4 buenas ideas para impulsar tu networking

Cuatro emprendedores comparten con nosotros sus mejores tácticas de networking.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Busca un nexo de unión

"Lo más importante a la hora de hacer networking es diferenciarse para ser recordado por las personas que acabas de conocer, para que esas personas te puedan abrir nuevas puertas y oportunidades tanto en sus proyectos como en proyectos de otros colegas u otras compañías", asegura Gonzalo Corrales, de AGM Sports.

"Busco siempre un vínculo que me acerque de inmediato a la otra persona, intentando encontrar algo en común que permita generar química entre ambos", continúa.

"En mi caso utilizo 3 historias diferentes que me pueden acercar a las personas que conozco. 1) Mi pasado como deportista de élite, utilizando mi historial deportivo y mis años de experiencia en el mundo del tenis. Si la persona es amante del deporte o amante del tenis, nos aseguramos una conversación que creará un vínculo deportivo de cara al futuro. 2) Mi formación deportiva, académica y profesional durante mis 12 años en EEUU, que me acerca de inmediato a aquellos que hayan estudiado, vivido o trabajado en Estados Unidos. Los que hemos emigrado en algún momento o los que hemos vivido en EEUU tenemos algo en común (normalmente amor por ese país) que nos acerca de inmediato. 3) El trabajo que realizamos desde AGM con estudiantes de 15 a 20 años", pone como ejemplo.

"Si la persona de la conversación tiene hijos-hijas en esas edades, la continuación de la relación está más que asegurada gracias a las oportunidades desconocidas para sus hijos que ofrece nuestro trabajo, ya que todo el mundo se sorprende cuando contamos como funcionan las universidades americanas y normalmente es algo que les gustaría para sus hijos", argumenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Haz networking hasta con tu competencia

"Los negocios ecommerce presentan singularidades en este tema. Al desarrollarse en un ámbito más global el networking también se abre y requiere de técnicas que conjuguen lo local con una visión amplia de los agentes del negocio", destaca Paula Sancho, fundadora de Artglobale.com.

"En cualquier caso las reglas de oro que nos planteamos son las mismas", sigue Sancho, y enumera:

1. "Calidad frente a cantidad, el objetivo del networking nunca es la socialización por la socialización".

2. "Foco en las necesidades del otro más que en las propias, es decir, qué podemos aportar nosotros. Siempre funciona que la generosidad acaba revirtiendo en uno mismo".

3. "Seguimiento y visión a largo plazo, la red debe ser sostenible y debe ser posible mantener el contacto y enriquecer las relaciones teniendo en cuenta que el tiempo disponible es limitado".

"La riqueza del networking también depende de mantener un enfoque 360º que cubra muchas áreas: clientes, proveedores, colaboradores, creadores, otros emprendedores, prescriptores, generadores de opinión e incluso la competencia, cuantas más áreas de conocimiento y enfoques diferentes se cubran más rico será ese activo", apunta.

"Las estrategias son universales (cursos, charlas, RRSS, grupos de benchmarking, canales de contacto/feedback... etc) y el secreto real para que funcione, y no sea una mera acumulación de nombres, business cards, teléfonos y email) es ser capaz de que cada relación tenga una base auténtica o, al menos, materia prima para serlo", concluye.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Identifica dónde están tus potenciales clientes y ataca allí

"En realidad no hacemos nunca puerta fría. Ni tan siquiera para llegar a potenciales clientes. Éstos suelen estar en canales ya identificados", reconoce Jesús Sánchez, fundador de Idomia.

"La agenda de contactos profesionales es algo que se nos ha generado de manera casi espontánea, simplemente moviéndonos en círculos de gente que tiene las mismas inquietudes o necesidades. Y unas personas te llevan a otras. En cuanto a clientes o potenciales clientes, tenemos identificados ya algunos canales en los que lanzamos campañas de información y de captación", sigue.

"Esa base de datos la actualizamos y trabajamos sobre ella desde nuestro departamento comercial. Solíamos asistir a eventos en fases iniciales de nuestro proyecto. Cuando éramos Arquitectura a la Carta. Desde el cambio de marca -a IDOMIA- y la entrada de inversores pasamos de un formato "proyecto" a uno "empresa" donde la actividad es menos creativa y más pragmática o funcional. Esto se traduce en menos tiempo para aspectos tan importantes como son -por ejemplo- los eventos de emprendedores", comenta. 

"El networking online lo tenemos incluido ya en el departamento de medios y es una persona quien dedica esfuerzos mejor dirigidos a esta cuestión. Es interesante cómo un emprendedor va delegando funciones en personas con perfiles especializados en cada área", resalta. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Elabora previamente un retrato robot

"Para mí el networking, como dice la palabra, es working, es decir: trabajo. Mi filosofía es primero elegir, y no esperar a que te elijan. Es parte de una estrategia mayor de investigación del mercado: me interesa saber quiénes son, dónde están y cómo puedo trabajar con clientes, proveedores y competencia", reconoce Begoña Martínez Pagán, cofundadora de Júramelo.es.

"Muchas veces son categorías menos estancas de lo que podría parecer. En cualquier caso, solo así puedes distinguir lo que te venden como networking y lo que te interesa como networking. Si tienes un retrato robot de qué persona te interesa, es más fácil que lo reconozcas cuando te lo encuentres", explica.

"Si no, aunque te lo presenten directamente no sabrás aprovechar la oportunidad. Por otra parte, es muy cómodo hacer networking con gente de nuestro sector, sabemos qué esperamos y qué esperan de nosotros. Pero si salimos de esa zona de confort y mezclamos nuestras ideas con las de gente diferente podemos formar parte de cosas interesantes. Por supuesto, hay un trabajo previo de marca personal y de reputación que puede facilitarte o dificultarte las cosas llegada la hora de la verdad", advierte.

"Nosotros hacemos networking sobre todo para buscar proveedores. Es muy sencillo saber qué te falta: te duele con claridad", argumenta.

"En cuanto a los clientes, en nuestro caso surgió del trato diario con nuestros clientes en la empresa anterior. Vimos que había un segmento que no estábamos sirviendo bien: ahora hacemos justo lo contrario, queremos centrarnos en la gente a la que nuestro servicio le ha gustado especialmente. En ese sentido, hacemos el retrato robot sacando factor común de clientes que tenemos ya", concluye.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades