El negocio de las casas prefabricadas ya compite con la vivienda tradicional

La reducción de costes, la rapidez de la construcción y la mejora de las calidades son los principales motivos del crecimiento de las casas prefabricadas, que ya son competencia de la vivienda tradicional.

El negocio de las casas prefabricadas ya compite con la vivienda tradicional

Aunque el sector de las casas prefabricadas lleva años dando que hablar, este negocio parece haber dado un vuelco definitivo a raíz de la pandemia. Tanto, que ya compite con la construcción de viviendas tradicionales, sobre todo en el segmento de mayor nivel adquisitivo, donde surgen la mayoría de grandes proyectos.

En un primer momento, la principal ventaja de las casas prefabricadas se encontraba en el precio de adquisición, mucho más asequible que las viviendas tradicionales. Sin embargo, los clientes con mayor capacidad económica se han ido sumando a esta tendencia. “Nosotros mismos teníamos una visión sesgada de lo que es prefabricado. Nos dimos cuenta de que se puede hacer cualquier casa y cualquier arquitectura y que hay viviendas en las que no se distingue si lo son o no”, explica un emprendedor del sector en El País.

Así, al ajustado precio de las casas prefabricadas se suma la versatilidad, además de unos tiempos de construcción mucho más reducidos que en el sector de la vivienda tradicional. En concreto, entre seis y diez meses, en el caso de empresas como Ubiko, que fabrican los muros de hormigón fuera del lugar de la obra para luego ensamblarlos en el destino.

La sostenibilidad, la última gran ventaja de las casas prefabricadas

Además de las anteriores, las casas prefabricadas se han postulado como una de las mejores opciones para apostar por la sostenibilidad y el cuidado al medioambiente en el sector de la construcción. En este sentido, cabe destacar que, solo en el proceso de montaje, se consigue reducir entre un 45% y un 60% el nivel de residuos que produce la construcción de viviendas tradicionales.

Por otro lado, las enormes posibilidades de las casas prefabricadas permiten utilizar diferentes materiales, que pueden reducir su impacto en el medioambiente casi a cero. Un ejemplo de ello es el caso de Woodville, una empresa española que comercializa un modelo de vivienda construida con maderas locales, por un precio de unos 50.000 euros y cuyo impacto en el planeta es casi nulo.

Por último, la eficiencia energética es otra de las señas de identidad de las casas prefabricadas. Las nuevas viviendas suelen contar con un potente aislamiento que permite optimizar el consumo, tanto en invierno como en verano. Además, al tratarse de viviendas ubicadas en zonas algo alejadas de las ciudades, la instalación de placas solares es más sencilla, otro mercado en expansión que puede generar un ahorro significativo en el largo plazo. Además, claro está, de reducir la huella ecológica y mejorar el medioambiente.

Las casas prefabricadas llegan a Amazon

El boom de las casas prefabricadas ha hecho llegar a este mercado a las grandes plataformas de comercio electrónico, como Amazon o Aliexpress. Así, estas grandes compañías ofrecen algunas viviendas de este tipo por apenas 8.300 euros, un precio que incluye los dos días de montaje.

Sin embargo, antes de invertir en una de estas viviendas, es necesario conocer algunos factores previos. Dentro del mundo de las casas prefabricadas, es necesario diferenciar entre las viviendas móviles, sujetas al 21% de IVA y que no necesitan licencia, como es el caso de las pequeñas construcciones de madera; y las casas prefabricadas modulares de hormigón, ancladas al terreno, que requieren de una licencia de construcción municipal y pagan un IVA del 10%.

Además, para construir una de estas casas prefabricadas es necesario contar antes con un terreno o finca donde construirla, por lo que, dependiendo del tipo de construcción que se quiera colocar, la inversión puede no salir tan rentable.