5 formas de ganar dinero con un blog

Publicar contenido en un blog personal es una afición recurrente en mucha gente. Pero también puede ser un negocio muy lucrativo si se sabe monetizar.

5 formas de ganar dinero con un blog

Crear un blog y compartir contenido propio es una afición recurrente para muchas personas. Los temas son variados, y diferentes plataformas permiten mantener una página web propia por muy poco o nada de dinero. Sin embargo, lo que es un hobby puede convertirse en un negocio rentable si se aprende a monetizar el contenido.

En primer lugar, antes de obtener ingresos de un blog es necesario conocer a la audiencia. En este sentido, la plataforma especializada Wix recomienda buscar un nicho específico. “No se trata de escribir lo que te venga a la cabeza, sino de explorar temas que despierten interés en tu nicho para construir una sólida base de fans”, explican. Una vez se ha identificado a la audiencia, es necesario ofrecer un contenido de calidad -original, bien trabajado…- y útil. “Evita los formatos enlatados y trata de escribir posts que destaquen por su originalidad y utilidad”, recomiendan desde Wix.

Pero el contenido y el nicho no son los únicos factores importantes a la hora de monetizar con éxito un blog. Además, es necesario crear un engagement que fidelice a los lectores. Y, en esto, las redes sociales son una herramienta interesante donde poder organizar sorteos o hablar con la audiencia de forma directa. Además, publicar contenido de calidad en redes como LinkedIn o Medium puede dar un impulso en el tráfico del blog.

5 formas de ganar dinero con un blog

Una vez se ha trabajado en la segmentación de la audiencia, el contenido y la estrategia de redes, es el momento de poner en marcha el proceso de monetización del blog. Y, en este apartado, existen multitud de técnicas que pueden convertir una página web en un negocio rentable. A continuación, te presentamos algunas de ellas.

Ofrecer contenido premium. Además del contenido del blog habitual, ofrecer un extra a cambio de una suscripción de pago puede ser una buena forma de ganar dinero. En este sentido, desde Wix recomiendan ofrecer fragmentos del contenido de pago para llamar la atención de los lectores y generar una expectación que les invite a pagar por la lectura completa.

Publicidad. Esta es una de las formas de ganar dinero con un blog más habituales. Además, es una técnica muy sencilla: basta con abrir un perfil en una plataforma de publicidad online, como Google Ads, y conectarla con la página web. Cada clic en los anuncios que provenga del blog será recompensado por una cantidad de dinero. Sin embargo, es necesario que la publicidad tenga sentido con la temática del blog, así como que pueda interesar a la audiencia. Para establecer las preferencias, Google también cuenta con una herramienta especializada, Google AdSense.

El negocio de la afiliación. Otra de las opciones para sacar rendimiento económico a un blog es la afiliación. Esta técnica consiste en aliarse con una marca o web, a cambio de obtener un porcentaje de cada venta que provenga del propio blog. Este procedimiento es muy popular en grandes compañías de comercio electrónico como Amazon. Aunque puede parecer una forma muy fácil de ganar dinero, se ha convertido en una verdadera ciencia

Vender merchandising. Si tu blog ya cuenta con una audiencia extensa y consolidada, el merchandising puede ser una opción muy a tener en cuenta para conseguir unos ingresos adicionales por tu trabajo. Fabricar camisetas, sudaderas o gorras bajo una marca propia es una de las técnicas más utilizadas por los influencers y creadores de contenido en los últimos años, de la que obtienen grandes beneficios.

Ofrecer formación. Ofrecer formación y coaching especializado también puede reportar grandes beneficios para un blog. Y no solo pueden tener que ver con el tema en concreto sobre el que se crea contenido. Poner en marcha una web no es tarea sencilla, y sin duda genera unos conocimientos que pueden valer oro. Para poder monetizarlo, existen multitud de técnicas: webinars de pago, conferencias virtuales, consultorios por correo electrónico, ebooks… Las posibilidades son casi infinitas.

Gestionar Cookies