Cómo crear el mejor logotipo para una puntocom

No existe una fórmula mágica para diseñar la identidad corporativa de una empresa. Tanto en el mundo online como en el físico, las señas que identifican a una marca surgen de sus valores y de su relación con el público al que se dirige

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Como en el mundo de la moda, no hay reglas fijas

Existen modas pasajeras, corrientes alternativas y diseños específicos que ofrecen soluciones interesantes para grupos muy concretos. No obstante, las tendencias más generalizadas en el diseño de la identidad corporativa apuestan por:

Sencillez. A veces, logos muy sencillos que parece que no van a llamar la atención, consiguen un gran éxito. Es el caso de Twitter, que ha logrado que su imagen sea recordada y asimilada por el público con gran rapidez. Y ha creado tendencia.

Usabilidad. Ahora, en la gestión de la identidad corporativa, se está apostando por la utilidad, que se prefiere sobre la estética. Esta pauta se aplica tanto al diseño de la web como al de los logotipos, colores corporativos y demás elementos visuales identificativos. Antes se utilizaban muchos efectos especiales, páginas recargadas, contrastes de fondos oscuros y letras blancas. Ahora se va hacia logotipos sencillos sobre fondos blancos, que resulten muy legibles.

Amigable. La mayor parte del público en Internet está compuesto por adolescentes y jóvenes. Por eso, triunfa el estilo friendly, amigable, que se basa en colores ácidos, el mundo del cómic y las ilustraciones 3D.

Renovarse sin cambiar

Tamaño. Puede que un logo vaya bien para mostrarse grabado en un andamio, pero quizá no resulte legible cuando quede reducido a muy pocos centímetros en una pantalla de ordenador. En ese caso, puede ser necesario desarrollar un diseño diferente. Y el problema se agrava cuando las páginas web se visualizan desde un smartphone.

Composición. A veces la marca se compone de cuatro o cinco palabras bajo un imagotipo, (el símbolo tiene carácter independiente y puede aparecer en solitario) con lo que ocupa mucho espacio en sentido horizontal. En ese caso, se puede cambiar la composición reordenando sus componentes para adaptarlos mejor al espacio disponible en la web.

No es lo mismo una Arial que un Times New Roman

En la Web 2.0 triunfan logos sencillos con tipografías simples y sin demasiados elementos gráficos. El tipo de letra del logo es importante para diferenciarse de la competencia. Las fuentes más usadas son estas:


Redondas: Entre los jóvenes tienen éxito las letras más redondeadas, que resultan más amigables, como las de Yoigo.


Sencillas: Se ha puesto de moda la tipografía Trebuchet, que es la que usa Blogger.


Clásicas: Con el público senior sigue funcionando la tipografía elegante, como Times New Roman.

 

Una imagen dice más que mil palabras

Cuando no hay mucho espacio, es más útil recurrir a logotipos sin imágenes. No obstante, se puede recurrir a otros elementos gráficos que recuerden la marca:


Iconos. Como en Internet es habitual usar links, iconos y botones, muchas empresas han desarrollado pequeñas imágenes asociadas a la identidad corporativa. El ejemplo más claro es el pájaro de Twitter: se utiliza para potenciar la marca.


Mascotas. Sirven como recordatorio cuando no aparece el logotipo. Por ejemplo, Atrápalo.com incluye en su logo la silueta de un hombre que corre tras las mejores ofertas, junto con la letra A.

Qué vendes y te dire que color eres

Internet no se identifica con un color determinado. De hecho, hay mucha libertad para trabajar con tonos y degradados, pues en la web los colores salen gratis. Aunque en los colores no hay modas, sí destacan algunos diseños que se valoran más:


Legibilidad. Tras una época de fondos oscuros, ahora se tiende a lo sencillo, a diseñar logos con letras de color sobre fondos blancos.


Efectos. Brillos y acabados 3D resultan atractivos para el público joven, mientras que para un segmento más mayor se prefiere el color plano, que resulta más elegante. Lo importante es conectar con el target de la empresa.

 

Importante, diseñar la web

El diseño en Internet va hacia la simplificación y el logo pierde relevancia. Hay páginas en las que el logo aparece muy pequeño, pero la página se reconoce por sus colores o por la disposición de la información.

Es el caso del famoso buscador Google. Aunque el nombre de Google siempre está muy presente, la página se identifica por su presentación, muy clara y limpia. Por esa razón, no pasa nada cuando Google cambia su logo para destacar un aniversario. Utilizan distintas ilustraciones para recrear la tipografía, pero siempre se reconoce la página: eso también es identidad corporativa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing