Si quieres hacer negocio fuera de tu país, sigue estas normas de protocolo internacional

¿Cuándo vestir frac, chaqué o con estilo informal? ¿Cómo estrechar la mano de nuestro interlocutor? ¿Cómo organizar una reunión? Son detalles de protocolo empresarial que, a veces, resultan imprescindibles para el éxito en los negocios. Muchas gestiones fracasan también por no darles la importancia que merecen. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alemania

- Llegar a las reuniones a las horas en punto, esperando unos momentos antes, si es preciso, por los alrededores.


- Llevar copias de los documentos a exponer para todos los asistentes a la reunión.

- Los alemanes son poco dados al humor en el trabajo y en las negociaciones.


- Les gusta delimitar muy bien su vida personal y familiar de la profesional.


- Los puntos de la reunión se planificarán conforme a una rigurosa agenda.

Portugal

- Si te invitan a cenar, tener preparadas unas palabras de agradecimiento y estar preparado para una larga sobremesa.


- Se almuerza alrededor de las 12. Todavía no está mal visto fumar.

- Los negocios y la vida privada tienen muchas interrelaciones.


- Las relaciones profesionales son informales y con un toque poco institucional.

- Las comidas de trabajo son frecuentes, aunque no se tomen grandes decisiones.

Japón

- Nunca dar propina a nadie, ni siquiera al botones que te lleva la maleta (se moriría de vergüenza).


- Dar siempre la tarjeta de visita (en tamaño japonés, más pequeño) al saludar por primera vez a una persona.

- Conviene que vayas con corbata, incluso en los ambientes más informales.


- Recuerda que los hombres de negocios pueden invitarte a algo así como una barra americana (está bien visto).

Reino Unido

- Dar siempre propina al peluquero, pero nunca en el pub.


- El whisky se bebe antes de comer y solo. No pedirlo en la sobremesa.

-No hablar de “los ingleses” en genérico (sobre todo se molestarán los escoceses).

- La impuntualidad es una gran muestra de descortesía. De 10 a 20 minutos es el límite de lo que se considera tolerable.

- El humor es muy importante. Siente verdadera aversión hacia la seriedad. 

China

- No pierdas nunca el contacto con el encargado de negocios de la Embajada española. Puede que te sean muy útiles sus consejos por la peculiar forma de hacer negocios de los chinos.

- Hazte con los servicios de un intérprete.

- No fuerces a los chinos a hablar de política. Es un asunto que prefieren eludir.


- Sea generoso y discreto con los regalos. La ostentación es algo que todavía no está bien visto en su sociedad.

Emiratos Árabes

- No abrir los regalos en público.


- No ensalzar la belleza de la esposa de nuestro anfitrión; el halago podría ser mal interpretado. Tampoco debemos besar en público a nuestra mujer.


- No hay que entrar directamente en el tema de la negociación. Es preferible que, en primer lugar, que agradezcamos su
 hospitalidad .


- Hacen muestra de una gran cordialidad, aunque son unos duros negociadores.

Paraguay

- Puede considerarse como normal acudir sin chaqueta, incluso a actos formales, empresariales e institucionales.


- Compartir el tereré (mate frío) en situaciones informales.

- Se puede ser algo impuntual, pero no olvidar que los funcionarios y los empresarios quieren olvidar esos tópicos.


- Las relaciones humanas son de gran importancia para hacer negocios. Se valoran mucho las muestras de afectividad.

Italia

- Veinte minutos es el límite máximo para llegar tarde a una cita.


- Los italianos son propensos al humor y a las nuevas ideas. Su filosofía empresarial se caracteriza por una gran inventiva.

- Las reuniones tienen una carácter informal y una escasa estructuración. Los debates suelen hacerse interminables.


- Aunque no son superficiales, son reyes de la apariencia externa.

- Son unos grandes conversadores.

EEUU

- Está bien visto decir unas palabras en
 americano, en vez de en inglés británico.

-  Ser directo y claro, pero sin excederse en la confianza. En las presentaciones formales, los hombres no besan a las mujeres.


- Ten en cuenta que tu interlocutor puede ser muy duro en las negociaciones, aunque antes se haya mostrado muy jovial.


- Aparente informalidad en la forma de vestir y en la etiqueta en general.


- Exigentes en cuanto a puntualidad.

Grecia

- El humor está muy presente en las conversaciones de negocios, al igual que en sus vidas privadas.


- Lenguaje con gran expresividad.

- La sobremesa puede extenderse, incluso durante varias horas.


- La formalidad del primer encuentro se transforma pronto en un tono desenfadado. Los colegas de similar edad y estatus se llaman por su nombre de pila.

- Exponen sus opiniones con vehemencia.

Los comportamientos más admirados

- Saber escuchar: mirar a los ojos, dejar acabar las frases, no hacer otra cosa a la vez, valorar la comunicación recibida.

- Saber hablar: modular el sonido de nuestra voz, hablar con decisión y claridad, seleccionar las palabras más adecuadas.

- Gestos de agradecimiento y notas de ánimo. Aplicar a todos los niveles: superiores y subordinados, clientes y proveedores.

- Valorar el tiempo de los demás: cumplir los horarios, definir la duración de las reuniones.

- Transmitir accesibilidad: devolver las llamadas, no interponer barreras en la comunicación.

Los comportamientos más rechazados

- Tardar más de 24 horas en devolver una llamada telefónica.

- No identificarse correctamente cuando se realiza una llamada y obligar al otro a preguntar con quién habla.

- Ponerse a hablar por el teléfono móvil en medio de una comida o reunión. 

- Interrumpir a nuestro interlocutor sin dejarle terminar la frase.

- Llevar una vestimenta inapropiada a la  ocasión, por exceso o por defecto.

- Ser desagradecido, no contestar a las invitaciones, aunque sea negativamente. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo