20 estrategias para que tu pyme sea socialmente responsable

Al margen de debates teóricos sobre qué es la responsabilidad social de las empresas, si debe formar parte de una norma de obligado cumplimiento o si… te ofrecemos 20 estrategias para que las pongas en práctica en tu empresa y empieces a dar los primeros pasos para ser responsable socialmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

1) Flexibilidad horaria y plan de permisos y vacaciones

Márcate el objetivo claro de tener un plan de conciliación familiar y laboral real, sin olvidar la productividad de la plantilla. Habla con tus empleados para conocer sus circunstancias personales (niños, familiares enfermos y/o dependientes, lugares de residencia…) e intenta diseñar planes conjuntos de flexibilidad horaria para las entradas y salidas, así como de turnos intensivos en los casos que fuera necesario. Establece calendarios consensuados de vacaciones con la posibilidad de rotaciones o cambios entre los propios empleados.

2) Teletrabajo

Intenta implantar el teletrabajo. No es necesario que sea con todos los trabajadores, porque depende de sus tareas específicas, pero habrá áreas de actividad de tu empresa en las que sí sería factible y productivo acogerse a esta opción. No obstante, para lograrlo debes invertir en movilidad. No es necesario que destines mucho capital en tecnologías, ya que puedes hacerlo a través del renting con tu distribuidor informático para el alquiler de los equipos. Otra posibilidad es que hables con aquellos empleados que puedan y quieran teletrabajar y saber si cuentan con ordenador u otros dispositivos electrónicos. En esos casos, podríais valorar la posibilidad de que la empresa costee parte de los gastos (llamadas telefónicas, banda ancha, software y aplicaciones, etc.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

3) Desarrollo profesional y personal de los empleados

Otra opción es que implantes planes formativos específicos para que el desarrollo personal y profesional de tus empleados crezca. Primero, céntrate en formación relacionada con sus tareas concretas y, después, con conocimientos complementarios, tanto para su carrera profesional 
como personal. Para la formación, busca acuerdos de colaboración e intercambio con tus proveedores, socios y clientes.

4) Prevención de riesgos laborales

Aunque es una norma de obligado cumplimiento, muchas veces se olvida y se suaviza. Debe formar parte del código de conducta de tu empresa.

5) Servicios sociosanitarios

Negocia seguros de salud para tus empleados, así como servicio de guardería, si lo necesitan.

6) Entornos sostenibles

Redecora la oficina hacia entornos sostenibles que persigan la comunicación entre los empleados. Busca acuerdos con parkings y restaurantes de la zona para rentabilizar la jornada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

7) Diálogo con los equipos

Potencia la comunicación con los empleados y sus representantes.

8) Código de conducta


Como hemos destacado al principio, es la base sobre la que debe girar tu actitud responsable. En el mercado existen manuales para elaborar guías de sostenibilidad. No obstante, evita ser pretencioso y redacta un código acorde a la dimensión de tu organización. En él recoge las normas de comportamiento internas y externas. Consénsualas con tu plantilla y permite a tus empleados que aporten ideas y cambios. Una vez aprobado el código, debe ser de obligado cumplimiento no sólo para ti y tus empleados, sino también para todos los grupos de interés con los que te relaciones.

9) Buenas prácticas y alianzas

Persigue que tus productos y/o servicios se desarrollen y promuevan buenas prácticas, acorde con tu código de conducta. Es decir, que no sólo te debe interesar el resultado final de tu producto y/o servicio sino todo el proceso, desde que nace hasta que llega a manos del consumidor. Y debes cuidar que ese proceso sea lo más responsable posible. En ese sentido, exige a tus proveedores que hagan lo mismo con sus productos y servicios. Busca alianzas con empresas y clientes que trabajen con esos mismos objetivos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

10) No ‘agresión’ ni competencia desleal sino ‘coopetición’

Huye y evita la competencia desleal y el juego sucio en el mercado y contra tus competidores. Potencia la coopetición, es decir, coopera para competir. De esa forma, ampliarás el mercado y tu rentabilidad.

11) Cumple los plazos de entrega y de pago (evita ser un moroso)

Si no quieres que te ocurra a ti, da ejemplo. Sé escrupuloso en cumplir los plazos de entrega a los que hayas llegado con tus proveedores, socios y clientes, así como con los pagos.

12) Canales de información y comunicación con clientes y consumidores

No basta con vender un producto y/o servicio. Debes establecer canales de comunicación fluida con tus clientes y consumidores finales. Anímales a que aporten ideas y participen de alguna forma en la gestión de tu empresa. También atiende y resuelve sus quejas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

13) Transparente en la gestión y en la contabilidad

Presume de ser transparente en la gestión y en la comunicación pública de lo que hace tu empresa, así como de su cuenta de resultados.

14) Cumple con la ley

Aunque parezca una obviedad, muchas empresas se saltan la ley (fiscal, contable, social, etc.). Cúmplelas y exígeselas a tus socios.

15) Colabora con ONG

Una opción es donar dinero a un proyecto solidario relacionado con la actividad de tu empresa o con cualquier otro tema. Si no quieres o no puedes dar dinero, queda la opción de contribuir con proyectos solidarios o con organizaciones no gubernamentales cediendo equipos, infraestructuras o material de tu empresa. También puedes colaborar a través de la participación de tus empleados en actividades de ayuda a proyectos y ONG.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

16) Colabora con colectivos de afectados

Otra posibilidad es crear una fundación o una institución que favorezca el estudio, la promoción y la colaboración con asociaciones de personas con problemas. Por ejemplo, si tu empresa trabaja en el sector de bebidas, puedes colaborar con un hospital de tetrapléjicos, un departamento de investigación de motricidad o una organización dedicada a la investigación de la seguridad vial, bien con dinero, becas de estudio o con profesionales, entre otras medidas.

17) Busca tu patrocinio

Si los recursos no te llegan para crear y gestionar una fundación puedes convocar un premio o patrocinar otro ya existente relacionado con tu actividad de negocio. Así, potenciarás los valores 
y la reputación de tu empresa.

18) Respeto y recuperación del medio ambiente

Si quieres ser responsable en este área, lo primero es que tu empresa sea respetuosa con el medio ambiente. Dependiendo de la actividad a la que te dediques, implanta dentro de tu organización planes de ahorro energético, de recuperación de residuos y de reutilización. Integra en ellos a todos tus empleados. También puedes promover buenas prácticas medioambientales a través de tus productos y/o servicios. Otra posibilidad medioambiental es colaborar con algún proyecto de este tipo, bien con dinero o con donación de material informativo. También puedes animar a tus empleados a que colaboren de forma activa con alguna organización especializada en esa materia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

19) Integra a colectivos desfavorecidos

Otra decisión de responsabilidad corporativa consiste en contratar a personas de colectivos desfavorecidos (inmigrantes, ex reclusos, víctimas de violencia de genero, discapacitados y desempleados, entre otros). En la mayoría de los casos, existen incentivos fiscales y sociales para aquellas empresas que contraten a estos colectivos. En el caso de los discapacitados, por ejemplo, la ley obliga a las empresas de más de 50 empleados a reservar el 2% de la plantilla a esos trabajadores.

20) Inversión y compras responsables

Promueve la inversión en empresas responsables y rodéate de proveedores y socios que defiendan esa idea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing