El sentido común en la economía y los negocios

Su forma de explicar la crisis financiera desvestida de tecnicismos y sus libros le han catapultado al estrellato. No hay misterio: Leopoldo Abadía confiesa que su mejor arma es el sentido común.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La crisis en sus palabras

“El sistema en teoría está bien, pero lo que pasa es que si yo tengo que regular (en referencia a la FED) y no regulo, y si tú tienes que calificar los riesgos y los calificas mal, pues es que tú y yo lo hemos hecho mal. Ha habido fallos. Aquí lo que ha pasado es que ha habido 15.000 sinvergüenzas y un millón y medio de estúpidos, más o menos".

"¿A qué llamo sinvergüenzas? Pues al señor que ha inventado un producto financiero complejísimo, que no se entiende, y que ha forzado a su gente a vender ese producto sin entender lo que vendía. ¿A qué llamo estúpido? A las entidades financieras que han comprado esos productos sin entenderlos. Y tú y yo hemos sido unos ingenuos, que hemos ido a una entidad financiera y hemos preguntado. Tengo un amigo que a los 76 años ha perdido todo su dinero. ¿Por qué? Por un buen consejo que le dio un banco de aquí, y que ahora no responde.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La imprudencia de los bancos

A mí, cuando me dicen “la culpa es nuestra”, respondo “no, no, majo”. Puede que yo haya sido imprudente. Lo que no admito es que las entidades financieras, que lo han hecho tan mal, me echen la culpa ahora a mí. No. Me la puede echar mi mujer. Puede decirme “Leopoldo, te has portado mal porque has sido un imprudente”, pero nunca los que me han animado a serlo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Retomar la fe en los valores

"Yo creo que en esta crisis lo menos importante es lo económico; que es la consecuencia. Los valores no son viejos ni nuevos. ¿Habrá que volver al ‘viejo’ valor de no meter la mano en la caja ajena y llevarse el dinero? ¡Pues sí! ¿Habrá que volver al valor de no mentir? ¡Sí, sí! Yo no sabía que los habíamos perdido y ahora hay que volver a ellos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los empresarios son la clave

Yo creo que de esta crisis y de todas nos sacan las empresas. Y las empresas son personas, a las que hay que animar desde las instancias públicas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Primero entender, después invertir

Invertiría en un producto financiero que yo entienda perfectamente bien. ¿Qué quiere decir entender? Pues que yo sepa explicar a mi mujer, mi mujer a mi, mi mujer y yo a la abuela, y ésta a los nietos. En el momento que alguno de esos eslabones se rompe, ya no me interesa. Si te compras un jersey y llegas a casa, sabes explicar la compra. Lo mismo tiene que pasar con los productos financieros. Yo creo que durante años hemos estado comprando prendas que no sabíamos qué eran”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión