Advertisement
08 Feb, 2023

Emprendedores Logo

×

Por qué necesitas incorporar a un escritor en tu empresa

El perfil del escritor está siendo cada vez más demandado por las compañías, que buscan profesionales que puedan construir un tono de voz diferenciado y relevante para la empresa.

Por qué necesitas incorporar a un escritor en tu empresa

En plena era del marketing digital, el perfil del escritor puede ser más que importante para tu empresa. A pesar de que, de forma tradicional, se asocia a estos profesionales con el sector artístico, cada vez son más los que se dedican a construir la imagen y el discurso de las marcas, otorgándoles una personalidad propia que les permita diferenciarse de sus competidores, algo cada vez más difícil de conseguir.

La importancia de la construcción de un discurso coherente y original alrededor de los negocios ha motivado que la figura del escritor sea cada vez más demandada en el mundo de la empresa. En este contexto, cada vez más compañías ofrecen a sus empleados formación en este campo, lo que les ayuda a diferenciarse de la competencia y a construir un discurso propio y personal, algo que cada vez es más valorado por el consumidor.

“No es solo escribir para la web, debe aplicarse en todos los textos que se hagan. No es coherente que en la web se trate a los clientes de tú, y luego en un correo se les trate de usted”, explica un experto a Cinco Días en este sentido.

“Para una empresa, un escritor es fundamental por tres cosas: por ser un experto en narrativa, alguien que sabe contar historias; un experto en creatividad, alguien capaz de crear todo un universo partiendo de un folio en blanco; y un experto en la corrección en el uso del lenguaje. Desde estos tres ejes encontramos muy buenas confluencias, con muchas necesidades que tienen las empresas todos los días”, explican los expertos.

La marca personal del emprendedor, un aspecto crucial para la empresa en el entorno postpandemia

La marca personal del emprendedor, así como el discurso que se articula alrededor de la misma, es un aspecto fundamental para triunfar con una empresa. Sin embargo, a menudo se tiende a pensar que basta con un nombre identificable y un buen logo, cuando va mucho más allá.

“Una cosa es tener una marca y otra es trabajar una imagen de marca. Cuando lanzas una startup no puedes pretender tener una marca, porque una marca conlleva un posicionamiento en el mercado, una reputación… y eso requiere tiempo”, explicaba en este sentido una experta en un reportaje de EMPRENDEDORES.

Para conseguirlo, los expertos recomiendan a los emprendedores hacerse una serie de preguntas, como el propósito de la empresa o el público objetivo, para poder comenzar a trabajar. A partir de aquí, contar con perfiles profesionales como el del escritor en la plantilla puede ayudarte a darle forma a tu discurso, y conseguir, incluso, que los primeros embajadores de tu marca sean tus propios empleados.

La importancia de contar con un discurso bien definido es más importante que nunca en la etapa postpandemia, cuando los consumidores han comenzado a valorar mucho más los valores de las empresas, por encima incluso del propio producto o servicio. “Hablamos de necesidades que tienen que ver con dar respuesta a determinadas tensiones sociales. Ese impacto positivo para solucionar esa tensión social puede ser tu propósito”, explica Sandra Pina, fundadora de Quiero.