5 sugerencias para una buena presentación

Hablar en público implica controlar una serie de claves de comunicación no verbal. Allan y Barbara Pease, en su libro El lenguaje del cuerpo en el trabajo (Amat), nos dan algunas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nunca digas al público que te sientes ansioso o intimidado

Empezarán a buscar señales de nerviosismo en tu lenguaje corporal y acabarán encontrándolas. Nunca sospecharán que estás nervioso a menos que se lo digas o lo manifiestes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habla utilizando gestos que indiquen confianza, aunque estés aterrado

Utiliza el gesto de la 'aguja del campanario' (las manos unidas por las puntas de los dedos con los brazos flexionados), una de las favoritas de los directivos confiados, y posiciones con la palma de la mano abierta y cerrada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Evita gestos negativos

¿Gestos negativos? Como señalar al público, cruzarte de brazos, cruzar los pies, tocarte la cara y sujetarte al atril.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sé expresivo, pero sin exagerar

Mantén los dedos unidos cuando gesticules y las manos por debajo del nivel de la barbilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muéstrate animado

Asegúrate de que tus expresiones faciales son un reflejo de lo que estás diciendo. La gente te creerá y te captará más si tu cara cuenta la misma historia que tus palabras. Pero ve con cuidado de no pasarte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades