Cuba legaliza las pymes privadas: ¿Una oportunidad para hacer negocio?

Cuba ha legalizado la actividad en el país de miles de pequeñas y medianas empresas, que podrán importar y recibir financiación del exterior.

Cuba legaliza las pymes privadas: ¿Una oportunidad para hacer negocio?

Las protestas ciudadanas de los últimos meses en Cuba han acelerado las medidas aperturistas del gobierno de Miguel Díaz-Canel. Una de las últimas es la legalización de la pequeña y mediana empresa privada, que podrá importar y recibir financiación extranjera, lo que convierte al país en un interesante mercado para hacer negocio.

La aparición de pymes privadas en Cuba permite que ciertas actividades se descentralicen, tras 60 años de dependencia estatal. Sin embargo, el gobierno del país mantendrá algunas empresas bajo el control público, y permitirá a otras operar bajo un modelo de propiedad mixta.

La medida tomada por el Gobierno de Cuba pretende terminar con 60 años de bloqueo, tanto dentro de sus fronteras como por parte de las grandes potencias capitalistas del mundo, como Estados Unidos. Así, la aparición de pymes privadas jugará un papel muy importante en el suministro de ciertos servicios y productos de primera necesidad, como alimentos o medicinas.

“Es un punto de partida para una nueva etapa en la diversificación de la economía y su desarrollo, con el fin de aprovechar al máximo su potencial”, ha declarado Alejandro Gil, el ministro de Economía de Cuba, quien también ha destacado el efecto positivo que la reforma tendrá sobre el empleo.

Sin embargo, la apertura de Cuba a la empresa privada no estará exenta de ciertas regulaciones propias de la ideología del régimen. Estas normas afectan a los emprendedores, a los que se prohíbe tener más de una empresa y un máximo de 100 trabajadores. Esta medida estaría enfocada a no permitir un excesivo poder e influencia de las élites empresariales en el país.

Sectores interesantes para abrir un negocio en Cuba

Tras seis décadas de restricciones y frenos a la empresa privada, Cuba todavía tiene muchos sectores y nichos por explorar, con una baja competencia y unas posibilidades de crecimiento interesantes. La hostelería, el transporte, el tabaco o el turismo son algunos de los sectores con más posibilidades para abrir una pequeña y mediana empresa en el país.

Hostelería. La oferta gastronómica de Cuba aún no tiene demasiada variedad. En este sentido, abrir un negocio de hostelería que cuente en su carta con platos que triunfan en otros lugares del mundo -como España- puede ser una buena idea de negocio. Eso sí, la ambientación del local y la música es una de las claves para triunfar en el mercado cubano.

Transporte. El parque automovilístico y las infraestructuras dedicadas al transporte son otro de los sectores interesantes para hacer negocio con una pyme en Cuba. En este sentido, contar con una flota de autobuses modernos y eficientes puede marcar la diferencia en la isla caribeña.

Tabaco. Otro de los grandes atractivos de Cuba es el tabaco y los puros. En este contexto, montar una tienda donde se vendan estos productos puede hacerte triunfar como emprendedor. Si, además, piensas en el turismo, organizar una cata de puros o algún otro evento que destaque la tradición tabaquera del país puede marcar la diferencia con respecto a la competencia.

Turismo. El turismo es otro de los grandes sectores de negocio en Cuba, por sus paisajes caribeños y sus ciudades decadentes. En este sentido, aprovechar la modernización de su flota automovilística para recuperar coches antiguos y alquilarlos a los turistas puede ser una buena idea de negocio para montar una pyme en el país.