Los datos personales serán considerados como un medio de pago

El 1 de enero de 2022 entrará en vigor la nueva regulación sobre el uso de datos personales, que serán considerados como un medio de pago dentro de la Unión Europea.

Los datos personales serán considerados como un medio de pago

Los datos personales serán considerados como un medio de pago a partir del 1 de enero de 2022. El Decreto-ley 7/2021, que bebe de dos directivas europeas, sustituirá a la ley general de la defensa de los consumidores, y afectará a todas las personas que mantengan abierta una cuenta en alguna red social, así como en un servicio de streaming como Spotify o Netflix.

A partir de su entrada en vigor, la nueva regulación considerará los datos personales como un medio de pago para este tipo de servicios, lo que convierte la relación entre el consumidor y la empresa en un contrato donde los primeros tienen sus derechos. Hasta este momento, la legislación era ambigüa y no contemplaba que el usuario pudiera tener voz, al ser un servicio gratuito.

Así, el consumidor que abra una cuenta en una red social o servicio de streaming de forma gratuita tendrá los mismos derechos que los usuarios que deciden pagar durante su registro. En el caso de que no se acepte el tratamiento de los datos personales, las empresas podrán dar por finalizado el contrato y dejar de suministrar el servicio.

Otra de las claves de la nueva regulación digital es el derecho del consumidor a dejar de pagar el servicio en caso de que la empresa no cumpla con el servicio acordado, así como la ampliación del plazo -hasta tres años- de los usuarios para mostrar su disconformidad con productos que incluyan elementos digitales, como los smartphones, las tabletas o los relojes inteligentes.

A pesar de que la nueva normativa sobre los datos personales supone un avance en el terreno de los derechos digitales, algunas voces expertas consideran que el texto puede incluir mejoras significativas. Por ejemplo, en el caso de que la empresa solo recoja metadatos de sus usuarios o los parámetros para establecer las indemnizaciones.

Los marketplace de datos personales, un desafío ético para los próximos años

La nueva regulación entrará en vigor en medio del debate sobre la transparencia y las buenas prácticas en los mercados de datos personales, llamados data marketplace en el sector. Y, en esto, el Foro Económico Mundial considera que, de momento, “muchas barreras, como la gobernanza comercial, las políticas públicas y la regulación están obstaculizando el intercambio y uso de datos para resolver desafíos críticos y traer innovación a la sociedad».

En este contexto, desde el organismo animan a crear “una estructura de gobernanza” para estos mercados de datos personales, con un mercado “bien diseñado, donde los proveedores de estos ‘marketplaces’ serán un componente clave, actuando con esa doble función de confianza e incentivo económico», afirman.

En cualquier caso, la compraventa de datos personales se ha convertido en un negocio multimillonario en los últimos años, y todo parece indicar que su techo aún queda lejos. En este contexto, las administraciones deberán luchar contra los abusos que algunas empresas pudieran cometer ante la ausencia de regulación, mientras que los emprendedores deben buscar nuevas fórmulas que incluyan al consumidor en la ecuación.