La reinvención sectorial en el mundo post-covid

La crisis del Covid-19 marcará un antes y un después para muchas empresas.

Así se van a tener que reinventar algunos sectores

El de la restauración y la hostelería

Está siendo uno de los sectores más dañados por la crisis y la consecuente orden del estado de alarma. Obligados al cierre forzoso, las previsiones sectoriales en este momento son de un 40% de pérdida de la facturación actual y la posible desaparición de 1 de cada 8 establecimientos. Si tenemos en cuenta que actualmente se calculan en torno a los 315.000 locales de hostelería y restauración existentes en España, el cierre podría afectar a más de 40.000, es decir, el 15%. Los cálculos los facilita David Basilio, director de operaciones de la consultora Linkers, especializada en Hostelería y Turismo.

A él corresponden algunas de las siguientes recomendaciones que, más que al medio plazo, apuntan a la inmediatez, para que los negocios del sector puedan ir sufragando los gastos una vez que se levante el estado de alarma.

-El delivery. En muchos casos la reinvención de estos negocios pasan por adoptar el delivery, teniendo en cuenta que no todos los modelos de negocios encajan con el reparto de comida a domicilio tal y como conciben la mayoría, como puede ser el de la alta gastronomía.

-Búsqueda de la experiencia. Este valor, del que ya se hablaba antes de la crisis, parece que se mantiene en el entorno online. Obviamente, el trato y el servicio que espera un cliente que pide una pizza a domicilio, no es el mismo que el que reclame un plato de alto standing, diferencia que corresponde salvar al factor experiencial por lo que habrá que reinventar el delivery y adaptarlo. Otra idea que sugiere Basilio, aprovechando que a muchos les ha dado por cocinar durante el confinamiento, es ofrecer productos específicos que les ayuden a dar un último toque especial a los platos.

-Ampliación de horarios. Teniendo en cuenta que el aforo a los establecimientos va a estar restringido, una forma de compensarlos sugerida por Basilio es ampliar los horarios y adaptar los menús y los precios a determinadas horas valle. “Es una forma momentánea de capear la situación”.

-Fortalecimiento de los espacios abiertos. Suponiendo que finalmente se consienta la apertura de bares y restaurantes coincidiendo con la temporada de verano, entiende David Basilio que el espacio que habrá que fortalecer más corresponde a las terraza. “Si ya es habitual su recurrencia en los meses de verano, más ahora que salimos de un aislamiento brutal pero con unas pautas de distanciamiento muy marcadas. En esta circunstancia, poca gente optará por entrar a los espacios cerrados por lo que mi consejo es potenciar las terrazas preservando las reglas de separación”. En este sentido, pide también Basilio a la Administración mayor laxitud en cuanto a las licencias que la aplicada hasta ahora.

-Los eventos. Esta puede ser otra vía de escape. Ofrecer servicios especializados en eventos organizados por particulares en su propio domicilio. “Una vez que termine el confinamiento, es de esperar que nadie te vaya a prohibir que organices una cena con amigos en casa o hacer una pequeña fiesta. Esto puede suponer otra oportunidad para los negocios de restauración, bien ofreciendo un servicio de catering, bien desplazando a sus propios profesionales a los domicilios».

sector travel con el covid

El travel

Otro de los más afectados, por ahora, debido a las restricciones de movilidad, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Esta es la previsión que hace Sergio Orozco, CEO y cofundador de Triporate, agencia especializada en viajes corporativos, sobre su sector:

“No es fácil hacer previsiones en sectores como Travel, que es donde nosotros actuamos. Quizá sí podemos pronosticar que, después del verano, el movimiento nacional se irá reactivando, pero hasta final de año, incluso inicio de 2021 no se retomará la actividad internacional. Dicho esto, también tenemos claro que la forma de viajar no será la misma en cuanto a normativas y documentación, así como también prevemos una caída a largo plazo del volumen de viajes, ya que el ahorro de costes en las empresa será una máxima y herramientas que facilitan el teletrabajo y los meetings online han venido para quedarse”.

Con respecto a algunas prácticas que eran válidas antes de la crisis y que en ‘el después’ dejan de tener sentido declara: “Nos veremos obligados a reforzar temas de seguridad y salud. Asimismo, si antes en los viajes de empresa era “sencillo” coger un vuelo de un día para otro y reservar hoteles casi al instante, desde ahora se impone la planificación y asegurarte que si no puedes viajar (por el motivo que sea) la pérdida económica se minimice serán aspectos fundamentales en la relación Agencia/ Cliente”.

Asimismo, a nivel reputacional observa que las agencias deberán “ser impecables, ya que esta crisis dejará al descubierto practicas egoístas o faltas de transparencia, los clientes que en su día nos eligieron serán ahora mas exigentes en la toma de decisión, y la diferenciación en la oferta será quien permita a unas empresas salir reforzadas frente a otras que no sobrevivirán”.

espacios de coworking con el covid

Los espacios de coworking

También en el sector del coworking se está viviendo la crisis de forma dura “ya que nuestra razón de ser es compartir el espacio con otros profesionales y eso ahora aparte de imposible nos genera unos gastos fijos sin poder tener los mismos ingresos”, afirman en Fangakola. Para revertir la situación, esta empresa ha lanzado www.coworkingonline.es , una iniciativa con la que pretende trasladar la experiencia física al entorno online. Para ello ha creado una comunidad digital al objeto de “apoyar a otros emprendedores y pequeñas empresas que necesiten ayuda o simplemente tomarse un café con otros que les entiendan”. La comunidad se apoya en cuatro pilares: un chat y lugar de encuentro interno clasificado por canales y app; formación online; encuentros virtuales de comunidad y apoyo directo por profesionales de la comunidad de forma desinteresada.

A los pocos días de anunciar la puesta en marcha del coworking digital, habían recibido ya más de 130 peticiones de incorporación. Desde la plataforma, cualquier persona que quiera unirse tendrá acceso a un foro y chat con APP incluida para conectar con decenas de profesionales, y donde poder compartir conocimiento, solicitar ayuda sobre su proyecto, o simplemente charlar de temas más personales. Igualmente disponen de charlas y talleres online gracias a los miembros de la propia comunidad, tienen la opción de conocer al resto de profesionales en encuentros informales a través de la cafetería virtual, y como algo destacable, disponen de acceso a diferentes profesionales que están donando su tiempo para realizar tutorías y encuentros personales con aquellas personas que requieran su conocimiento. Todo ello de forma totalmente gratuita.

el sector hipotecario con el covid

El sector hipotecario

Uno de los principales cambios de este sector llegó en año pasado con la entrada en vigor de la nueva ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario. En defensa del consumidor, la ley facilita el proceso de subrogación, por el cual puede trasladar la hipoteca a otro banco que ofrezca condiciones más ventajosas que las suscritas inicialmente. Que la crisis sanitaria y económica actual ya ha traído como consecuencia el aumento de las subrogaciones lo tiene muy claro Ricard Garriga cuya empresa, Trioteca, viene triplicando la facturación las últimas semanas por esta causa.

Él es quien cuenta cómo ve el futuro del mercado hipotecario nacional en el mundo postcovid.

Por un lado, entiende que el confinamiento ha favorecido la expansión de la digitalización a colectivos que hasta ahora se mantenían al margen. Ahora que han aprendido a manejarse en el entorno online, “creo que muchos se van a mantener en él teniendo en cuenta que la movilidad y las concentraciones van a seguir restringidas. Cuando recuperemos la normalidad la digitalización habrá ganado terreno a más no poder”, afirma.

Por otro lado, debido a la incertidumbre económica y laboral de muchos, observa una tendencia al consumo responsable y al control del gasto. Pero no por ello van a dejar de comprar casas, “menos ahora que, con el confinamiento, se han dado cuenta de que es un bien vital”. Añade a ello posibles cambios en la oferta de inmuebles. “Están por un lado, los grandes tenedores, como pueden ser los fondos o grandes compañías, que anuncian una intención de mantener los precios. Pero están también los tenedores particulares, algunos de los cuales se habrán visto también afectados por la crisis y tengan necesidad de vender en cuyo caso es previsible una bajada de precios. De aquí podrían surgir oportunidades interesantes de compra”.

La otra pata importante en el sector corresponde a los bancos. También en esta se produce la misma dicotomía que en los propietarios. Frente a las entidades más conservadores aferradas a sus parámetros de concesión de créditos tradicionales, la opinión de Garriga es que aparecerán nuevas entidades financieras con condiciones mucho más laxas que faciliten el acceso a la hipoteca.

Calibrando todos estos elementos, la perspectiva para el sector es, en principio halagüeña siempre y cuando las empresas que operan en él sean capaces de adaptarse a las nuevas circunstancias, tanto de mercado como tecnológicas.

los gimnasios en el mundo postcovid

Los gimnasios

Es otros de los perjudicados teniendo en cuenta que en muchos de ellos, además del espacio, se comparte instrumental y equipamiento. Jero García, antes boxeador profesional, ahora gestiona dos escuelas de boxeo, práctica deportiva que, a priori, parece inconcebible sin el contacto personal frente a frente. El parón del negocio con la crisis lo está experimentando desde el mismo día 14 de marzo, cuando tuvo que cerrar sus escuelas y aplicar un ERTE, algo que le ha convertido en una de las voces más críticas con el trato que están recibiendo los autónomos en esta crisis. Aún así, está convencido de que serán ellos quienes, al final, acaben sacando al país del atolladero y, en esa línea, él ya se ha puesto las pilas para reactivar su negocio una vez que se acabe con el estado de alerta.

La forma va ser a través de la formación oline, un entorno en el que Jero García se mueve casi igual que en el ring, con miles de seguidores en redes y de visualizaciones de sus videos en Youtube. También tiene experiencia con las cámaras, después de haber dirigido algún corto y haber presentado un programa de televisión por lo que, en su caso, la adaptación del gimnasio al e-learning parece que no va ser muy complicada. Otros del sector, con menos recorrido en estas lides, puede que lo tengan más difícil. “Pero al final también se reinventarán, para eso somos emprendedores y estamos acostumbrados a enfrentarnos a la adversidad. Se trata de ganar tiempo al bicho este, esperar a que salga la vacuna u otro tratamiento eficaz y que la gente pierda el miedo a la cercanía. Mientras tanto, habrá que aguantar y buscar nuevas líneas de negocio”, es su visión.

importancia del crm en el mundo postcovid

Los CRM

Este parece ser un segmento llamado a figurar entre los ganadores de la crisis, al menos esa es la perspectiva que tiene Hugo Miranda, CEO y fundador de bit24 partiendo de la hipótesis de que, una vez experimentado el teletrabajo y vista su potencialidad, hay muchas empresas que lo van a mantener una vez levantado el estado de alarma.

“Durante el estado de alarma nos hemos dado cuenta de que no necesitamos desplazarnos para reunirnos, así que a mi parecer vamos a ser mucho más productivos. Y es que, los trabajadores, que son el motor de la empresa, valoran de forma positiva el hecho de no tener que desplazarse a la oficina para ir a trabajar. Esto, supone al final, que los empleados estén mucho más contentos porque tienen la posibilidad de compaginar su vida profesional con la familiar y disponen de mayor flexibilidad en cuanto a su jornada. Esto, por lo tanto, se traduce en que los empleados son mucho más productivos a la hora de realizar su actividad”, mantiene.

En su opinión, los factores señalados “han venido para quedarse” de forma que la vuelta a la normalidad no supondrá la restauración de la rutinas laborales precedentes a la crisis. “Así que las empresas que no se adapten a esta nueva normalidad van a morir”, vaticina.

La obligación, pues, de los CRMs va a ser “poner la tecnología al servicio de nuestras empresas para hacerlas muy participativas, con herramientas de comunicación, herramientas para comunicar con los clientes más potentes, etcétera. Necesitamos herramientas CRM. Y es que, es ineludible asumir que esta situación de alarma, causada por el coronavirus, va a transformar muchas de las situaciones que hasta ahora se solventaban de forma presencial. Nada de eso es eficaz ahora en la realidad que vivimos”.