Falsos mitos sobre lo que necesita un candidato para trabajar en una startup

En ocasiones se pone excesivo énfasis en la experiencia formal y el perfil de los candidatos. Excesivo. La realidad es otra. Si necesitas contratar, escucha estos consejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Experiencia en una startup de éxito

En la revisión de su bestseller El arte de empezar (Deusto, 2016), el emprendedor en serie y experto en creación de empresas Guy Kawasaki hace un repaso a los seis mitos que giran en torno a quién puede y quién no puede trabajar en una startup.

"La gente pone excesivo énfasis en la experiencia formal y en el perfil de los candidatos. A veces merece la pena ignorar la ausencia de un perfil perfecto y relevante, mientras que en otras merece la pena ignorar la presencia de un perfil perfecto y relevante", asegura este experto en creación de empresas.

Arranca con el mito de la experiencia en una startup de éxito. "La gente que trabajó en una determinada empresa cuando esta alcanzó el éxito no tuvo por qué contribuir necesariamente a la consecución de ese éxito", plantea.

Experiencia en una empresa grande

"Trabajar en una empresa grande no es un elemento de predicción fiable para alcanzar el éxito en un entorno de startups. Las habilidades necesarias son distintas en cada contexto. Un vicepresidente de Google tal vez no sea la persona adecuada para una organización que de momento sólo cuenta con dos tipos trabajando en un garaje...", bromea.

Experiencia en una empresa fracasada

"Este es el reverso de la moneda de la experiencia de una startup de éxito o en una empresa grande. El fracaso puede habber sido consecuencia de muchos factores, y tal vez el candidato fuera uno de ellos. O no. El fracaso, sin embargo, suele ser mejor maestro que el éxito, sobre todo cuando el fracaso se produce en la empresa de otros", sigue este autor en su libro.

Perfil educativo

"Se trata de fichar gente inteligente, no necesariamente gente con títulos. Son cosas distintas. Steve Jobs nunca terminó sus estudios en Reed College. La mitad de los ingenieros de la Macintosh Division no terminó sus estudios universitarios. Yo dejé la carrera de Derecho a medias y me rechazaron en la Stanford Business School", asegura.

Experiencia en la misma función

"La experiencia funcional también es un arma de doble filo. Apple contrató en una ocasión un ejecutivo del sector de los tampones porque creía que necesitaba a una persona con experiencia en marketing de productos encajados para vender los Mac como si fuera compresas. Pero resultó que su experiencia no era transferible al sector de los ordenadores... Hay muchos puestos, como los relacionados con la contabilidad, que exigen un conjunto de habilidades concretas, pero la mayoría de los puestos de una startup, lo más efectivo es hacerse con el mejor deportista", plantea.

Experiencia en el mismo sector

"La experiencia en el sector es otra arma de doble filo. Por un lado, comprender el sector y tener ya relaciones en él resulta útil. Pero, por otro lado, un candidato que se aferre a su forma de pensar sobre el sector, puede acabar siendo un problema... Considera, una vez más, la estrategia del mejor deportista", concluye.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Habilidades