¿Cuál es la opción de renting más apropiada para tu empresa?

En el mercado hay espacio para muchas fórmulas de renting que no son excluyentes, sino complementarias. La clave no está en el tamaño de la flota, sino en el tiempo que se va a necesitar cada vehículo. Te hablamos de las distintas fórmulas existentes y las ventajas de cada una para que determines cuál te interesa más. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1) Renting a plazo fijo

“Cuando la empresa tiene certeza de que va a utilizar los vehículos más de dos años, lo mejor es el renting fijo”, sugiere Fernando Cogollos, CEO de la empresa Northgate Renting Flexible.

No obstante, huyendo de su antigua rigidez, el renting fijo se ha adaptado a la pyme y resulta el producto más económico en condiciones estables. Estas son sus ventajas:

Control: El punto fuerte es el control total de los gastos de movilidad a largo plazo. Durante los cuatro años de media que suelen durar estos contratos, el cliente podrá disfrutar del vehículo por una cuota que no va a cambiar: no subirá el seguro, no llegarán facturas del taller, no aumentarán los impuestos… Esto permite a la pyme y el autónomo hacer mejores previsiones de sus gastos a medio y largo plazo.

Comodidad: Junto con el vehículo, la compañía de renting incluye un servicio de gestión de flotas, más o menos amplio según cada contrato. Esto supone que, durante esos cuatro años, el proveedor se ocupará de todo lo relacionado con el concesionario, el seguro, el Ayuntamiento, la DGT y los talleres. Además, pondrá a disposición del cliente un software específico para facilitarle otras gestiones, como la contabilidad de los gastos de movilidad o el control del consumo de combustible por vehículo y conductor. Poder olvidarse de esas tareas durante cuatro años es también una gran ventaja, que permitirá destinar más recursos humanos a otros proyectos.

Novedad: El vehículo que se ofrece no proviene de un stock, sino que es adquirido por la compañía de renting para cada cliente concreto, de acuerdo con sus indicaciones, y apostando siempre por los últimos avances tecnológicos en seguridad, eficiencia y respeto al medio ambiente.

¿Cuánto cuesta?

“La pyme que aún no es cliente de renting valora positivamente los servicios que ofrece, pero considera que es caro”, señala Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER)". Sin embargo, sumando todos los costes de movilidad, el renting fijo resulta más favorable que la compra. “Para uno o dos vehículos, el ahorro que supone el renting frente a la adquisición suele ser del 10-15%”, afirma.

“Al hacer la comparación, hay que tener en cuenta el coste de la financiación del vehículo en propiedad, que incluye el precio de compra y un tipo de interés. Además, las compañías de renting consiguen para los servicios asociados descuentos medios del 20% y condiciones especiales en talleres y seguros”.

2) Renting flexible

También conocido de plazo variable: para flotas sujetas a estacionalidad o en casos de incertidumbre, la opción es el renting flexible. “Aunque se pueden hacer contratos por plazos tan cortos como un día, “el renting flexible es interesante a partir de dos o tres meses”, dice Cogollos.

El renting flexible ofrece contratos con una duración a la medida de cada empresa, sin penalización por cancelar el contrato antes del plazo previsto”, explica desde Reflex Alejandro Rodríguez. Sus ventajas son:

Adaptabilidad: “Las empresas y autónomos pueden adaptar en tiempo real el tamaño de su flota a sus necesidades”: solicitar o devolver vehículos, o cambiar de modelo para usos diferentes. Algo vital cuando “las compañías saben qué volumen de trabajo tienen que atender ahora, pero no cómo estarán las cosas dentro de un año y medio”, subraya Rodríguez.

Inmediatez: En el renting fijo, el proveedor compra el vehículo que ofrece al cliente. En cambio, en el renting flexible, la compañía ofrece uno que ya esté disponible en su stock. Eso facilita la disponibilidad inmediata de los vehículos, tanto para el cambio de modelos, como para sustituirlos en caso de avería.

Para todos: Según Fernando Cogollos, “históricamente, el renting flexible se dirigía a empresas condicionadas por la incertidumbre sobre el uso del vehículo y/o por la estacionalidad: compañías de infraestructuras, relacionadas con campañas agrícolas, etc. Pero, con la crisis, descubrimos que esas necesidades son comunes a casi todos los sectores. Es un servicio adecuado para empresas que requieren vehículos diferentes en épocas punta o valle, y eso no depende de la actividad ni del tamaño”.

Juventud: Aunque los vehículos que se contratan en renting flexible provienen de un stock, “la edad media de la flota es de 20 meses, y la duración media del contrato, de 15 meses”, mientras que el contrato de renting fijo suele llegar a los 48, explica Cogollos. Esa mayor juventud “supone menos emisiones y más seguridad”.

Tecnología: “Todos los vehículos en escalada tecnológica están sometidos a muchos cambios: tenerlos en renting flexible permite probarlos”, apunta Cogollos.

¿Cuánto cuesta?

“La tarifa es un 10-15% más alta que la del renting fijo: no es una gran diferencia, teniendo en cuenta que no tiene penalizaciones”, afirma el CEO de Northgate.

3) Car sharing corporativo

De uso puntual, esta modalidad sería para los desplazamientos que habitualmente se cubren con taxis o con vehículos propiedad de los profesionales o de las empresas. El vehículo compartido “cubre las necesidades de movilidad de varios empleados, sin necesidad de contar con un coche para cada uno”, señala Pedro Malla, director general de ALD Automotive. Sus ventajas son:

Ahorro: Para Alicia Gálvez, de Alphabet, “la ventaja económica del car sharing es que un vehículo de renting, por lo general, lo usa un único conductor. De media, tiene un ratio de uso de un 9% (es decir, se unas 2,15 horas al día). Mientras en el car sharing, cada coche puede ser compartido por una media de 20 usuarios y ese mismo ratio sube a cerca de un 30% (es decir, 7,2 horas al día)”.

Universal: “Con el car sharing, cualquier empleado de la empresa tiene acceso a un servicio de vehículos”, lo que hace que se convierte en la mejor alternativa al taxi o al coche particular del empleado (y posterior pago del kilometraje), y en un complemento a otras fórmulas de renting, afirma Alicia Gálvez.

Eléctrico: Esta opción está pensada para desplazamientos cortos, como recorridos urbanos. Eso ha hecho que “el car sharing esté apostando por el vehículo eléctrico, el más eficiente en entorno urbano”, destaca Agustín García.

Menos combustible: El sistema de reservas (carpooling) asociado a este servicio “permite al usuario publicar el viaje y poder compartir el vehículo con otro empleado que se desplace al mismo sitio”, indica Pedro Malla, lo que se traduce en un ahorro de combustible.

Alquiler privado: Aunque estos coches se utilizan como herramientas de trabajo, también existe la posibilidad de ofrecerlos a los empleados para su uso privado. “De esta forma, tanto el empleado como la empresa se benefician del servicio”, señala Alicia Gálvez.

¿Cuánto cuesta?

El precio incluye la cuota del renting del vehículo, más el coste del servicio de car sharing que presta la compañía, en el que se incluyen la plataforma telemática, la atención al usuario y diferentes extras. Como orientación, indica Alicia Gálvez, “el gasto mensual de más se recupera con dos alquileres privados de fin de semana que la empresa ofrezca a los empleados”.

4) Otras alternativas

Partiendo del renting fijo, han surgido nuevas alternativas para reducir el precio:

Renting low cost: Es más barato, pero incluye menos servicios y coberturas, por ejemplo, en cuanto a los neumáticos o las condiciones del seguro. Según Agustín García, “es mejor solicitar un vehículo más barato en renting fijo que renunciar a los servicios”.

Renting de ocasión: Al tratarse de un vehículo usado, el precio es menor.

Renting de motos: La adaptación de este servicio a las motos “pretende ayudar a hacer más eficiente, fácil y sostenible la movilidad sobre dos ruedas”, señalan desde Alphabet.

Multiplica tu eficiencia

Elegir el mejor renting es clave para que obtener más rentabilidad en tu empresa. Si te preocupa la eficiencia de tu negocio, no te pierdas en siguiente artículo: 36 hábitos que te harán más eficiente como emprendedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión