Amazon también fracasa: un caso que ha sorprendido al mercado

Haven es una startup de salud fundada por Amazon, JP Morgan y Berkshire Hathaway. Tras menos de tres años de actividad, ha anunciado su cierre a finales de febrero.

Amazon también fracasa: su startup de salud cierra tras tres años

No todo son éxitos para Amazon. A pesar de que el gigante del comercio electrónico, con Jeff Bezos a la cabeza, ha demostrado en varias ocasiones su buen ojo para los negocios paralelos, su startup dedicada al sector de la salud, Haven, ha anunciado su cierre a finales de febrero, tras menos de tres años de actividad.

La compañía, fundada por Amazon (Jeff Bezos), JP Morgan (Jamie Dimon) y Berkshire Hathaway (Warren Buffet), nació en 2018 con la intención de “mejorar el sistema de salud de los trabajadores estadounidenses”. Apenas tres años después, Haven ha anunciado el cese de su actividad. Parece que ni siquiera estos grandes emprendedores han podido ofrecer soluciones efectivas para un sistema de salud con grandes problemas en Estados Unidos.

No obstante, el comunicado de la startup deja abierta la puerta a una nueva colaboración entre Amazon, JP Morgan y Berkshire Hathaway en el futuro, tanto en el sector de la salud como en otros negocios que puedan ser beneficiosos para las compañías dirigidas por Bezos, Dimon y Buffet. Las tres “continuarán colaborando de manera informal para diseñar programas adaptados a las necesidades específicas de sus propios empleados”, explican.

Las claves del fracaso de Amazon en el sector de la salud

El lanzamiento de Haven en 2018 supuso una revolución entre los inversores, y provocó, de forma inmediata, la caída de las acciones de las empresas de la competencia. Las expectativas estaban altas, pues se trataba de un acuerdo que implicaba a una gran tecnológica como Amazon y firmas de primer nivel en el sector de las finanzas, algo totalmente inédito en el mercado hasta la fecha.

Entonces, ¿qué ha podido salir mal para que Amazon fracase en tan poco tiempo con su startup de salud? Según algunas informaciones, la clave podría estar en el secretismo del proyecto. Las tres compañías propietarias comenzaron a articular sus propios planes de salud para los empleados de forma independiente, algo que hundió la confianza en el proyecto. Además, sus sistemas de atención primaria no llegaron a comercializarse entre los trabajadores por miedo a posibles filtraciones. Al final, el resultado del exceso de hermetismo ha sido el cierre de la propia compañía.

Además, la corta vida de Haven -apenas tres años- ha estado marcada por varios cambios de dirección y episodios desagradables en los tribunales. En 2019, la compañía de seguros UnitedHealthGroup demandó un ejecutivo de la startup de Amazon por robar secretos comerciales en favor de Haven. Aunque la denuncia se desestimó, el directivo salió de la compañía por la puerta de atrás, provocando el primer cambio importante en el equipo. Su CEO, Atul Gawande, ha sido el último en abandonar el barco, poco tiempo antes del anuncio del cese de actividad de la empresa.

“En los últimos tres años, Haven exploró una amplia gama de soluciones de atención médica, así como también puso a prueba nuevas formas de hacer que la atención primaria sea más fácil de acceder, los beneficios del seguro sean más sencillos de entender y de usar, y los medicamentos recetados sean más asequibles”, reza el comunicado. Parece que, en este caso, la inversión de Amazon ha caído en saco roto.  

Gestionar Cookies