¿Cuáles son las principales fuentes del estrés laboral?

Cuando un individuo llega a una situación de estrés negativo es porque se ha visto afectado por uno o varios factores estresantes.

image

Entorno físico de trabajo

Es evidente que se trabaja mejor en un ambiente cómodo que en uno incómodo. La iluminación, el color, el sonido, la temperatura y el diseño del puesto de trabajo y el del propio edificio influyen en el estado anímico del trabajador.

Desarrollo profesional

Independientemente del nivel profesional de un titulado y el de un no cualificado, el desajuste entre las expectativas, los logros pasados y los futuros es otra fuente de estrés, ya que cada uno tiene expectativas en función de sus capacidades.

Evolución tecnológica

Unos quieren y pueden adaptarse a los cambios motivados por la nueva tecnología, otros no pueden porque no quieren o no son capaces, y otros ni siquiera lo intentan. Esta falta de adaptación –el “tecnoestrés”– es otra fuente más.

Funciones del puesto de trabajo

No es lo mismo trabajar de cara al público o en contacto directo con los clientes, que en puestos internos. La propia naturaleza de la tarea a realizar marcará el grado de dificultad psicológica que deberá afrontar cada trabajador. Estar o no preparado para desempeñarlas, la repercusión de sus acciones, el control por sus superiores, etc., influirán en el trabajador.

Funciones en la organización

El grado de responsabilidad que tenga el trabajador dentro de la empresa marcará también el nivel de estrés, porque no es lo mismo ordenar que acatar órdenes. Dependerá, entre otras cuestiones, del apoyo que encuentre entre sus subordinados y/o sus superiores, 
de su preparación para asumir las responsabilidades o de la posible competencia.

Situación extralaboral

No debemos olvidar tampoco 
el escenario extralaboral en el que se mueva el trabajador: situación familiar, social, económica, etc. Problemas extralaborales (como un divorcio, el fallecimiento de un familiar o una deuda, por ejemplo) pueden afectar al desarrollo de las tareas laborales, y viceversa. Por eso es importante buscar un cierto equilibrio entre el plano laboral y el extralaboral.

Ambiente laboral

En cualquier organización –debido al tiempo dedicado– se establece una serie de relaciones interpersonales entre los distintos individuos. Unas positivas, que favorecen un buen clima laboral y contribuirán al desarrollo personal y profesional del trabajador y de la organización. Y otras negativas, como el mobbing, una situación de violencia psicológica sistemática sobre un trabajador.

SEGURO QUE TE INTERESA...

Cómo organizar tu tiempo de forma más inteligente

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades