Cinco 'genialidades' para triunfar en el mercado más complicado

Los hermanos Cebrián (Clemente y Alvaro) triunfaron con su estilo 'Dandy' vendiendo más de 150.000 pares anuales de su producto insignia, las sneakers (zapatillas). ¿Cuáles son las claves de su éxito?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La oportunidad

Álvaro y Clemente Cebrián, dos estudiantes de Empresariales que aprovechaban las vacaciones para fregar platos en Londres y mejorar su inglés. Y en la capital británica veían un estilo de ropa, y sobre todo, a un precio asequible. Para que te hagas una idea, british, tennis, tweed, college o mod son los adjetivos entre los que se mueven sus colecciones. Cosmopolitas, aptas, como el tiempo ha demostrado, para públicos muy diferentes que tienen como denominador común la elegancia, el gusto por el refinado estilo europeo de los años 70.

 

“Cuando volvíamos a Madrid veíamos que sí existían esos productos, pero a un precio mucho más elevado. Así que vimos un nicho y decidimos ofrecerlo, pero algo más barato”, explican.

¿Quién dijo crisis?

En plena recesión económica y mientras la facturación del sector de la moda en España caía un 17,8% El Ganso se encontraba en un crecimiento constante. “Sinceramente, como siempre hemos vivido la crisis, no sé qué hubiera pasado de otra forma. Lo bueno es que en esta situación crecimos, así que sin ella...”

 

¿Lujo para todos?

Sin estudio de mercado, pero con una idea muy clara de lo que querían, en el 2004 decidieron lanzarse y constituirse.

La clave para diferenciar su propuesta en el precio está en la logística. “Fabricamos todo en Europa (las americanas, abrigos y pantalones se hacen en Talavera, los polos y camisas en Portugal y el calzado entre España y Hungría) y nuestras fábricas trabajan, prácticamente, sólo para nosotros, con lo cual están muy involucradas. Y vamos a gran volumen, con una rotación muy alta y unos márgenes no muy elevados. Así conseguimos bajar los precios”.


En este sentido la marca El Ganso encaja con esa nueva línea que muchos pregonan de ‘lujo asequible'.

Líneas de negocio

Targets muy diferentes. La apertura de la tienda en la calle Fuencarral fue parte de la estrategia para llegar al nicho al que se dirigían: chicos jóvenes de estilo alternativo pero refinado. Sin embargo, no tardaron en darse cuenta de que su público era más amplio de lo que pensaban. Y la apertura de una tienda en pleno barrio de Salamanca (uno de los más prestigiosos y caros de Madrid) fue la confirmación.

Mujer y niño. Además, las líneas en las que trabajan han ido aumentando poco a poco. “Ahora mismo nuestro fuerte es el hombre. La mujer poco a poco coge fuerza, pero con lo que estamos bastante sorprendidos es con la colección de niño, que está gustando bastante. Sin tener mucha variedad, vemos que funciona muy bien”, afirma Clemente.

Experiencias y prescripción

Y es que un punto importante la estrategia de El Ganso es diferenciar la marca creando experiencias a su alrededor. Así, parte de su identidad va en la decoración vintage que impregna cada uno de sus locales, “es como teletransportarse al Londres de los 70-80, que dicen sus acérrimos”.

Al igual que la tienda de Fuencarral, Clemente y Álvaro no dudan al afirmar que las sneakers, de las que venden más de 150.000 pares anualmente, fueron su otro gran salto. Son el emblema de la marca, y el boca a boca y la prescripción han jugado un papel importante en ello. Comparten espacio con prendas Adidas, Lacoste, Converse o Tommy Hilfiger.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión