¿Qué puede hacerse con un cliente desnudo?

En ocasiones, solucionar ciertos problemas con los clientes en tu empresa requiere de unas habilidades poco comunes…

¿Qué puede hacerse con los clientes desnudos?

Mientras las temperaturas medias en España marcan máximos históricos, cada vez es más difícil estar en casa con la ropa puesta. Algo común durante la ola de calor, pero que se está convirtiendo en un problema para las empresas que trabajan acudiendo a casa de los clientes: comercio electrónico, carteros… Y repartidores de comida a domicilio.

Para intentar convencer a los clientes desnudos de que deben recibir a los repartidores con la ropa puesta, Telepizza ha lanzado una divertida campaña en redes sociales. Bajo el eslogan “al repartidor no se le recibe en gayumbos”, la cadena de pizzerías ha querido poner de manifiesto una de las anécdotas más recurrentes entre sus trabajadores durante los meses de verano.

“Sabemos que hace calor y que en tu casa, tus reglas… pero nada de recibirnos en bragas, gayumbos, ni cualquier otro tipo de ropa interior. Un poquito de por favor”, dicen a sus clientes en Twitter de manera divertida. La campaña, además de destacar el fenómeno de los clientes desnudos en verano, se ha convertido en todo un éxito de marketing, con miles y miles de reacciones en redes sociales.

Desde clientes que pedían perdón por recibir a los repartidores en ropa interior hasta los que reivindicaban su derecho a estar en su casa como más les apeteciera… Pasando por extrabajadores del sector que recordaban sus anécdotas. “La verdad que eso pasaba y me hacía gracia. Ser yo un jovencito como era entonces, y una mujer o un hombre hechos y derechos salir en ropa interior, me resultaba curioso. ¡Ojalá no hubiera sido tan cortado en aquella época!”, escribía un tuitero.

¿Cómo solucionar el problema de los clientes desnudos?

Aunque puede parecer una situación divertida -en la mayoría de los casos no pasa de ahí-, que tus clientes reciban a tus trabajadores desnudos o en ropa interior puede generar problemas innecesarios en el funcionamiento de tu empresa. Por eso, debes contar con las habilidades necesarias para solucionar los conflictos que pudieran surgir durante los meses de verano.

Más aún, teniendo en cuenta que los clientes insatisfechos suelen contar su experiencia a una media de nueve personas, y que el 90% de los mismos decide no repetir la compra, según los estudios especializados en satisfacción y atención al cliente. A continuación, te presentamos algunas técnicas para “domar” a tus consumidores más rebeldes.

Ponerse en su lugar. Hacer un ejercicio de empatía y ponerse en su lugar es el primer paso para solucionar un posible conflicto. En el caso de los clientes desnudos que proliferan durante el verano, deberías tener en cuenta que las temperaturas en plena ola de calor se hacen inaguantables por momentos, incluso dentro de los hogares.

Mandar el mensaje con calma. Si lo que se quiere es decir a los clientes que lo mejor es que reciban a los repartidores con la ropa puesta, es necesario mandar el mensaje con mucho tacto. Un ejemplo es el propio caso de Telepizza, que ha utilizado las redes sociales para comentarlo de forma divertida. Incluso, se ha convertido en todo un éxito de comunicación.

Formar al personal. Aunque como emprendedor seas capaz de lidiar con clientes de todo tipo, toda la empresa debe adquirir ciertas habilidades para solucionar problemas con el consumidor. Más aún, en sectores como el comercio electrónico o la comida a domicilio, donde los trabajadores acuden a diario a las puertas de cientos de hogares. Formarles en materias como la atención al cliente será un plus que podría marcar la diferencia con tu competencia.

En este otro artículo de EMPRENDEDORES, te dejamos otras habilidades y técnicas necesarias para lidiar con los clientes más rebeldes.