Aspectos legales en un cambio de trabajo

Cambiar de trabajo entraña algunos riesgos legales. Estos son los pasos tienes que seguir para no encontrarte con ninguna sorpresa.

Poseer un documento de oferta de trabajo. Una carta o un precontrato con las condiciones: categoría profesional, funciones, salario, etc. E incluso se puede firmar el mismo contrato, indicando ya la fecha de incorporación.

Preaviso legal. Entregar a tu empresa la carta de baja voluntaria. Los preavisos son de 15 días, aunque en algunos convenios se determina una mayor duración. Por motivos de confidencialidad, la empresa puede prescindir de tus servicios desde que das el preaviso. En ese caso contarás con quince días de vacaciones pagadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La firma del contrato. Comprueba que las condiciones reflejadas en el mismo son las que acordaste durante la negociación, y que figuran en el precontrato.

La excedencia. Los empleados con contrato fijo y con una antigüedad de más de un año pueden acogerse a la excedencia. Les permite cambiar de empresa y conservar el derecho a recuperar el anterior trabajo, pero en un periodo no inferior a dos años ni superior a cinco, pasado el cual se pierde ese derecho. Para ello, debe producirse una vacante con la misma categoría profesional que se tenía al abandonar la empresa. Sólo se podrá volver a la situación de excedencia en un plazo de cuatro años después de la incorporación.

Estas condiciones pueden ser modificadas por los convenios de cada empresa o sector. Si la empresa no respeta este derecho, se puede acudir al Juzgado de lo Social, que puede decretar la readmisión, o bien una indemnización por despido improcedente.

Posibles problemas

1. Marcha atrás. La empresa puede decidir en el último momento no efectuar la incorporación. El empleado se queda entonces sin trabajo, sin indemnización y sin poder cobrar el desempleo, ya que su baja ha sido voluntaria.

En este caso, puede acudir al Juzgado de lo Social y solicitar una indemnización por daños y perjuicios, siempre que tenga un documento que acredite la existencia de la oferta. Normalmente, el juez concede la indemnización, tomando como referencia las condiciones del trabajador en su anterior empleo y a las que ha renunciado debido a la oferta incumplida.

2. Despido durante el periodo de prueba. Su duración está en función de la categoría profesional y formación del trabajador (seis meses para los técnicos titulados y dos para los demás trabajadores, salvo que los convenios colectivos lo modifiquen). Si se produce el despido en ese intervalo, el empleado se queda sin trabajo, sin indemnización y, si lleva menos de tres meses, sin percibir el seguro de desempleo. Lo único que puede hacer aquí el trabajador es intentar introducir una cláusula de blindaje, que contemple una indemnización de producirse ese despido prematuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo