Nicholas Cage, Justin Bieber… ¿Por qué Ferrari tiene una Lista Negra de famosos a los que no vende sus coches?

La marca italiana de coches de lujo siempre ha cuidado mucho su imagen. Por eso, ha vetado la compra de sus vehículos a varas personalidades conocidas en todo el mundo.

El curioso veto de Ferrari a varios famosos que les impide comprar sus coches

Ferrari es una de las marcas más exclusivas del mundo. Con sede en Maranello, la marca del caballo diseña y fabrica los coches de lujo más codiciados del mundo. Sin embargo, algunos famosos reconocidos a nivel internacional están sufriendo el veto de la compañía, que les ha incluido en una especie de lista negra de la que no pueden salir…

En la mayoría de los casos, el veto de Ferrari se ha producido después de que estos famosos “maltrataran” algunos de sus coches después de haberlos adquirido. En opinión de la marca italiana, estas acciones podrían devaluar su gran prestigio internacional, algo que afectaría al valor de mercado de los coches.

Los famosos vetados por Ferrari

Justin Bieber. El cantante canadiense ha sido el último en sumarse a las ‘lista negra’ de Ferrari, aunque durante años ha sido uno de sus clientes más conocidos en todo el mundo. La causa tiene que ver con una anécdota, que sin duda no ha sentado nada bien en la compañía. Bieber olvidó el lugar donde tenía aparcado su Ferrari 458 durante dos semanas, llegando a pensar que lo había perdido o se lo habían robado. Desde entonces, la marca italiana no ha querido venderle ninguno más…

Nicholas Cage. La estrella de Hollywood Nicholas Cage es un enamorado de Ferrari, aunque ya no podrá comprar más. De hecho, fue uno de los primeros compradores del Ferrari Enzo, que tuvo que vender por debajo de su precio de mercado después de atravesar por problemas económicos. La transacción no gustó en Maranello, desde donde pensaron que este tipo de acciones devalúan el precio de sus coches.

Deadmau5. El dj Deadmau5 también es otro de los protagonistas de la ‘lista negra’ de Ferrari, aunque por una razón bien diferente. En su caso, el músico transformó su deportivo de lujo para pintarlo con colores y motivos del personaje de videojuego Nyan Cat, y lo rebautizó como ‘Purrari’, una referencia a dicha saga. Por lo estrafalario de su actitud, la marca italiana ha prohibido la venta de más modelos al productor musical.

50 Cent. En el caso del rapero, el veto de Ferrari se produjo después de que este se quejara de su Ferrari F50. Después de analizar el vehículo y llegar a la conclusión de que se trataba de una batería desgastada y por falta de mantenimiento, la compañía decidió no vender nunca más un coche al estadounidense.

Floyd Mayweather. Cerramos esta lista con el caso del boxeador Floyd Mayweather, al que Ferrari no vende coches por una mera cuestión de imagen. A menudo, Mayweather está asociado a una vida excesos, algo con lo que la compañía italiana no quiere relacionarse. Aún así, el boxeador cuenta con una colección de siete deportivos de la marca, a los que llama sus “siete juguetes”.

La transformación de Ferrari durante los próximos años

Ferrari lleva años trabajando para adaptar su marca al mercado de vehículos actual, a través de varias acciones. La primera de ellas es la transformación eléctrica de sus coches. Los planes de la compañía pasan por contar con un 60% de la flota híbrida en 2022.

Por otro lado, el descenso de sus ventas en el mercado asiático -un 45% solo en 2020- deja como reto la atracción de los millenials más pudientes, algo que puede extrapolarse al resto del mundo.

Así pues, el aspecto emocional de la marca de lujo invita a pensar que el próximo director ejecutivo de Ferrari tendrá un perfil más vinculado al consumo o al retail que a la tecnología. En este sentido, otras grandes marcas exclusivas, como Burberry, han atraído a nuevos directivos para liderar la transformación del segmento más premium hacia los nuevos perfiles de compradores.