Cómo hacer selección de personal por Internet

Son una fuente cada vez más interesante de buenos profesionales, especialmente en los sectores de marketing, publicidad, comunicación y tecnologías de la información. Sólo hay que saber encontrarlos. Te contamos los trucos para ficharlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde que han nacido las redes sociales, buscar a candidatos en determinados sectores es más fácil que nunca, sobre todo en perfiles relacionados con las nuevas tecnologías y la comunicación. ¿Cómo sacar el máximo provecho a las redes? ¿En qué debes fijarte a la hora de contactar con un candidato? ¿Cómo puedes publicar tus ofertas al menor coste posible?


Por dónde empezar

Lo primero es tener clara cuál es tu estrategia de contratación y qué tipo de profesionales necesitas. Según cuál sea, puedes buscarlos en una red generalista (LinkedIn, por ejemplo) o en una más especializada o sectorial. 

Si no tienes tiempo de acceder a las más especializadas –muchas de ellas aún en mantillas–, lo ideal es que entres en los grupos creados en las generales. Los hay para todos los gustos, y servirá para que tu oferta esté más dirigida aún: diseño, emprendedores, informática, tecnología, finanzas, marketing, recursos humanos...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No tienes por qué estar en todas

“Es imposible estar de forma omnipresente, te quita mucho tiempo. Por eso lo ideal es meterse en una o dos, pero cuidando toda la comunicación que provenga de ahí”, recomienda el consultor Andrés Fontela. 

Contesta a todos los candidatos. Da igual que, de repente, te llegue una avalancha de currículos. En la red profesional LinkedIn, por ejemplo, es habitual recibir entre 300 y 500 durante los dos o tres primeros días tras publicar una vacante. “El reto es que estés preparado a tramitar las candidaturas que te lleguen: no te puedes permitir el lujo de no contestarles porque la imagen de tu empresa quedará dañada”, continúa Fontela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una vía más que complementaria

No pienses que con las redes se acabaron las dificultades a la hora de encontrar a los mejores profesionales. Contratar a través de LinkedIn no reemplaza el proceso normal de entrevista.

Desconfía de las recomendaciones. Uno de los grandes problemas de las redes es la mala calidad de las recomendaciones que en ellas se realizan. Algunos profesionales bombardean a sus contactos con mensajes del tipo: “Recomiéndame”. Unos no hacen caso, pero otros se sienten obligados y al final ciertos candidatos tienen un currículum relleno de mensajes positivos. Si no, atento a la frase que recorre la Red: “Eres más mentiroso que una recomendación en LinkedIn”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cualidad de tener una actitud proactiva

Según el profesor Ismael Peña-López, explica que hay que “ser proactivo, entablar una relación con los profesionales del sector, aprender quién es quién a largo plazo, encontrar dónde se mueven los profesionales del sector y participar en esos foros”. Y no tiene por qué ser una red social profesional.

Todo depende del sector en el que estés buscando. Por ejemplo, si tu empresa se dedica al marketing y la comunicación, entonces es imprescindible estar en Twitter.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Usa las redes con sentido

Ante todo, hay que estar en las redes no sólo cuando se busca trabajadores: debes generar conversación para convertirte en una empresa interesante donde trabajar.

- Fíjate en los contactos del candidato. Recuerda que cantidad no significa calidad. Hay gente con muchísimos contactos, pero no significa que sean influyentes, simplemente puede ser que lleven mucho tiempo en las redes y le dediquen muchas horas.

- Analiza qué contactos tienes en común.

- Mira bien las últimas actividades del profesional.

- Echa un vistazo a los contactos en común que tengas con los candidatos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Redes sociales para el candidato perfecto

No te dejes cegar por las recomendaciones (hay profesionales expertos en conseguirlas). Además, las recomendaciones están devaluadas.

En Twitter, utiliza el hashtag #empleo o #trabajo seguido de tu oferta. Con ello te aseguras que cualquier tuitero que busque trabajo lo encuentre con facilidad y en tiempo real.

Si es posible, contesta a todos los candidatos: será tu mejor imagen como empresa.

Difunde tu oferta en las redes de tu sector, no sólo en las generalistas.

Entérate de los movimientos de personal consultando los blogs de tu sector.

Recuerda: las redes son sólo una primera toma de contacto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo