6 secretos para desarrollar una autoestima sana

Una buena autoestima te ayuda a aprender de los errores sin magnificarlos ni dejarte bloquear por ellos. Isabel Pintor, psicóloga y psicoterapeuta de la empresa Ipsimed, descubre los sectetos de la autoestima sana, útil en los momentos de adversidad de los emprendedores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Borrón y cuenta nueva

Conviene detectar cuáles han sido los mensajes que nos han ido transmitiendo desde la infancia hasta llegar a interiorizarlos. Algunos son positivos pero otros no. De ti depende que sean erróneos al no aceptarlos como ciertos.

“Trata de analizarlos objetivamente y ver si siguen vigentes. Quizá estamos utilizando la misma fórmula que hace muchos años y ya es hora de cambiar. Aquí es cuando aparece la creatividad, el ser capaz de desarrollar talentos todavía latentes. Tener confianza en nuestra capacidad para resolver nuestros problemas, sin dejarnos acobardar por los fracasos o dificultades, es lo que nos va a ayudar a buscar nuevas soluciones y empujarnos a emprender y a seguir creciendo”, dice la terapeuta Isabel Pintor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reestructurar la manera de pensar

El pensamiento ejerce un gran poder sobre nuestras acciones. Albert Ellis, psicólogo fundador del cognitivismo, fue uno de los primeros en distinguir entre el pensamiento racional e irracional. En el segundo modelo predominan los pensamientos de tipo absolutista, inculpatorios, generalizados y quejoso. Se incluirían aquí frases como “tengoque hacer bien todas las tareas”, propia del perfeccionista, o “para ser valioso tengo que conseguir todo lo que me propongo” y, en consecuencia, que el mundo me trate bien.

En el polo opuesto estaría el pensamiento racional que es el que te dice que el control sobre lo irracional lo tienes tú y que la capacidad de cambio es solo tuya, sin necesidad de inflar demasiado el ego. “Todos tenemos límites-recuerda Pintor- Entonces, la frase “tengo que hacer bien todas las tareas” podría sustituirse por la de “Pues no, me doy permiso parahaceralgo mal”. Tú decides qué quieres pensar y cómo cambiar tus esquemas mentales. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Desarrollar habilidades específicas

Nada animas más la autoestima que la superación de retos personales. Ya se ha hablado del poder del pensamiento, pero de poco a nada sirve si no conduce a la acción. “Está bien reconocer que tu nivel de inglés es medio tirando a bajo, pero lo positivo es hacerlo cuando te matriculas en un centro para que te asignen el nivel que te corresponde. Ello significará que estás dispuesto a superar una deficiencia”. La ampliación de conocimientos y adquirir nuevas habilidades es un buen recurso para ganar confianza y satisfacción consigo mismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mitiga ciertas emociones

No sólo los pensamientos, también a las emociones hay que saber escucharlas. El consejo que suelen dar los psicólogos respecto a las emociones es que hay que aceptarlas y dejar que fluyan todas, positivas y negativas, para luego mezclarlas muy bien en la coctelera de manera que ninguno de los componentes imponga su sabor sobre el resto.Esto es lo que sucede cuando dejamos que una emoción domine sobre el resto y se apodere de nuestro temperamento y toma de decisiones.

Isabel Pintor habla del sentimiento de culpa como uno de los que más limitantes para emprendedor. “Habría que analizar de dónde viene y cómo superarlo”. En cualquier caso, ninguna emoción -buena o mala- es perjudicial en sí misma. Tanto sentimos ira como amor y todas valen si se dosifican en su justa medida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aceptar los propios deseos

Ocurre a veces, según Isabel Pintor, que “tendemos a escandalizarnos de nuestros propios deseos”. Con esto pasa lo mismo que con las emociones, tampoco los deseos hay que rechazarlos sino “dialogar con ellos. Las cosas no hay que cortarlas. Es preferible integrarlas”.

Debemos recordar que el deseo puede revolucionar nuestras vidas. En el caso de un emprendedor, el enfrentamiento puede surgir entre el sueño de acometer un negocio, equivalente a su sueño, y el temor a perder lo que ya tiene seguro, como pueden ser bienes o familia. Abrazar el deseo es, en parte, dejar de lado lo que nos daba seguridad y añadir algo que creemos que nos falta para ser felices. El miedo, por el contrario, es lo que atenaza para arriesgarte a una posible pérdida. Parece que lo uno suma y lo otro resta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aumentar la asertividad

La cualidad de una persona asertiva radica en su capacidad de expresar con firmeza lo que quiere decir, sea para bien o para mal. Es una manera de combatir la propia manipulación y la de los demás. Para desarrollarla es preciso tener clara, primera, nuestra escala de valores y, conforme a ello, tomar decisiones procurando no desviarte.

Cuanto más la practiques en el día a día más se desarrollará este músculo. ¿Cómo? Según Isabel Pintor, "sabiendo decir no, pedir lo que necesitas, reaccionar ante un ataque o expresar los sentimientos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión