Evita así que le pongan una multa a tu tienda online

Además de obtener las licencias habituales que requiere un comercio convencional y de cumplir con la ley de protección de datos, como cualquier otro negocio, tienes que cumplir con la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSICE).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
AVISO LEGAL: explica quién es el vendedor o el prestador del servicio, cómo contactar, qué se puede hacer y qué no en la página web, y cómo navegar

“Si se trata de mi propia tienda, si yo soy el titular, la LSSICE me obliga a introducir una identificación clara de la persona física o jurídica que vaya a realizar la prestación. El caso más común si se trata de una empresa: datos del domicilio, NIF y Registro Mercantil. Todos los datos que permitan identificar al consumidor con quién está negociando. Además, han de incluir los datos de contacto y cuáles son los mecanismos de resolución de consultas (teléfono, dirección de correo electrónico)”, explica Ángeles Martínez, IT & IP & Privacy Lawyer de Metricson.

POLÍTICA DE PRIVACIDAD: debes explicar los derechos ARCO al consumidor online y explicarle cómo ejercerlos

“Se trata de cumplir con los deberes de información que establece la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Debes incluir quién es el titular de la web, cuál es su finalidad, cuáles son los derechos ARCO del consumidor (acceso, rectificación, cancelación y oposición a los datos que sobre él se maneja), cómo puede ejercitarlos y ante quién, y si toda la información que se solicita es o no obligatoria. Y esto tiene que mostrarse de forma visible. Cuando se registra, lo recomendable es que se ponga una casilla no premarcada y de obligatoria aceptación”, propone Martínez.

INFORMACIÓN: aunque vayas a vender fuera, si estás instalado en España siempre debes tener una versión en castellano

“Toda esta información esté en castellano. Aunque vendas fuera de España, si estás localizado en España, toda la información tiene que estar en castellano. Está claro que una tienda online excede las fronteras nacionales, pero si estás localizado en España tienes que cumplir con la legislación española. Las condiciones de contratación y la información de los productos siempre que te refieras a consumidores tienen que estar, al menos, en castellano”, resalta Conde.

`COOKIES´ Información que guarda un servidor sobre un usuario, tipo de cookies y cómo borrarlas

“Las cookies buscan facilitar una navegación del usuario por la página y obtener información sobre su comportamiento. Según el tipo de información que recabe, hay que obtener el consentimiento. Si sirven únicamente para ayudar a la navegación y no extrae información sensible de la navegación, y la información que se extrae no se utiliza para remitir publicidad, no se consideran invasivas y no es necesario obtener consentimiento para instalarlas”, explica Conde.

DERECHO DE DESISTIMIENTO: exclusivo del comercio electrónico

“En la venta a distancia, hay que cumplir el derecho de desistimiento: es el que tiene cualquier consumidor de devolver el producto en el plazo de los 14 días naturales siguientes a la entrega sin necesidad de alegar causa justa y, simplemente, comunicándolo a la tienda online. Si, por ejemplo, la tienda online no advierte de esto al consumidor con carácter previo a la compra, en lugar de 14 días, tiene un año para ejercitar este derecho desde que sea informado de ello. Si la tienda online además no indica al consumidor que en caso de ejercitar este derecho deberá de ser él quien corra con los gastos de devolución, será la tienda online la que tenga que hacerse cargo los gastos de devolución”, destaca Conde.

La ley le permite abrir el producto
 “El derecho de desistimiento faculta al consumidor para devolver el producto tanto si no le ha gustado, como si no cumple con sus expectativas. Como realmente el consumidor no ha tenido acceso físico al producto, no lo ha visto en persona... la ley le permite abrirlo y ponerlo en funcionamiento para conformar que alcanza sus expectativas y si no es así, devolverlo dentro del plazo indicado. El comercio online deberá devolver al consumidor tanto el importe del producto como los gastos de envío”, continúa.

PROTECCIÓN DE MENORES DE EDAD: tienes que garantizar el mínimo mecanismo exigible en un entorno de difícil control

“Ojo con los productos dirigidos a los mayores de edad. Está claro que es muy difícil controlar el acceso en Internet. Piensa, por ejemplo, en las tiendas de bebidas alcohólicas. Teniendo en cuenta que en Internet es imposible poner un policía detrás de cada comprador y de cada operación, sí que tienes la obligación de demostrar que has puesto unos controles mínimos. En este caso, el mínimo requisito es establecer un sistema que solicite la edad (pedir la fecha de nacimiento). El problema de fondo está en que no sólo se vende en España...”, advierte Martínez.

PROPIEDAD INTELECTUAL: imágenes, a qué acuerdos y en qué condiciones se ha llegado a ellos con los distribuidores

“También es importante que las imágenes y las fotografías que van a publicar las tiendas online para promocionar sus productos o describir estos mismos productos tengan derechos de autor y la tienda, en su caso, las licencias o autorizaciones. Que el distribuidor me deje hacer uso de catálogos, fotografías y logos”, señala Martínez. “Piensa en una almohadilla de ratón con los relojes de Dalí, por ejemplo. En este tipo de supuestos, deberás asegurarte de obtener las licencias de comunicación pública correspondientes del autor de la obra o de las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual que corresponda”, explica Conde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión