4 grandes verdades sobre planificación financiera

¿Sabes de cuánto dinero vas a disponer este mes para hacer frente a todos los pagos de tu empresa? Un programa de facturación y gestión online puede ayudarte a tomar decisiones más inteligentes.

Hoy en día, la velocidad a la que hay que tomar las decisiones en los negocios obliga al emprendedor a tener la mayor información posible sobre el estado financiero de su empresa. No basta con saber cuánto se está facturando, es fundamental conocer si se están materializando los cobros en los plazos comprometidos, si con ello se logrará alcanzar los objetivos, si los ingresos mensuales bastarán para cubrir los pagos, etc.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para empezar, te ofrecemos estas cuatro claves que deberías tener en cuenta:

¡Ojo! con los desfases de tesorería

Antonio Manzanera, de Savior Venture Capital, pone un ejemplo muy gráfico para explicar los desfases de tesorería: “Imagina que abres un taller mecánico y el primer día entra un cliente que te dice que te traerá una flota de 200 coches para reparar. Contratas mucho personal y equipos para arreglar los vehículos. Una vez reparados, el cliente se los lleva y también tu factura. Llega fin de mes y el cliente no paga. Mientras los proveedores exigen los cobros de los equipos que les compraste y además tienes que pagar a tu personal. Y te ves en la obligación de cerrar el negocio. ¿Qué dice tu contabilidad? Que has contabilizado una factura con muchos ingresos, porque has tenido un cliente con 200 vehículos para reparar, que has tenido también unos gastos y que has generado beneficios, pero la realidad es que, como aún no has cobrado ni sabes cuándo lo harás, no tienes ni un euro en tu caja y te ves obligado a cerrar. En una gran compañía, la gestión de los ingresos y gastos, cobros y pagos es tal que permite decir que cuanto más vendes, más dinero tienes en la caja. Pero en el caso de un emprendedor, no. De ahí que el estado financiero más importante que debe mirar no es la cuenta de explotación sino la tesorería, porque eso le permitirá saber si su empresa traduce sus ventas en dinero y si es capaz de llegar a pasado mañana. Y esa información se encuentra en el estado de tesorería, no en la cuenta de explotación”.

Una venta acaba cuando se ha cobrado

Juan A. García Cascales, de Balanza Financiera, recuerda que “el ciclo de una venta se cierra cuando el dinero está en la caja de la empresa y no antes, porque hasta ese momento solo tenemos una venta, pero puede que la cobremos con retraso e, incluso, que no la cobremos nunca”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estructurar un plan financiero

Estructurar un buen plan financiero es fundamental para mantener el control de los gastos mensuales. Esto significa que no es suficiente con saber cuánto gasta la empresa mensualmente. También hay que determinar cuánto puede gastar la empresa cada mes y cuánto ha gastado realmente. Esto permitirá analizar la diferencia del valor entre los gastos previstos y los realizados.

Para que el control de los gastos sea eficaz, hay que estructurar un plan financiero para cada mes de actividad. Para ello puedes contar con la ayuda de un programa de facturación y gestión online, como el de Jasmin Software, que, en cualquier momento y desde cualquier lugar, te permitirá administrar la tesorería de tu empresa, pero también crear facturas y albaranes, gestionar el inventario, compras y pedidos a proveedores o los impuestos.

Un software que, además, es gratuito hasta alcanzar los 30.000 euros de facturación o el primer año de uso.

No te olvides de tener un colchón

Vicente Pardo, de Capital Asesores, subraya que “el colchón de tesorería es un recurso muy importante, sobre todo, al inicio. Se deben calcular plazos, que sirvan de garantía –por si no vende y no cobra, o de que venda, pero cobre tarde o mal–, o desde el punto de vista de una caída de las expectativas de la actividad y que permita seguir trabajando y cubriendo costes. Según la media de los proyectos que he gestionado, un emprendedor que empieza debería tener un colchón de entre 18 y 20 meses. Puede parecer exagerado, pero es mejor prevenir. Y ese colchón debería tener cubierto, como mínimo, todos los gastos fijos o costes fijos ordinarios (alquiler mensual, nóminas, suministros, etc.)”.

Jasmin Software, programa de facturación y gestión online, te ofrece toda la información para tomar decisiones inteligentes. Además, es totalmente gratuito hasta alcanzar los 30.000 euros de facturación o el primer año de uso.

Puedes conseguirlo haciendo clic aquí

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas