Las analíticas del e-commerce trasladadas a tu tienda física

Empeñados en trasladar a los espacios comerciales físicos las mismas analíticas que apoyan a los e-commerce en la toma de decisiones, ofrecen herramientas que proporcionan a los gestores toda la información relativa al comportamiento de sus clientes en la tienda.

image
Celso L.Masid (izquierda) y Marcos García Caravantes

Basada en el IoT y la Inteligencia artificial, la tecnología de la que se valen en Cubelizer es propia, tanto los algoritmos como el software y el hardware, que ensamblan ellos mismos. A grandes rasgos, consiste en desplegar por todo el espacio físico del retail una red de sensores ópticos que se procesa en vídeo para capturar toda la información y comportamiento del cliente dentro de las tiendas físicas. Las imágenes, que son inmediatamente destruidas, son las que aportan esa información precisa y detallada monitorizando al 100% de las personas que transitan por todo el espacio y en cualquier momento del día.

Los millones de datos así obtenidos, se traducen en coordenadas que se analizan para convertir en información de negocio y que se reportan a los clientes”. De esta forma pueden saber cuáles son los días y horas de más ventas, las zonas más y menos transitadas, los artículos que más llaman la atención o medir el impacto de un evento, entre muchos parámetros más. De la información obtenida se derivan también analíticas predictivas útiles para obtener mayor rentabilidad y aprovechamiento de los espacios.

Aunque la aspiración es convertirse en la empresa referente con esta tecnología y hacer de la suya una solución universal, en principio se están dirigiendo a grandes cuentas o, al menos, a superficies comerciales de más de 1.000 m2 que cuenten con una gestión muy profesional. “Nosotros siempre decimos que no somos expertos en aumentar las ventas. Lo que nosotros les damos son las herramientas para reunir toda la información necesaria que les ayude a hacerlo, pero eso depende de los gestores y su capacidad de ejecución y para rediseñar la estrategia de ventas”, aclara Marcos García Caravantes, socio fundador con Celso L. Masid, de Cubelizer, ambos ingenieros y con formación MBA.

En cuanto a la estrategia comercial, el hecho de haber empezado con clientes grandes ralentiza el ciclo de venta. En principio, la táctica de persuasión es dejarles probar un piloto durante un tiempo y espacio limitado, para, en caso satisfactorio, pasar después a la firma de un contrato indefinido que obliga al cliente a pagar una cuota inicial por la instalación y formación de los equipos y una cuota mensual según espacio cubierto y cantidad de dispositivos.

En lo que respeta a la financiación las únicas vías han sido 25.000€ en recursos propios y un préstamo participativo de 60.000€ de Enisa. Y aunque Marcos García dice que la intención de los socios es mantener el control mayoritario de la compañía, no descartan acudir a inversores que crean en su proyecto de negocio. En lo que a ellos respecta, están convencidos de que al comercio físico le queda un largo trecho que recorrer en cuanto a expectativas de negocio teniendo en cuenta que el crecimiento en volumen de ventas en los espacios físicos triplica al e-commerce (todavía representa cerca del 90% de las ventas) y la tendente economía de las experiencias, donde ellos pueden desempeñar un papel muy relevante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión