25 carencias del ecosistema emprendedor

Más de 120 expertos en innovación nacionales e internacionales se dieron cita en la IV edición de Global ImasT, un evento organizado por Egauss que contó con la participación simultánea de 12 universidades y centros de investigación en 26 conferencias temáticas, que abordaron, entre otros temas, los retos de la educación para fomentar una cultura innovadora y las lagunas actuales en el ecosistema emprendedor español.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Falta de modernidad

Acompañado de Raúl Mata, CEO y fundador de Egauss http://egaussholding.com , intervino el periodista Iñaki Gabilondo, responsable de pronunciar la ponencia principal. Llegó con la intención de agitar a la audiencia convencido de que es necesario un discurso que nos sacuda de las solapas y produzca un shock de modernidad. Estos fueron los principales puntos de su discurso:

-A espaldas de la realidad: “Cualquiera que viaje un poco, y yo he tenido la oportunidad de hacerlo bastante, se dará cuenta de que todo está cambiando a gran velocidad, pero aquí parece que no nos esteramos de lo que está pasando. Estamos a 5 minutos de grandes transformaciones y nos pilla con la vieja mentalidad… Todo lo que ocurre está a punto de ser superado por lo que va a ocurrir” y nosotros seguimos anclados en viejas prácticas que, de seguir así, nos llevarán a un país de bares. Bar España, lo llamó Iñaki Gabilondo.

-El cortoplacismo: “Yo creo que el corto plazo nos está matando y de eso vive la política. Aquí el fin del mundo es la próxima cita electoral. Cuando se opera en el cortoplacismo se vive lejos de la realidad, hay que estar con los pies en el suelo cargados de realismo, pero también hay que ponerse de puntillas y mirar lejos, hay que soñar, lo que no se sueña no se inventa".

-La actitud: “No se trata solo de mejorar los ratios y las cifras, que también porque estamos muy por debajo del esfuerzo de otros países, pero el problema no se soluciona con eso. Tenemos que cambiar nuestra actitud ante el futuro, la innovación, el desarrollo…no podemos conformarnos con la calderilla de subir un 0,3 aquí y un 0,2 allá”.

-Aprender a sumar: “Hay muchísimas iniciativas en España, de todo tipo, pero están descoordinadas entre sí. Existe la necesidad de construir pasarelas y puentes que establezcan sinergias y unifique el esfuerzo de todas las iniciativas...Aquí hace tiempo que aprendimos a restar, pero nos falta aprender a sumar. El problema es conjunto. Ustedes no pueden reunirse como una asociación secreta para hablar de lo que ya saben, como una insularidad intelectual” tienen que enterarse todos.

-Shock educativo: El shock de la modernidad pasa también por la agitación del sistema educativo. “Nos la jugamos por completo”, se dirigió Gabilondo a la audiencia estudiantil. “A los muchachos jóvenes que me estén oyendo les animo a emprender, a arriesgar, a romper. Que se asomen y olfateen el cambio. Ya no existen trabajos seguros. Ya no se llama trabajo a la oficina que está debajo de tu casa. Sabemos que el 60% de los trabajos  que habrá dentro de 20 años no los conocemos y que las empresas más punteras del mundo todavía no se han fundado, todo eso lo sabemos y lo estamos viendo, pero seguimos como si nada y esto no es posible. Hay que arriesgar, cambiar de mentalidad, crear porque el futuro también está lleno de oportunidades”.

-La noticia es que “así no podemos seguir porque nos espera un futuro muy desafiante”. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Inversión

Este fue el tema de la última mesa celebrada que coordinó Raúl Mata, CEO y fundador de eGauss y en la que participaron, por Spype,  Manuel Moreno,en representación del grupo Z, y Daniel de Carvajal CEO en Trappit. Así, mientras que el primero habló de las características principales del media for equity como forma de inversión de los medios de comunicación en startups a cambio de comunicación publicidad, Daniel Carvajal contó su historia como emprendedor y fundador de una empresa que se ha pasado por cientos de vicisitudes y ejemplo de startup, la de David, que ha conseguido sentar en el banquillo a un Goliat de la talla de American Express por estafa.

Como esta parte estaba abierta a la participación y preguntas del público extraemos las dos conclusiones principales de los ponentes participantes.

-El media for equity no es para ganar clientes: Esta es la idea en la que más insistió Manuel Montero. “Los medios de comunicación somos buenos para generar contenidos de valor y crear marca, no para captar clientes”.

-La inversión en cada etapa: Expuso el tema David Carvajal partiendo de su experiencia personal. “Decidir ser emprendedor ya de por sí es una complicación. La primera fase, la de las 3 F’s, tal vez sea la más sencilla, porque no tienes obligaciones con terceros, la empresa es tuya y si cerramos ya está. El problema está en la primera ronda de financiación aunque, si es cierto que nos costó conseguir que entrase un fondo, una vez que los consigues todos llegan detrás. Entonces te encuentras con el problema de a quién eliges. Qué dinero vale más, quien te aporta más. Eliges a unos y dejas fuera a otros socios con los que sabes que ya no vas a poder contar, es una decisión complicada. Pero lo complicado de verdad ha sido la ronda que acabo de cerrar. Han sido 10 meses de auditoría donde hemos tenido que explicar con pelos y señales todos los pasos dados y cómo hemos gastado el dinero de la ronda anterior. Es un fondo con mucho prestigio y mucha capacidad, pero nos ha tocado trabajar también mucho y desatender otras cosas. Lo bueno es que nos ha servido también como auditoría interna y poner toda la empresa en orden”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Financiación

Rodrigo Recondo, presidente del Instituto de Capital Riesgo  (Incari) y director de la revista Capital Riesgo, Emma Fernández, managing partner at Kleinrock advisors y ex senior executive vicepresidenta de Indra y Senén Barro, director general de RedEmprendia y ex rector de la Universidad de Santiago de Compostela, fueron quieres abordaron el tema de la financiación empresarial en una mesa que moderó de nuevo Alejandro Vesga. También de ella salieron reflexiones interesantes y algunas deficiencias que requieren de una revisión.

-Falta de talento para escalar: “Somos capaces de crear un número importante de empresas al año, ya casi comparable a otros lugares del entorno europeo, pero muchas se quedan por el camino. Yo creo que falta de talento para escalar empresas, que no es el mismo que hace falta para crearlas”, dijo Senén Barro.

- Innovación más incremental que transformadora. Observó también Senén Barro que la innovación que practicamos aquí tiende se ser más incremental que transformadora o disruptiva que es por la que apuestan las fuertes inversoras.

-Desconexión entre la Universidad y el mercado. “Más del 70% de la producción científica procede de la Universidad. La falta de conocimiento no es, pues, el problema. La asignatura pendiente es transferir ese conocimiento al tejido productivo y a la sociedad en general”, aseguró el ex rector de la Universidad de Santiago.

-Vocación local: Aunque cada vez son más las startups que incorporan la internacionalización en sus planes de empresa desde el minuto 1, todavía quedan muchas que restringen su ambición al mercado local. “Estamos en momentos de cambio y de redefinición. La competencia ya no es local, es global, y es a ese mercado al que tenemos que apuntar. Los unicornios no vienen de España, ni de Europa, la mayoría llegan de EE.UU o Asia, que tienen mercados más grandes. Por esos hay que apostar”, dijo Emma Fernández.

-Más capital para las fases pre y seed: Coincidieron todos en resaltar que, actualmente, ers más fácil encontrar financiación para el arranque de proyectos que para la consolidación de los mismos. Culpa, en parte, de que los fondos requeridos son mucho mayores, aunque hay quien apunta a la ausencia de proyectos realmente potentes. Una creencia de Barro desmontó argumentando la entrada  de fondos internacionales para invertir en algunas de nuestras startups.

-Más fácil para las B2C que para las B2C. “Me encuentro con un entorno donde la financiación es relativamente sencilla para proyecto business tipo marketplace o B2C pero, en general, es mucho más difícil para modelos B2B y negocios de base tecnológica. Sobre todo aquellos que requieren plazos de desarrollo más largos, que necesitan más etapas y más prototipos para estar seguro antes de lanzar al mercado”, afirmó Emma Fernández.

-A mayor complejidad tecnológica menor inversión: Esta fue otra de las observaciones de Emma Fernández.

-Evitan el Venture Capital.  Aseguró por su parte Rodrigo Redondo que en España son todavía pocas las empresas que recurren al capital riesgo para crecer pero que ellos cumplen un papel determinante “aunque las empresas en fase de desarrollo no son noticia”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La transformación digital

Javier Pérez Trujillo, diirector de la OTRI UCM, fue quien se encargó de moderar la mesa referente a la transformación digital en la que participaron como ponentes Tommaso Canonici, director Opinno Europa, Diego Saez de Eguilaz Camara, socio director de MESbook Alberto de Torres Managing Academic Executive Programs y profesor asociado en ICEMD y Angel Uzquiza, director de Innovación en Santa Lucía Seguros y responsable de Santalucía Impulsa  Estas fueron sus principales aportaciones:

-La exigua digitalización de las empresas: “La transformación digital de una empresa no consiste sólo en lanzar una app, diseñar una web o crear un  ecommerce. La digitalización va más allá y debe revolucionar toda la cadena de valor de una empresa, desde el almacén hasta el servicio y el producto dentro de la casa del cliente”, dijo Tommaso Canonici.

-El problema en la industria. Experto en el ámbito de la industria 4.0, Diego Saez de Eguilaz aseguró que la falta de digitalización es aún más grave en el entorno en el que se mueve. “En España hay 15.000 empresas industriales de las cuales, el 95%, no han introducido digitalización alguna en la parte de producción. No saben de IoT, de mecatrónica, de sistematización de procesos…En la parte comercial están mejor, pero es como si existiesen dos mundos distintos donde las oficinas van por un lado y la fábrica por otro. Tampoco hay que culparles totalmente de ello porque es gente que trabaja mucho y sólo piensan en aumentar la productividad, la calidad y la cuenta de resultados inmediata. El panorama es desolador”, dijo.

-Falta de ayudas para la transformación: Entiende Alberto de Torres que en las pymes, "aunque no nos guste, es importante en corto plazo para seguir adelante y que apenas disponen de tiempo para dejar lo que es urgente y ponerse con lo que es importante, pero “¿quién paga la fiesta?” es la pregunta de planteó. Para ello alentó a arbitrar medidas de ayuda a la transformación de la cultura interna y modelos de negocio de las pymes.  Ayudas que deben proceder tanto del ámbito público como de la parte privada dentro de ese ecosistema bienintencionado y de ganancias compartidas por el que se aboga.

-Falta urgente de perfiles adecuados. Este es uno de los problemas considerado entre los más graves del momento. “Se estima que de aquí a 5 años harán falta 4 millones de profesionales para cubrir puestos de trabajo relacionados con la digitalización”, dijo Tommaso Canonici. El problema se acentúa porque las empresas ya no tienen tiempo de esperar a que se cree ese grado formativo en las Universidades y salgan las primeras promociones porque la necesidad la tienen ya. Propuestas para solucionarlo se pusieron bastantes sobre la mesa, desde que las empresas crearan sus propias universidades internas para preparar a profesionales cualificados y cubrir sus necesidades, hasta organizar grados de Formación Profesional, como ha hecho en Opinno, o celebrar Hackathons o eventos similares que les ayuden a identificar profesionales del tipo que sea con esa capa de digitalización que hace falta.

-Abordaje holístico: En el caso de Santalucía Ángel Uzquiza comentó que la aseguradora está abordando la digitalización desde 4 ámbitos: Diseño de nuevos productos y servicios basándonos en metodologías ágiles; difusión de la cultura de la innovación dentro de una empresa que tiene 7000 empleados; acercamiento al ecosistema emprendedor de manera directa a través de la creación de la aceleradora y lo que se conoce como innovación abierta, “acercándonos a la cocreación con empresas grandes ya establecidas y a las universidades para crear cosas nuevas”. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El talento

La creación del conocimiento, la promoción de la cultura emprendedora o la captación de talento para las empresas fueron algunos de los temas abordados en este segundo bloque que moderó Alejandro Vesga y en el que intervinieron, como ponentes, Javier García Martínez, premio TR 35 Award del MIT y fundador de Rive Technology,  Marta Villanueva, directora general de la Asociación Española para la Calidad (AEC) y Josep M. Piqué, presidente internacional Association of Science Parks and areas of innovation. Estas fueron las principales conclusiones:

-Desfase del sistema educativo: “Si la pregunta es si el sistema educativo actual consigue gestar talento disruptivo, la respuesta es no, menos en los niveles que necesitamos. Pero eso es lo que cabe esperar de un sistema que fue concebido para preparar a los profesionales de la revolución industrial y no para crear gente incómoda, que es lo que produce el talento disruptivo”. Observó, Javier García Martínez, así mismo, que los descubrimientos y aportaciones más interesantes en España no están sucediendo en nuestras universidades como ocurre en otros puntos, citando como ejemplos Stanford en Silicon Valley, el MIT en Boston o la Universidad de Israel. “Las Universidades puede cambiar el mundo”, fue su llamamiento.

-Miopía y vista cansada: Conforme con la opinión de Javier Martínez, abundó Marta Villanueva en que “aquí no es que tengamos solo un problema de miopía que nos impide ver a largo plazo, es que padecemos también vista cansada que afecta ya a distancia corta. El cambio nos está desbordando y no queremos verlo”.

-Ausencia de un modelo: Insistió también Villanueva en potenciar una cultura emprendedora que integre a todos los actores. “Hay iniciativas particulares muy interesantes, pero como no tenemos un modelo concreto, no se comparten con una visión conjunta. Es un problema, no es que nos falte talento es que no se desarrolla todo en la misma dirección”.

-Falta proyección hacia el futuro. Contó Josep M. Piqué que el año pasado había tenido la oportunidad de visitar 20 ecosistemas emprendedores de todo el mundo, “y en todos los territorios había una constante: todos están proyectados hacia el futuro”.

-Talento como materia prima: El binomio talento/tecnología es, en opinión de Josep M. Piqué lo que posibilita el progreso de los países. En nuestro caso particular habría que intervenir en el talento desde un doble ámbito: el de las escuelas, donde ya no podemos limitarnos a transferir conocimiento sino que hay que plantear retos reales a los alumnos porque ellos son responsables de la transformación, y en las universidades donde, “aunque se han hecho muchos deberes” falta todavía inculcar la cultura del emprendimiento. Como propuesta disruptiva propuso no conceder el título de graduación a ningún alumno sin haber diseñado antes un concepto de negocio, del tipo que sea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión