constituyen Chinespain, para turistas chinos, y Milingual que organiza grupos de conversaciones en bares para aprender otro idioma. También Kampaii, con descuentos nocturnos en bares y discotecas, ha compartido acciones con Tu carrito musical, que ofrece música en directo para eventos y sorpresas, y Cabify y su servicio de coche con chófer.

Otra propuesta de alianza entre pequeños es compartir activos digitales, como las bases de datos anonimizadas o los estudios de mercado, que es lo que defiende Pivotta. Ofrecerse como canal de ventas a terceros es también un acuerdo válido de colaboración.

El city manager

Otra fórmula que empiezan a adoptar algunas startups para expandirse por otros mercados e internacionalizarse es a través de city manager, una figura empresarial importada de Estados Unidos que podría equivaler a una especie de masterfranquiciado o al administrador o representante de la empresa en otros mercados. Esta es la opción que estudian en Kampaii para adentrarse en Mallorca y Barcelona y con la que pretende llegar Trip4Real a Londres, Lisboa, París o Roma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión