5 costes que olvidan los emprendedores novatos en sus planes de negocio

Hay gastos puntuales, muy vinculados con la evolución del negocio que no se van a olvidar. Por ejemplo, una campaña de marketing o externalizar un servicio. Pero hay otra serie de gastos, y no hablamos de gastos ocultos, que se quedan muchas veces en el tintero a la hora de evaluar la viabilidad de un negocio. En su manual práctico Cómo Calcular Costes, los expertos en planificación empresarial del IGAPE advierten sobre estos cinco costes de los negocios. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Capacidad de producción real y ociosa

“Se entiende por capacidad ociosa, la capacidad instalada de producción de una empresa que no se utiliza o que se infrautiliza. Toda empresa, para poder operar, requiere de unas instalaciones que conforman su capacidad productiva. Lo ideal es que las instalaciones sean aprovechadas un 100%, algo que no siempre sucede, ya sea por falta de planificación o por situaciones ajenas al control de la empresa”, explica esta guía elaborada por los expertos en creación de empresa del IGAPE.

“La capacidad ociosa le representa a la empresa un alto coste financiero, puesto que las instalaciones no utilizadas requieren mantenimiento, se deterioran y posiblemente queden obsoletas antes de generar alguna renta a la empresa”, continúan.

“Quizás la principal razón por la que no se utiliza el 100% de la capacidad instalada de una empresa es la falta de planificación, un deficiente estudio de mercado y fallos en las proyecciones de ventas. La capacidad ociosa se da cuando la empresa no utiliza la totalidad de sus instalaciones para operar, y la razón de esa infrautilización se debe a que la empresa no puede comercializar toda su producción”.

“Una empresa, que por ejemplo tiene capacidad para producir 10.000 unidades de un determinado bien, pero que solo puede vender 6.000, tendrá una capacidad ociosa de un 40%. En estos términos a la empresa le resulta menos oneroso no producir a su capacidad total que tener una gran cantidad de inventarios que posiblemente no los venda y que al final se pierden”.

“Si una empresa sólo vende 6.000 unidades y tiene una capacidad para producir 10.000, es evidente que no se hizo una correcta evaluación del mercado que podría cubrir. Lo ideal es que la empresa opere a un 100% y que, además, venda la totalidad de la producción”.

“Invertir más de lo que se requiere en instalaciones significa inmovilizar una cantidad importante de recursos que no le generan ningún ingreso a la empresa, sino al contrario, ya que le representa un coste adicional e innecesario”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Experiencia

“Con el paso del tiempo una empresa acumula experiencia en la producción de un determinado bien o servicio, lo que nos va a permitir reducir costes. Las economías de experiencia provienen de “aprender haciendo”, al igual que nos sucede en nuestra vida cotidiana, pues a medida que llevamos haciendo más tiempo las mismas cosas, las vamos haciendo mejor y en un tiempo mucho menor”, ponen sobre la mesa los expertos en esta guía.

“Esto mismo sucede en la empresa, ya que el incremento de la experiencia nos abre una posibilidad para reducir costes, pero, a diferencia de los otros factores que hemos visto, es muy difícil medir en que cuantía”.

“Por este motivo, a la hora de alcanzar nuestro objetivo de reducir costes, nos debemos centrar en otros factores como son una buena planificación, la adopción de nuevas tecnologías que permitan incrementar la productividad y la eliminación de todos los gastos que sean innecesarios en nuestra empresa. Cada uno de estos tres factores requiere la máxima atención del empresario, ya que la experiencia no produce estos efectos por si sola. Son otros los factores sobre los que incide la experiencia, como las habilidades, la creatividad y la innovación, no sólo del empresario sino de todos los que trabajan en ella”.

“La experiencia se adquiere incrementando los niveles de ventas a lo largo de los años. Cuanto mayor sea la experiencia acumulada, menores serán los costes de producción de cada unidad”. 

¿Qué ayuda a ganar experiencia? "La repetición de operaciones, la especialización del trabajo, la innovación en procesos, estandarización de esos procesos, aparición de nuevos materiales...".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Economías de escala

“Una economía de escala no es más que una disminución en el coste unitario en un determinado proceso productivo al aumentar su capacidad y su producción. Esto implica que un incremento simultáneo y en la misma proporción de los inputs que intervienen en un proceso productivo aumenta el output en una mayor proporción”.

“Descuentos en la compra de inputs. Una empresa grande puede obtener descuentos en el precio de los inputs cuando compra grandes volúmenes. Los descuentos son una práctica común entre las empresas suministradoras de inputs y las demandantes”.

“Inputs especializados. A medida que aumenta la escala de producción, la empresa puede disponer de trabajadores y máquinas más especializadas, lo que aumenta la eficiencia y reduce los costes”.

“Técnicas y sistemas de organización. A medida que aumenta la escala de producción, la empresa puede aplicar mejores técnicas para organizar sus activos productivos”. 

“Aprendizaje. El aprendizaje y la experiencia adquirida durante el proceso de producción favorece la reducción de costes”.

__________________________________________________

[AQUÍ PUEDES DESCARTARTE 5 PLANES DE NEGOCIO COMPLETOS]

_____________________________________________

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Coste de oportunidad

“El coste de oportunidad es el valor que se pudiera haber obtenido con una dedicación diferente de los recursos de la empresa. Por ejemplo, es el que refleja, cuando optamos por un trabajo determinado, la decisión de tener que prescindir de todos los trabajos que podríamos haber realizado de no haber adoptado esa particular opción. Es decir, existe una consecuencia adicional, un precio psicológico por así decirlo, que hay que pagar cuando hacemos una elección y no otra”.

“Entre esas alternativas deben considerarse, inclusive, cuestiones como el coste de trabajar horas extras, que se paga en forma de reducción de horas de ocio, descanso, diversión y hasta paz interior”.

“Las decisiones de inversión en inmovilizado son de las más importantes, por cuanto van a suponer una inmovilización de recursos por un tiempo largo. Este tipo de decisiones se apoya en una información futura sobre nuestra tesorería, la tasa de descuento, la tasa de inflación esperada, el tipo impositivo, el tiempo o vida útil de la inversión, el riesgo asociado a la inversión y otras consideraciones de carácter cualitativo”.

“Debe de quedar bien claro que cuando estamos analizando si debemos sustituir o no un equipo, no debemos, bajo ningún concepto, considerar el coste de adquisición del equipo viejo, ya que, aunque sólo esté parcialmente amortizado, tiene carácter de coste hundido y, por lo tanto, no es relevante para esta decisión”. 

“Otra situación en la que se plantean costes de oportunidad es la toma de decisiones ante la presencia de recursos escasos, donde no será suficiente con determinar el margen de contribución unitario (precio-coste variables unitario) de los productos, sino que habrá que determinar el margen de contribución por unidad de factor escaso. En estos casos, la rentabilidad de los productos viene dada en función de las unidades de recurso escaso que se consumen (horas, hombre, horas máquina, horas almacén, etc.)”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Oportunidad de crecimiento

“Una empresa no puede vivir estancada. Deberá marcarse unos objetivos o unas metas, porque si no estará condenada a desaparecer. Las empresas deben marcarse unos objetivos en los incrementos en su facturación, pudiendo para ello aumentar su cuota de mercado o aumentar el margen de sus operaciones. Este crecimiento deberá financiarse con los beneficios pasados, presentes o futuros; para cada nivel de crecimiento hay un margen de ganancia que nos proporciona los flujos necesarios para cubrir los costes que lleve asociados al crecimiento. Es lógico que para mayores niveles de crecimiento se necesiten márgenes de ganancia superiores, debido a que se deben realizar inversiones por un mayor importe”.

“Cuando hablamos de margen de ganancia nos referimos al margen no distribuido, es decir, el margen de ganancias destinado al crecimiento de la empresa, a nuevas inversiones, contrataciones de personal, estudios de mercado, abrir nuevos mercados, etc”. 

“A la hora de gestionar nuestra empresa, deberemos plantearnos unos objetivos de crecimiento, que deberán ser realistas y alcanzables. Deberemos analizar periódicamente las posibles desviaciones que produzcan esos objetivos y tomaremos las medidas oportunas para corregir estos errores”.

-------------------------------------------------------------------

[¿QUIERES SABER CÓMO HACER UN PLAN FINANCIERO SI ERES UN EMPRENDEDOR QUE NO SABE MUCHO DE FINANZAS]

-------------------------------------------------------------------

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas