Construye e impulsa tu propia marca personal

Hemos reunido a 14 de los mejores emprendedores y expertos en marca personal para que nos ayuden a crear un manual completo sobre cómo construir, impulsar y medir tu propia marca personal. Aquí te ofrecemos la primera parte de los más de 30 consejos que nos han dado para seguir sus pasos. 

image
Emprendedores

No hace falta decir que una marca personal te ayudará a captar clientes si trabajas como profesional independiente. Pero es también importante para cualquier emprendedor. Kike Sarasola lo ha tenido siempre muy claro: “La marca personal pone ojos y cara a las compañías. Microsoft tiene a Bill Gates. Orange a Larry Elison. Virgin a Richard Branson. Cuando empecé, me dije, quiero hacer una marca con ojos y cara. Sé que es un sacrificio porque voy a tener que estar en el ojo de esto todo el tiempo, pero no me importa. Pienso que la gente ve que detrás de eso no hay solamente una compañía, sino que hay alma, hay gente, hay personas detrás”, comenta el fundador de Room Mate.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dicho esto, ¿cómo ha construido él mismo y otros emprendedores reconocidos su propia marca personal? Aquí te ofrecemos una hoja de ruta con las dudas y las certezas que 14 de los mejores emprendedores-marca y expertos en identidad personal nos han contado en exclusiva.

¿Te conviene diferenciar tu marca personal de tu marca empresa?

Depende de lo que vendas. Kike Sarasola lo ha hecho siempre desde el principio. Y tiene una razón muy poderosa. “Siempre he tenido muy claro que había dos marcas, mis hoteles y yo, porque cuando fundé Room Mate yo tenía ya una marca propia como deportista y con otras connotaciones diferentes a la empresa. Los hoteleros se empeñaron en decir que los hoteles de Sarasola eran para gays y tuve que salir a la prensa y decir:mirad, el maricón soy yo, no mis hoteles. Yo quería que los hoteles fueran para todo el mundo, no solamente para la gente que pensara o que fuera igual que yo. Quería que fueran separados porque un hotel bonito, bien situado, a buen precio, tenía que ser asequible a cualquier persona”, explica.

Lo bueno de separar las marcas es que tampoco condiciona el futuro de la compañía. “Ahora Room Mate es mucho más grande que Kike Sarasola porque ha cogido mucha más vida y tiene una entidad. Si mañana no estuviera en la compañía, Room Mate seguiría andando perfectamente. Creo que no se puede juntar una marca a una sola persona. No es bueno para ninguno de los dos. Fíjate, los modistos suelen asociar su nombre con su marca negocio pero ahí tienes el genio que es Karl Lagerferd, que es su marca personal, y trabaja para seis marcas distintas de ropa. Creo que si eres de verdad ambicioso, debes separar las marcas, porque así puedes hacer más cosas. Trabajar a lo grande”, añade Kike Sarasola.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Créate una historia auténtica

"Una buena marca personal tiene que tener una historia detrás. Si no, no perdurará en el tiempo. Sin una historia, eso se desinfla. Pero tiene que ser una historia auténtica. Ser tú. Y que sea algo que pueda evolucionar, que se pueda desarrollar, que se pueda multiplicar. Piensa en tu marca como piensas en tu negocio. Yo, desde el principio, sabía que no quería hacer un solo hotel, que quería un negocio escalable. Pues con la marca igual. Piensa si de verdad es escalable y puedes multiplicarla. Y tírate de cabeza”, apunta Kike Sarasola.

La prueba del ensayo-error

No todos los que tienen una marca personal se la han trabajado de forma consciente. Pero algunos sí. Es el caso de Andy Stalman, autor de BrandOffOn. “Fue algo que fui aprendiendo con el tiempo. No me senté un domingo a medio día y dije:voy a hacer mi estrategia de marca personal. Mi conciencia sobre la importancia de mi marca personal se despertó con la irrupción de las redes sociales. Al ver lo que estaba pasando en las redes, y particularmente en Twitter, me puse a analizar quién tenía seguidores, cómo se posteaba, qué había en común entre aquellos que tenían más influencia o más resonancia o más poder de conversación. Y una de las cosas que noté en su momento, que puede parecer una chorrada, pero que no lo es, es que todos tenían un blog. Pero fue muy intuitivo. Ir siguiendo gente y llegar a conclusiones”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Andy Stalman, autor de los libros BrandOffOn y HumanOffOn.

Personas en las que inspirarte

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ese mirar lo que hacen los demás todavía lo siguen haciendo la mayoría de los emprendedores-marca con los que hemos hablado. Sarasola, por ejemplo, se declara fan de Richard Branson “por la comunicación tan divertida que hace. Lo mismo se tira en paracaídas vestido de novia que se sube al Everest con un traje de bailarina. Yo sigo en cierta forma ese estilo. Me gusta divertirme con lo que hago”. Y recuerda que él mismo se ha vestido de Papá Noel y se ha colgado de una fachada en uno de sus hoteles. O que se ha metido vestido de traje en una piscina.

A Isra García, fundador de thisisIG.com y Stand OUT Program le sirven de inspiración cuatro marcas: “Seth Godin, Richard Branson, Tim Ferriss y Gary Vaynerchuk”. Y Franc Carreras, profesor de ESADE Business&Law; School se inspira en “quienes han conseguido lo que yo quiero conseguir en otros países. Tim Ferriss, que es uno de los mayores influencers en podcasting. O James Altucher, un emprendedor que se ha hecho rico muchas veces y se ha arruinado otras tantas. Sigo mucho sus podcast”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crea un proyecto que te aporte credibilidad

Que vayas tomando conciencia de cómo construir tu marca personal no significa que puedas o debas hacerlo sin tener un respaldo de tu trabajo. Como explica Pilar Jericó, fundadora de Be-Up y experta en liderazgo, “lo último es la marca personal. Primero piensa en el trabajo en el que tú crees, lo que quieres hacer, en quién te quieres convertir y trabaja intensamente en eso. Luego ya viene la marca. La marca es un resultado del trabajo, pero no creo que deba ser el punto sobre el que construir todo. Me parece que empezar una marca personal desde la marca personal es un error. Ahora hay mucho deseo de tener mucha presencia, de ser popular rápidamente y eso encierra una trampa: ser popular sin un contenido de valor dura muy poco tiempo”.

Una idea que comparte Anxo Pérez, fundador de 8belts, una persona que se ha creado su marca en relativamente poco tiempo: cuatro años. “En mi caso, el primer gran impulso es el lanzamiento de 8belts. Es curioso porque antes tenía las mismas teorías, la misma capacidad de comunicar, ya había conseguido logros como trabajar para el FBI o como intérprete de Obama… pero me faltaba un vehículo. Si me hubiera subido a un escenario y hubiera dicho:mira te voy a contar un montón de teorías, la gente me habría dicho:vale, ¿pero tú qué has hecho? Y si la respuesta es nada, no tienes credibilidad para ser escuchado. Desde el momento en que tienes un vehículo, se abre un mar de posibilidades. La gente está encantada de escuchar a la gente que hace cosas”, asegura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Anxo Pérez, CEO y fundador de 8Belts.

¿Qué puedes ofrecer que no den los demás?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

“La pregunta es: ¿qué aportas? Y es un todo. Es lo que cuentas en tus libros, lo que cuentas en las entrevistas, lo que cuentas en el escenario y en tus canales… La construcción de la marca personal siempre es una amalgama de acciones, nunca es solo una. Y tienen que estar basadas en algo tuyo. Los símiles de mis libros los he creado yo. Y mis propias fábulas, teorías… Yo las llamo peldaños y esos peldaños nunca se habían contado. A lo mejor la teoría sí existe, pero la forma de contarlo no. Cuando escribes un libro o desarrollas cualquier producto sólo tienes dos opciones: o cuentas algo nuevo o lo cuentas de forma diferente”, apunta Anxo Pérez. Que añade: “Lo más difícil de todo es que tu producto sea original. Sé único. Haz un producto que nadie tenga”.

Define tu posicionamiento resumiendo quién eres en una frase

“Un consejo para empezar la marca personal es coger un lápiz y un papel y escribir qué es lo que pretendes aportar, lo que se quiere proponer y resumirlo en una frase. Después, busca qué valores te identifican: constancia, autenticidad, optimismo… y cada vez que publiques algo que sea consistente con esos valores que te identifican. Después, si esa frase eres capaz de resumirla en una palabra, que esa palabra siempre te acompañe porque a la larga es por lo que se te va a recordar”, recomienda Gemma Cernuda, fundadora de la agencia En Femenino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gemma Cernuda, fundadora de la agencia Ellas Deciden.

¿Quién es tu público?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Conocer quién es tu audiencia y saber por qué te sigue es clave para determinar el tono y contenido de tus mensajes. “Yo sirvo al target masculino; el 80-85% de las personas que me siguen son hombres. Y hay dos segmentos claramente diferenciados. El primero es muy joven, chavales de 14 a 22 años, que ven a un tío que va con las manos tatuadas y se dedica a lo que él quería dedicarse en su vida hace 19 años sin haber acabado la carrera. El otro target es el padre de familia que ha llegado por el boom del deporte y que dice este tío que trabaja, tiene una hija, etc. se da esas carreras por el desierto, igual yo puedo hacer una medio maratón o una carrera en bici. Hay una parte aspiracional en mis seguidores que tiene que ver con la organización del tiempo. Si me organizo puedo desarrollar mi pasión, que es el deporte”, apunta Josef Ajram, emprendedor y trader.

Ponle unos valores a tu marca

Sí, las marcas personales deben tener unos valores muy claros. Porque desde ellos es desde donde se construye todo lo que vas a comunicar. Anxo Pérez, por ejemplo, resume los suyos en torno al esfuerzo. “Mi frase estrella es: no admires el éxito, admira el esfuerzo. Yo digo que el éxito es como un cisne que nada sobre un lago, en el que todo el mundo se centra en la parte superior, la cabeza, las plumas… pero nadie repara en las patas pataleando que curiosamente es la parte trabajadora y es la que hizo que el cisne llegara donde está”. Gemma Cernuda nos ha hablado de asertividad, autenticidad, femenino… E Isra García, de autodisciplina férrea, iniciativa, autoconciencia, excelencia… Piensa: ¿cuáles te definen mejor a ti mismo y a todo tu proyecto?

Sé fiel a ti mismo

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otra clave es que, en esa línea que traces, debes seguir un camino recto sin importar quiénes se quedan a los lados. “Es imposible caer bien a todo el mundo y creo que tampoco hay que pretenderlo. Al final, se trata de tener una hoja de ruta como persona en la que te sientas a gusto, tranquilo y cómodo. Que realmente no estés actuando porque la actuación llega un momento que se acaba”, explica el trader Josef Ajram.

Piensa, sobre todo, que las marcas fuertes tienen seguidores y detractores. Es inevitable. “La marca personal tiene que tener clara una cosa: lo opuesto al amor no es el odio, es la indiferencia. Si eres una marca irrelevante, estás jodidísimo”, explica Andy Stalman.

Josef Ajram, empresario, trader y autor de El pequeño libro de la superación personal.

¿Y si te buscas un buen eslogan personal?
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esto es más difícil, pero si consigues encontrar un eslogan que defina lo que haces, habrás dado con una herramienta de posicionamiento y recuerdo de marca brutal. Andy Stalman, por ejemplo, es Mr. Branding. Aunque en su caso es algo que nació de una casualidad. “Una chica de Buenos Aires que me entrevistó en 2010 escribió algo así como:hablar con el señor Stalman es como hablar con el señor Branding. Al poco, me invitan a una conferencia en Melbourne y traducen señor Branding por míster Branding. Me puse a pensar en lo que es un posicionamiento de marca y me di cuenta de que parte de ese posicionamiento tiene que ver con intentar apropiarte de un territorio. Me empezaban a llamar míster Branding y me dije, eso es branding. ¿Cuántos señor algo conocemos? ¿Quién es el señor periodismo en el mundo? No sabemos. ¿Quién es el señor fútbol? No hay. ¿Quién es el señor ciencia? ¿Quién es el señor cultura? No hay uno que esté en ese genérico. Y hay un señor Branding. Es increíble”.

La marca personal también puede tener una identidad corporativa.

Como cualquier otra enseña, hay quien utiliza objetos o colores para que se le identifique como marca. El mejor ejemplo de ello es Chema Alonso, CDO de Telefónica, con su inseparable gorro de lana. O Risto Mejide y sus gafas. Un color, el amarillo, es lo que ha intentado utilizar Andy Stalman como parte de su identidad corporativa. “Si te fijas, BrandoffOn es amarillo, y en mis conferencias siempre utilizo un pañuelo, un reloj o cualquier otro detalle amarillo. No hace falta ir de patito amarillo, basta con un detalle. Pero como en todo en la vida, se presentan dificultades en el camino, y de repente aparecen los lazos amarillos... ”, comenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lo que nunca falla es romper esquemas. ¿Un experto en bolsa con tatuajes como identidad de marca? “Creo que es interesante tener una manera de hablar, de tratar al cliente, un logotipo especial de tu empresa… En mi caso es la mano tatuada. Hay que buscar algo que te diferencie y que te haga único porque así es más fácil ser identificado. Piensa, ¿qué títulos ha ganado John McEnroe en tenis? Yo no lo sé, pero todos lo recordamos como el tío que rompía las raquetas en los partidos”, apunta Josef Ajram.

Crea un concepto propio…

“No es lo mismo repetir lo que dicen otros que tener tu propio mensaje. Yo creé conceptos como BrandOffOn o como HumanOffOn que nadie los había usado. Eso es muy potente. Sobre todo cuando es un concepto que ya se utiliza en un lenguaje casi coloquial. Cuando entras en Twitter y, por ejemplo, se habla del trabajo de Gates Foundation de erradicar la malaria y alguien dice, qué buen ejemplo HumanOffOn, dices, guao, qué bueno, deja de ser un concepto para ser una palabra”, apunta Andy Stalman.

… Y que se identifique con tus valores

Con el concepto de knowmads en España la persona que se identifica automáticamente es Raquel Roca. “Creo que tuve la suerte de que el concepto entró en un momento necesario e importante para aplicarlo y fue más fácil quizás tener este boom de personal branding. Y luego que mis valores son los mismos que están asociados al concepto knowmad, porque es verdad que no solamente hablo de ello, sino que me siento cien por cien identificada con este concepto. Mi marca es un poco lo mismo: mente abierta, ser flexible a los cambios y a nuevas realidades, humildad y honestidad. Soy cien por cien yo encima del escenario, dando una formación o escribiendo un blog”, comenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por la misma razón, Gemma Cernuda, que nunca se planteó crearse una marca personal propia, se asocia a comunicación en femenino. “Es fundamental crear un concepto que no estés copiando de nadie, que sea tuyo, y defenderlo en todas tus escenas, tanto físicas como virtuales para que acabe atado a tu nombre. Alguien te lo podrá copiar o repetir pero al final la consistencia hará que se te asocie con ese concepto, o como mínimo serás uno de los referentes”, recomienda.

Raquel Roca, consultora de transformación digital y autora de Knowmads.

¿Todavía no tienes un blog?

“Hay que tener muy clara la importancia del blog. Y de la generación de contenidos. Muchas veces pensamos que la marca personal es suficiente con las redes sociales y no es así. A veces empezamos por ese lado y es más interesante empezar con la estructura y la matriz del blog y luego las redes sociales alrededor de la misma. Y otra cosa importante es el cuidado y el mimo de la imagen, que debe estar conectada con quiénes somos nosotros como personas”, recomienda Raquel Roca.

Reúne todas tus ideas en un libro

“Lo que funciona hoy por hoy todavía son los libros. Aunque luego no se lean tanto. Quizás por las referencias que hacen los medios, o porque te da pie luego para publicar artículos, los libros y la investigación son claves para mí”, asegura Pilar Jericó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A veces esos libros se pueden transformar en algo con vida propia, particularmente si les creas una web independiente de la tuya propia. BrandOffOn se publicó en 2014. “Primero fue un libro, después un máster y luego una plataforma, porque si yo hablo de que BrandOffOn es el encuentro entre el mundo online y el mundo offline no puede ser que cuando la gente vaya a BrandOffOn online no haya nada. No estaría siendo coherente con lo que estoy diciendo. BrandOffOn no solo tiene una web, tiene un perfil en Twitter, tiene un perfil en Facebook y en otras redes sociales. Y de alguna manera sigue la conversación. BrandOffOn está convencido de que la construcción del branding del futuro debe ser compartida. Si podemos seguir pensando, discutiendo, cómo evoluciona esto, mejor que mejor”, comenta Andy Stalman.

Pilar Jericó, cofundadora de la consultora Be-Up y autora de No miedo, entre otros muchos títulos.

¿Cómo andas de autoconfianza?

“Para construir una marca fuerte ayuda ser una persona suficientemente auténtica, genuina, como para poder ir a contracorriente cuando te lluevan las críticas y decir: ¿Sabes qué? Me da igual, voy a lanzar este producto, voy a actuar de esta manera… Elige para quién es tu producto y marketea a esa gente porque no puedes gustar a todo el mundo. Hay un libro que puedo recomendar a los lectores que se llama Todos somos raros, de Seth Godin, que habla de las rarezas como oportunidad de marketing y branding de tus momentos”, explica Isra García.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Empieza a construir desde tu entorno personal

“Mi teoría siempre ha sido que la influencia hay que empezarla por las personas que tienes cerca. Aprovecha la capacidad de recomendación de la gente que ya te conoce por otras vías, no sólo la que tienes en tus redes sociales. Si utilizas esa forma de desarrollar tu influencia, sigues teniendo oportunidades hoy en día”, apunta Franc Carreras.

Franc Carreras, profesor de ESADE Business&Law; School y creador del Método Influencer.

No descartes invertir en publicidad

La construcción de una marca personal suele ser un proceso lento, pero también se pueden coger atajos. Por ejemplo, invirtiendo en publicidad para promocionar tus artículos o creando un equipo profesional que lleve tu marca. Así se explica que Anxo Pérez haya creado una marca tan potente en 4 años. Bueno, eso, y que haya ideado un método para aprender chino que han recomendado muchos famosos.

Anxo está ya haciendo, incluso, publicidad en televisión pero a un nivel más modesto “puedes promocionar tus artículos en Facebook Ads para llevar tráfico y que tu crecimiento sea mayor. La publicidad en Facebook es relativamente económica respecto a cualquier otra. Promocionar un artículo pueden ser entre cinco y 20 céntimos por visita. Con poco presupuesto puedes tener alcance. Luego, si una persona ha leído un artículo y le ha interesado, le puedes invitar a que se suscriba en una lista de correos para que puedas enviarle nuevos artículos. Es decir, a esa persona ya no le tienes que enviar publicidad, la tienes en la lista de correos y le sigues enviando contenido. Le vas dando impactos y ganas su confianza. Luego, si en un determinado momento haces un evento, invitas a quienes están en tu lista de correos”, explica José María Jiménez Shaw, experto en marketing jurídico digital.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Únete a grandes marcas

Pilar Jericó participa de forma habitual en el blog del diarioEl País, además de mantener los contenidos del suyo propio. Para ella, “colaborar con medios ha sido muy importarte por el alcance que tiene a tantos lectores. Creo que, si quieres construirte una marca, un buen punto para comenzar es unirse a grandes marcas o a marcas de personas que ya tienen un recorrido hecho. Es como los libros: si quieres escribir un libro y no te conocen, puedes sumarte como coautor. Yo creo que la suma ayuda”, recomienda.

Isra García, marketer, fundador de thisisIG.com y Stand OUT Program.

No hables de ti

“La marca personal no se construye hablando de ti, sino hablando de lo que sabes. O demostrando a la gente que sabes de algo. Yo entiendo la marca personal como el posicionamiento SEO. Es decir, la gente busca un contenido en Google y aparece gente posicionada por diferentes criterios. Cuando alguien piensa, por ejemplo, en copywritting, en su cerebro hay un posicionamiento exactamente igual que el de Google. Arriba hay una persona, en la segunda otra, en la tercera otra… Subes o bajas de ahí dependiendo del valor que aportas”, dice Javi Pastor, experto en copywritting.

Que no estés todo el tiempo hablando de ti no significa que no te puedas mojar con algunas ideas personales: “Yo siempre digo que hay que humanizar las marcas. Y con la personal igual. Creo que si la gente sigue a una persona lo que está buscando es conocer a esa persona. No digo que tengas que exponer toda tu intimidad. Pero sí tienes que dar tu opinión sobre algunas cosas. Por ejemplo, a mí me gusta hablar de fútbol porque me parece que el fútbol y el deporte en general tiene que ver con parte de lo que yo pienso que las marcas tienen que hacer, que es emocionar, seducir, impactar, además de que me gusta el fútbol en sí mismo. Entonces, además de sobre branding hablo de fútbol y hablo de educación, la formación en valores humanos, dar a los niños habilidades sociales, empatía, comunicación, creatividad, que mantengan esa capacidad de curiosidad me parece básico”, explica Andy Stalman.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes