Hora de marcharse

Te puede surgir la duda sobre el momento idóneo para despedirte y marcharte: después de los postres, del café, del primer licor o copa… No olvides que cuando se termina de comer o cenar, normalmente el anfitrión invita a tomar café, té o algún licor y se aprovecha para hacer un poco de sobremesa. Es interesante participar en ella. Pero no se debe abusar de ese tiempo, ni alargarlo demasiado. Tu sentido común te anunciará cuándo debes despedirte. Pero evita interrumpir una conversación que sea interesante para tu jefe. Simplemente, no repitas ni pidas otra copa y espera el momento oportuno para despedirte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades