La oportunidad de emprender en el entorno rural en 2021

La pandemia ha cambiado la percepción de las ciudades, y miles de personas están encontrando en los pueblos interesantes oportunidades para emprender.

La oportunidad de emprender en el entorno rural en 2021

La pandemia ha cambiado la concepción de las ciudades para muchos trabajadores y empresarios. Ahora, la creciente demanda de espacios abiertos y zonas más tranquilas y limpias está mostrando las enormes posibilidades que el entorno rural puede tener si se quiere emprender un negocio en el pueblo.

En realidad, esta idea es central en la entrevista de portada del número de mayo de Emprendedores, donde María Benjumea, fundadora y CEO de Spain Startup y el South Summit, explica que, para triunfar como emprendedor en 2021, una conexión a internet es suficiente. “La globalidad es una realidad y ahora puedes desarrollar esta globalidad desde el sillón de tu sofá. El equipo y los aliados son determinantes, y ahora tú puedes tener ese equipo y esos aliados en cualquier parte del mundo y emprender desarrollando cualquier tipo de innovación”, apunta.

En el caso de Almanatura, una empresa especializada a emprender proyectos sociales en el entorno rural, el negocio opera desde un pueblo de Huelva con menos de 1.000 habitantes. Para su fundador, Juanjo Manzano, la clave para triunfar como emprendedor en un pueblo pasa por pensar en las necesidades del entorno antes que en el mercado. “Muchas veces nos ponemos a montar negocios en base a la oportunidad de mercado y eso está fantástico, pero la fluctuación es muy compleja y a veces no funciona. Mejor vamos a pensar en esa necesidad que tiene nuestro entorno y vamos a dar una respuesta”, explica en Cinco Días.

Otro ejemplo es el de Lakabana, un estudio de diseño gráfico e imprenta no convencional ubicado en medio del campo, en un pueblo en la frontera de Cataluña con Aragón. Las nuevas tecnologías y los precios más asequibles han permitido a Erika Pena emprender en el entorno rural con un negocio poco frecuente en estas zonas. “Me permite trabajar disfrutando de la tranquilidad y, por otra parte, en cuanto a la infraestructura, el coste de alquilar un espacio es mucho más fácil y barato porque hay lugar, hay espacio y te lo puedes organizar y arreglar”, comenta.

Ideas para emprender en el entorno rural

Monitorización de colmenas de abejas. Aunando la más alta tecnología con el entorno rural, esta puede ser una muy buena idea para emprender en un pueblo. Sale de GO Camidecol, una empresa asturiana que utiliza la tecnología visual y sensorial para capturar las características físicas del medio ambiente. Así se determinan la calidad y tipologías de las mieles de la región más rápido, utilizando sensores de avance.

Cultivo de insectos. Esta es una de las tendencias más interesantes para emprender en el entorno rural, y aún no tiene demasiada competencia en el mercado. El negocio no requiere una inversión muy grande ni demasiado espacio, y puede estar destinado a la alimentación de animales… O personas. En este sentido, la Unión Europea ha aprobado la incorporación de los gusanos de harina como insecto comestible, lo que puede convertir su crianza en un negocio con mucho mercado.

Un coliving para teletrabajadores. La ampliación del teletrabajo en muchas compañías está potenciando que muchos teletrabajadores piensen en mudarse durante unos meses a una zona más tranquila o con mejor clima. En este sentido, Canarias ya ha atraído a más de 8.000 profesionales. En este contexto, emprender con un negocio relacionado con este fenómeno puede ser una muy buena opción para triunfar en el entorno rural.

Gestionar Cookies