Técnicas de protocolo para resolver las situaciones más delicadas

Para mejorar tu imagen y la de tu empresa, además de para cerrar una buena operación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Preferencia de paso

Hay una diferencia clave entre el protocolo empresarial y el social: el derecho de cortesía. Este derecho es el que marca el orden de entrada, la posición de los asientos y la jerarquía en las reuniones.

En el mundo empresarial, el derecho se reserva para los superiores en la escala de mando, aunque también tienen un alto grado de importancia los clientes y los responsables del poder político y eclesiástico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cómo situar a la gente en la mesa

Existen dos sistemas de presidencia:

- La francesa: Las cabeceras se colocarían en el centro de la mesa. De esta forma el anfitrión tiene enfrente a su invitado de honor, sin perder el respeto del resto de los invitados.
- La inglesa: Sitúa las cabeceras en los extremos de la mesa quedando los invitados a la derecha del anfitrión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mientras viajas

En los medios de transporte como el avión o el tren, la ventanilla de la derecha en el sentido de la marcha, se reserva para la persona de mayor relevancia. A su lado irá el siguiente cargo importante.

Si el viaje se realiza en un habitáculo con mesa, de igual modo el principal iría en la ventanilla de la derecha, a su lado el segundo en importancia y enfrente el tercero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué me pongo?

Lo más importante es ir acorde al país, costumbre, clima y código de vestuario de la empresa, aunque la manera más fácil de acertar es apostar por el estilo clásico. La mejor opción siempre será traje con corbata lisa (o sin corbata) para los hombres y traje de chaqueta o conjunto de falda y blusa para las mujeres.

Para acertar lo mejor es informarse de la actividad que se va a realizar y decantarse por la comodidad, la discreción y la sobriedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tarjetas de visita

Este elemento es de gran importancia, ya que representa la imagen de la empresa. Conviene que tenga un diseño sencillo y elegante, sin florituras y en un papel de calidad.

Se entregarán en el momento de las presentaciones o al final, a modo de despedida. La persona que la recibe debe mostrar interés, nunca hay que guardarla sin más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los regalos de empresa

El axioma indiscutible es que bajo ninguna circunstancia se deben hacer regalos antes de una negociación o de la firma de un acuerdo, porque podría considerarse como un intento de condicionar la voluntad del que lo recibe.

Estos regalos no deberían tener un valor excesivo. Un buen ejemplo sería una edición limitada de algún libro, música o incluso vino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión