Así ganarás visibilidad con tu negocio digital

Rafa Labrador se dedica a ayudar a ganar visibilidad a los negocios digitales y obtener así más ventas, que es de lo que se trata, aprovechando el SEO y el posicionamiento orgánico. Muchos de sus consejos de orientación los imparte a través de su web rafalabrador.com, pero algunos de los más importantes se recogen aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Técnicas básicas

Aplicar estrategias SEO en estados avanzados de un negocio no es tan sencillo. Lo normal es recurrir a la ayuda de algún profesional en la materia. Sin embargo, sí existen algunas prácticas que cualquiera podría poner en práctica sin contratar a nadie en las fases iniciales e ir posicionando tu empresa en los buscadores. Entre esos aspectos sencillos que el emprendedor digital debe tener en cuenta desde el principio Rafa Labrador refiere las siguientes:

-Tener una web sencilla.  Cuando más recargada sea, peor, porque la hará menos navegable, sobre todo desde el móvil, un aspecto que hay que cuidar. Procura entonces páginas ligeras, que no tarden mucho en cargar y donde la gente pueda identificar fácilmente lo que le interesa. Conviene, también, tratar las fotos antes de subirlas reduciendo el tamaño o la calidad de las mismas pasándolas a un formato jpg para fotos y png para transparencias.

-Un buen servidor o hosting: La primera recomendación en este apartado es ignorar los hosting o servidores baratos si no quieres que la página se esté cayendo cada dos por tres. “Esto es algo que molesta a Google tanto que puedes enfadar al buscador y, si se repite de forma sistemática la caída de la página, termina por no mostrarla”, recuerda Rafa labrador.

-Cuida la estructura de la web. Claro que hay páginas que, en función del negocio, son más complejas que otras, pero la estructura debe ser siempre sencilla y fácil tanto para los usuarios como para Google. Lo recomendable es que, desde el principio, los usuarios sepan qué información relevante van a encontrar en el sitio. Cuando hablamos de estructura hacemos referencia a las principales capas o partes que integran un texto.  Al estilo de un texto periodístico, empiezas por el antetítulo y el título (en la web sería el nivel H1) y sigues con la entradilla y el texto (H2) que, obviamente, debe estar en coherencia con lo que has anunciado al principio.

-El blog, sí o sí: No es que el blog sea imprescindible en toda página web, pero si quieres ganar posicionamiento, te facilitará mucho las cosas, sobre todo si tu intención es reforzar la marca personal.

-Contenidos evergreen: Es una tendencia que cada vez valora más Google. Se trata de aquellos contenidos atemporales por su alto valor didáctico. Los contenidos más valorados son aquellos que permanecen en el tiempo. Son temáticas que, además, puedes retomar pasado un tiempo y actualizarlas añadiendo contenido nuevo. Esto es porque Google busca que vayamos tendiendo a topics y nos especialicemos en temáticas determinadas. 

Palabras clave

Conviene también esforzarse en analizar e introducir en los textos, títulos y URL aquellas palabras clave que más suele consultar la gente en los buscadores. Estas son algunas de las recomendaciones de Labrador en este apartado.

-Palabras long tail o de larga cola: Son aquellas expresiones que todos usamos cuando queremos resolver algún problema o duda: Por ejemplo ¿Cómo se hace el nudo de la corbata” o, mejor aún, si te enfocas al mundo del emprendimiento, “los 10 influencers que tienes que seguir si quieres emprender”. Títulos como estos no sólo te procuran 10 enlaces y contactos nuevos sino que también aportas información de calidad.

-Herramientas: Hay muchas herramientas que te ayudan a identificar las palabras clave (keywords). Algunas son versiones gratuitas y otras de pago, aunque estas últimas suelen tener un contenido free (gratis) que te pueden ayudar en un principio. Google Analytics es la más utilizada de todas. Keywordtool.io es muy útil para el long-tail o Semrush, como herramienta integral de marketing. Existe otra forma sencilla de encontrar las palabras clave que es aceptando las primeras sugerencias que te proporciona el mismo buscador antes de completar lo que te interesa. Por ejemplo, si estás buscando “cómo escribir un blog” te saldrá antes la propuesta de “como escribir un libro o una carta”. El problema aquí es que el ordenador suele sugerirte en primer lugar las búsquedas propias, no las que hace la mayoría. Para consultar estas últimas, cualquier navegador tiene la opción de “abrir pestañas de incógnito” mostrándote, en lugar de las que ha guardado tuyas, las más consultadas en general. Es la mejor forma de no llevarte a engaño.

Para saber qué se busca más sirven también herramientas como Übersuggest, para obtener ideas de búsqueda o Keywords Everywhere.

-Priorizar el contenido sobre las palabras clave. Decir, por último, que aunque el uso de palabras clave te ayuda a que te encuentren con mayor facilidad, de poco servirá tanta estrategia cuando el usuario da con tu sitio o tu artículo y lo encuentra anodino, farragoso o falto de valor. Una vez puede que caiga, pero muchas más no.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Marketing