Autónomos: 4 claves para aprovechar el Kit Digital para ayudas a la digitalización

El programa arranca en febrero y contempla ayudas por 3.000 millones de euros para autónomos y empresas de hasta 49 empleados

autonomos

Con la publicación de las bases y el anuncio de adhesión para digitalizadores, el Programa Kit Digital de ayudas a la digitalización ya está oficialmente en marcha y los autónomos forman parte del segmento de beneficiarios que pueden solicitar su ayuda o Bono digital.

¿Cuándo y cómo aprovechar la ayuda para sacarle el máximo rendimiento? Desde Cosmomedia, empresa especializada en digitalización para pymesapuntan cinco pilares clave para acceder a estas ayudas.

¿Cuándo empiezan las convocatorias?

El Programa Kit Digital plantea 3.000 millones de euros de ayudas a autónomos y empresas de hasta 49 empleados, para desarrollar una o varias categorías de soluciones digitales establecidas en el Programa, con el objetivo de impulsar su madurez digital.

Este Programa se plantea con una serie de convocatorias, establecidas en tres segmentos para distintos tipos de empresas, según su número de empleados. La primera convocatoria se dirige a empresas de 10 a 49 empleados y saldrá previsiblemente en febrero del 2022.

¿Y el autónomo? ¿Cuándo saldrá su convocatoria? ¿De cuánto será su ayuda?

La cuantía máxima del bono digital para autónomos será de 2.000 euros canjeable en una o varias soluciones o servicios digitales, siempre y cuando sigan los requisitos que establece el Programa Kit Digital.

En cuanto a la convocatoria para autónomos, primero saldrá la de pymes de 10 a 49 empleados, posteriormente la de aquellas comprendidas entre 3 y 10 empleados y, por último, Acelera Pyme publicará la convocatoria para micropymes y autónomos.

No obstante, aunque la convocatoria no sea inminente, lo cierto es que, si el autónomo desea aprovechar el Kit Digital, debe comenzar ya mismo a prepararse para su convocatoria, estudiando las diferentes opciones y seleccionando la más adecuada a su situación particular, a los objetivos que tenga y al sector al que se dedique.

Además, algunas de las empresas encargadas de realizar esos servicios digitales, que forman parte de ese listado de Agentes digitalizadores inscritos a Acelera Pyme de Red.es, ya han comenzado a gestionar la tramitación, auditoría y análisis de oportunidades de las empresas, para disponer de toda la documentación en el preciso momento en el que salga la convocatoria de Kit Digital para autónomos.

De esta manera, teniendo en cuenta que la asignación de ayudas va en estricto orden de llegada hasta agotar fondos, los autónomos que agilicen su inscripción y cumplan con los requisitos, tendrán más posibilidades de disponer de la ayuda.

Los requisitos para acceder

Los requisitos son los mismos que tienen las pymes y están establecidos en las bases de la convocatoria: deben tener la consideración de autónomos, empresa o microempresa, no tener deudas con la Seguridad Social ni con Hacienda, disponer de al menos 2 años de antigüedad y no tener la consideración de empresa en crisis.

Si la tramitación puede resultar compleja para una empresa más grande, el autónomo debe confiar en un agente digitalizador que le tramite toda la documentación y gestione las fases a seguir. De esta manera, podrá delegar la tramitación, para centrarse en su actividad profesional.

Ayudas concretas para autónomos

El autónomo cuenta con un máximo de 2.000 euros de ayudas, transformadas en un Bono digital, que puede canjear en uno o varios servicios que se encuentren en las 10 categorías que establece el Programa Kit Digital.

Si bien, puede fraccionar la ayuda para invertirla en varias de esas categorías, al ser más reducida su cuantía, frente a los 12.000 euros que puede percibir una pyme más grande, el autónomo o micropyme tiene que afinar más para aprovechar el Kit Digital, en un servicio óptimo para su negocio.

La principal carencia digital del autónomo tiene que ver con su visibilidad y promoción en Internet, que les supone una desventaja frente a empresas más grandes.

Dependiendo del servicio digital que seleccione para canjear su ayuda, el autónomo cuenta con más o menos cuantía económica. En la solución digital de oficina virtual o de ciberseguridad, los autónomos disponen de 250 euros por usuario, pero hasta un máximo de 2 usuarios. En la categoría de factura electrónica, la cuantía máxima es de 500 euros, con un sólo usuario.

En cambio, para la categoría Web, comercio electrónico y gestión de redes sociales, la cuantía de ayudas para autónomos es de 2.000 euros para cada una, una cifra que, salvo para la gestión de redes sociales, es común tanto para autónomos como para pymes, independientemente de su tamaño.

Estudia las estrategias, para invertir con buen ojo

Crear una página web

Si el autónomo todavía no tiene una página web propia, la inversión en la primera solución digital de “Sitio web y presencia en Internet” es una buena forma de canalizar el Kit Digital.

Para cubrir con el Programa Kit Digital, esa página web debe cumplir unos requisitos técnicos que aseguran que la web, por ejemplo, sea autogestionable con una plataforma o gestor de contenidos, al que pueda acceder en cualquier momento para realizar cambios.

Es decir, al invertir el Kit digital en una página web, se asegura un nivel óptimo de calidad y seguridad en su desarrollo, ya que el Agente digitalizador que la realice, debe seguir esos requisitos si quiere percibir la cuantía de la ayuda, tramitada directamente entre el digitalizador y Red.es.

Mejorar la presencia web con un nuevo diseño

¿Y si ya tengo web? ¿puedo invertir en otra? Sí, es posible para mejorarla, actualizarla o, por ejemplo, agregarla a una tienda online. El Agente digitalizador será el encargado de acreditar todas esas mejoras funcionales y así, recibir la cuantía del Bono digital, una vez esté desarrollado el servicio.

Empezar a vender online

La categoría de comercio electrónico se encuentra de forma independiente al de la presencia web, porque hace referencia solo a la incorporación de la compraventa de productos y servicios a través de Internet. Es decir, si ya se cuenta con una página web moderna y actualizada, pero se quiere comenzar a vender por Internet, es posible utilizar el Kit Digital para incorporar el e-commerce a la forma de negocio.

Invertir en redes sociales

Para aquellos autónomos que ya tengan una página web actualizada y desean canalizar el Kit hacia la gestión e impulso de sus redes sociales, el Programa establece hasta 2.000€ de ayudas, en soluciones digitales que desarrollen, impulsen y gestionen sus redes sociales, con un Plan Social Media adecuado a su público y a sus intereses u objetivos.

En este programa, el autónomo se enfrenta a un doble reto, por la falta de tiempo y, en muchos casos, de conocimientos digitales para tramitar y desarrollar estos servicios. Por eso, para aprovechar a largo plazo el Kit Digital, es importante seleccionar a un Agente Digitalizador acreditado y que tenga contrastada solvencia con pymes y autónomos, con una buena cartera de proyectos similares a sus espaldas.

Una empresa demasiado pequeña puede ser insolvente a largo plazo, una demasiado grande no proporciona el trato más directo que la pyme puede demandar. «El autónomo debe mirar por el mantenimiento del servicio digital que contrata; es decir, no sólo debe fijarse a corto plazo en el Kit digital que le ofrezcan, sino también en un soporte y una asistencia que dure en el tiempo y que se ajuste a él, a su tiempo y a su nivel de conocimiento», indica José Manuel Fuentes, CEO de Cosmomedia.

Aquí puedes leer más sobre cómo digitalizar tu pyme.