Las cinco fases de una crisis empresarial

Las fases de una crisis empresarial son semejantes a las que atravesamos cuando pasamos por una situación de duelo o de pérdida. Para superarlas hay que pasar por ellas, pero con recursos se les puede hacer frente con menor dificultad y en menos tiempo. El experto Chema San Segundo nos da las claves de todas estas fases.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1) Negación

“Es la primera etapa, cuando nos enfrentamos a una crisis. Nos cuesta aceptar la realidad, nos lo negamos a nosotros mismos e intentamos ocultarlo. Un tremendo error porque de ese modo no buscamos soluciones. Lo primero que deben tener en cuenta los empresarios es que las crisis son algo natural. Si tienen claro eso, si conocen las etapas por las que van a pasar, su nivel de estrés se reduce muchísimo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2) Shock

“Tras la negación empezamos a aceptar la realidad y es entonces cuando entramos en una fase de shock. Nos paralizamos por el impacto. Pero hay algo que debemos tener en cuenta en esta etapa: la crisis no es lo que nos pasa ahora, es lo que estaba sucediendo, aunque no queríamos verlo. Este parón es el comienzo de la solución. En muchas empresas se produce de manera forzada; pero hay muchas otras de parar. Una justificación elegante es la formación. Dejamos de hacer nuestro trabajo para mejorar nuestras capacidades”, añade.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3) Miedo

“Identificarlo es clave porque el miedo se puede gestionar. Puede haber cosas que no vas a controlar sobre lo que va a pasar en la empresa, pero sí puedes controlar cómo reaccionas tú a lo que está pasando. Un ejemplo muy gráfico. Si llueve, no puedes parar la lluvia, pero puedes coger un paraguas, ponerte un impermeable... “, explica San Segundo.

“Prepararse en la fase de miedo es fundamental, porque es cuando tenemos todos los sentidos más alertas. Lo habitual es que cuando alguien tiene miedo se eche a correr. Pero si sabe que eso es normal, que puede gestionarlo, entonces puede aprovechar toda la información que le viene de fuera y crear una estrategia”, continúa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4) Rabia

“Si en la fase de miedo hemos hecho una estrategia, cuando llegue la rabia podremos canalizarla hacia donde nos interesa. Si no hemos hecho nada, explotamos por cualquier lado, y buscamos culpables fuera. A la falta de ayudas del Gobierno, a un cliente que no paga...”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5) Tristeza

“Llamémosle tristeza o calma inteligente. En esta fase personas que antes eran intratables apartan su soberbia, buscan apoyos, se replantean cosas... Es el momento en que se reajustan las piezas. Nos decimos, esto lo vamos a hacer de alguna manera. Buscamos alianzas, porque lo hemos pasado mal, estamos dispuestos a transigir, lo valoramos todo: socios, compañeros... Es el momento de la reconciliación con todo”, finaliza Chema San Segundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión