Cómo puedes vender más a través de Google Shopping

Google Shopping es el servicio que ofrece Google a los usuarios que buscan un artículo determinado y que se ha convertido en un potente comparador de precios al que le acompaña la marca o el establecimiento que los distribuye. Para los anunciantes, aparecer en Google Shopping es un potente escaparate porque, en una búsqueda por artículos, es la primera opción que aparece en la parte superior de la pantalla de resultados, por encima de los anuncios de Adwords o de los resultados orgánicos, o como destacados en la parte derecha de la pantalla. Son anuncios muy visuales dado que incluyen ficha de producto. De esta manera, el usuario puede comprobar de un simple vistazo que realmente se le está ofreciendo el producto que está buscando.  En la agencia especializada Kuombo explican cómo funciona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diferencias entre Google Shopping y Adwords

Principalmente las diferencias son el tipo de anuncio, y sobre todo el tipo de pujas. Mientras que en Google Adwords se puja por las palabras clave, en Google Shopping se puja por producto y no está permitido añadir palabras clave, únicamente palabras clave negativas, es decir aquellas por las que no nos interesa que se muestren nuestros anuncios.

Abrir tu cuenta

Google Merchant Center: El primer paso para configurar una campaña de Google Shopping es tener cuenta en Google Merchant Center, que es la herramienta a través de la cual facilitamos a Google los datos de nuestra tienda y de nuestros productos.

Cumplimenta los datos de nuestra tienda. Aquí es donde se aporta la información acerca del comercio (nombre de la tienda, URL de la web que debemos verificar y reclamar, dirección, datos de contacto, zona horaria e idioma).

Cumplir con los requisitos de Google Merchant. Hay que facilitar este tipo de información verificada porque, en caso contrario, se corre el riesgo de que suspendan nuestra cuenta. Los principales requisitos son: información de contacto precisa, proceso de pago a través de un servidor de procesamiento seguro, es decir, que aparezca en la barra del buscador -https://-), política de devolución clara y visible para los usuarios y proceso de pago que se pueda completar correctamente.

Feed de datos

Un feed de datos es un archivo que hay que subir a Merchant Center con toda la información sobre los productos que queremos anunciar. Este archivo se acepta en formato de texto (.txt) o xml (.xml). El feed de datos debe contener información actualizada sobre precios, disponibilidad, gastos de envío y esta información debe ser idéntica a la de la ficha de producto en la web. Toda esta información o características de nuestros productos son los atributos del feed de datos.

Existen atributos obligatorios como son título, descripción, link, precio o disponibilidad y otros que son aconsejables como categoría en google product o  enlace móvil. No obstante, en Kuombo recuerdan que es recomendable completar todos los campos de los que tengamos disponible la información. En la página de ayuda de Google puedes encontrar información referente a las políticas de Shopping actualizadas para evitar la suspensión del feed o de la cuenta de Merchant Center.

Es importante tener optimizado el feed de datos, pues su nivel de calidad va a influir directamente en el nivel de calidad de nuestra campaña de Google Shooping. Asiduamente debemos revisar desde Google Merchant la pestaña “Diagnóstico” para revisar los Errores y Advertencias indicados y corregirlos.

Crear en Adwords la campaña de Shopping

Ya todo listo para vender en Google Shopping, sólo falta crear una campaña Adwords. Algunos consejos que facilita Kuombo para que nuestra campaña sea todo un éxito son:

-Segmentar nuestra campaña en diferentes grupos de anuncios en función de las diferentes categorías de producto.

-También es muy útil las etiquetas personalizadas (Custom Labels) para crear una buena estructura de grupos de anuncios. De esta forma podemos pujar de manera diferente en función del ROI de cada categoría de producto.

-Ajustar las pujas de cpc. Es fundamental pujar de manera diferente en función de los distintos rendimientos: días y horas, tipo de dispositivo, ROI de cada categoría de producto o grupo de anuncios.

-Medir y analizar. Es primordial la medición de resultados, el análisis de estos datos nos permitirá corregir y optimizar el rendimiento de la campaña.

Cuándo pagas

Si al final está interesado en el producto, cuando haga clic Google lo envía a la web del anunciante. Así que para obtener los mejores resultados, debemos tener optimizada la web para que el usuario acabe convirtiendo, es decir, comprando nuestros productos. El anunciante paga cuando los anunciantes hagan clic para ir a su sitio web o ver su inventario local. Así puedes ver también ver lo que funciona y lo que no.

El Seller Ratings

Si en Google Shopping ya hemos dicho que lo que primaba eran los precios de los artículos, en el sistema de Seller Ratings lo que se tiene en cuenta para posicionar a las empresas son las opiniones de los usuarios. Los Seller Rating se visualizan a través de las estrellitas en amarillo que aparecen debajo de los anuncios de texto.  Se corresponden con las valoraciones del vendedor y, según aseguran en Google, “recopila las valoraciones de fuentes reconocidas que agrupan reseñas sobre empresas”. Puedes consultar más información en este enlace. Estas valoraciones también se incluyen en los vendedores de Google Shopping

Hasta hace poco contar con 30 opiniones era suficiente para beneficiarte del sistema pero, desde hace unos meses, se necesitan al menos 150 comentarios emitidos en los últimos 12 meses, explica Alejandro Ferrari”, de Opiniones Verificadas . Otro requisito es disponer de una puntuación media mínima de 3,5 estrellas de un total de 5.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Gestión